harry-meghan-gtres

Confesiones de un investigador privado

Los duques de Sussex responden tras saberse que fueron espiados por un tabloide británico

El Príncipe Harry y Meghan Markle denuncian las 'prácticas depredadoras' de la prensa sensacionalista en Reino Unido

por Martín Gálvez Piqueras

Los duques de Sussex se han pronunciado de manera tajante para criticar la supuesta mala praxis que habría utilizado un tabloide británico contra ellos, tras las revelaciones conocidas esta semana sobre los ataques que sufrió la pareja por parte de la prensa sensacionalista en Reino Unido en el año 2016. Ayer, el investigador privado estadounidense Daniel "Danno" Portley-Hanks acusó al periódico The Sun de haberle pagado en su día para que le entregara información privada y personal sobre Meghan Markle, poco después de que ella comenzara a salir con el Príncipe Harry. En dicho informe, destapado por The New York Times y BBC News, se incluían direcciones postales de la actriz, sus cuentas de correo electrónico, su número de seguridad social y la matrícula de su coche, así como los de su familia, amigos, de su exmarido Trevor Engelson y un exnovio. Al conocerse los hechos, un portavoz de los duques ha trasladado su reacción al respecto.

Cuatro extrabajadores de Meghan Markle la dejan sola en su batalla legal contra los tabloides

VER GALERÍA

Harry y Meghan "sienten que estamos ante un momento de importante reflexión para la industria de los medios de comunicación y la sociedad en general", ya que lo descubierto "muestra que las prácticas depredadoras de antaño ​​todavía siguen vigentes, generando daños irreversibles", sostienen. Pese a ello, Harry y Meghan sí "están agradecidos con quienes trabajan y defienden los valores del periodismo, que ahora se necesitan más que nunca", concluyen. Sobre el caso, Daniel Hanks dice que accedió de "manera ilegal" a esta información detallada, mientras que el editor de The Sun se ha defendido asegurando que encargaron esta investigación de "forma lícita" y emplaza al denunciante a interponer medidas legales si así lo considera. Por su parte, el detective se ha disculpado públicamente con los duques Sussex tras la confesión,

La drástica decisión de los duques de Sussex con la prensa sensacionalista

"Lo siento por Meghan Markle y el príncipe Harry", expresa Portley-Hanks, sobre todo "por atacar a su familia y particularmente a su padre Thomas", lamenta. "Nunca quise causarles este daño y no habría hecho el trabajo si hubiera sabido que conllevaría todos estos problemas", añade el investigador, que también pide perdón a Isabel II. "Quería aprovechar esta oportunidad para disculparme con la reina, porque me doy cuenta de que lo que hice ha afectado a todos" los Windsor, finaliza. En EE.UU., los detectives con licencia tienen acceso completo a las bases de datos de información personal pero solo de cara a temas judiciales, ya que disponer de este nivel adicional de detalle con fines periodísticos es ilegal. Durante la reciente entrevista de la pareja con Oprah Winfrey, los duques de Sussex recordaban su guerra abierta contra los tabloides británicos, responsables de crear un "ambiente tóxico de control y miedo" sobre Buckingham Palace y señalándoles como culpables en gran medida de su marcha del Reino Unido.

Meghan Markle consigue su primera victoria en la batalla que mantiene contra los tabloides

VER GALERÍA

En octubre de 2016, cuando Harry y Meghan comenzaban su noviazgo, The Sun publicó un artículo que afirmaba que el hijo del príncipe Carlos había "bombardeado" a su futura esposa con mensajes de texto. Después, el citado medio sacó otra noticia que detallaba un fin de semana que pasaron juntos en la casa de Meghan en Toronto. Mientras, Danno Hanks ha trabajado como investigador privado durante más de 40 años recopilando información sobre celebrities y personas de alto perfil, logrando cierta notoriedad en los 90 por sus apariciones en televisión. Ha sido encarcelado cuatro veces, la más reciente en 2017, por extorsión. El detective privado asegura que ha proporcionado informes para la mayoría de los periódicos sensacionalistas británicos: "No les importaba de dónde y cómo la sacara, solo querían la información", afirmó. 

Los Sussex emprenden acciones legales para evitar que la historia de Diana de Gales se repita

Activa las alertas de ¡HOLA! y entérate de todo antes que nadie