El percance de Máxima de Holanda en Ámsterdam que quizás te haya pasado a ti también

El percance de Máxima de Holanda en Ámsterdam que quizás te haya pasado a ti también

La Reina de Holanda tuvo la mala suerte de que uno de sus tacones se quedara enganchado en un alfombra, durante su visita a la Orquesta Real Concertgebouw

por hola.com

Si alguna vez has llevado tacones, es posible que ya sepas cómo es la sensación de que un pie se te quede enganchado en el suelo. Unos instantes un poco desagradables que ha tenido que vivir Máxima de Holanda en primera persona cuando, durante una visita a la Orquesta Real Concertgebouw en Ámsterdam, uno de sus zapatos se ha quedado atascado en una alfombra de plástico con agujeros que había a la puerta del auditorio. El percance ha tenido lugar cuando la mujer de Guillermo de Holanda salía del edificio y se despedía de los responsables de la visita.

VER GALERÍA

Con la mayor naturalidad posible, Máxima salió del paso con una amplia sonrisa y continuó la despedida en la puerta del auditorio como si nada hubiera pasado. La Reina es, desde 2005, la madrina de la Orquesta Real de Concertgebouw que recibió el título "real" en el año 1988, cuando cumplía 100 años de vida, de manos de la reina Beatriz. Durante su visita presenció uno de los ensayos sentada entre los músicos y realizó de la mano de los profesionales un tour por el auditorio. Además, la mujer de Guillermo de Holanda también se reunió con Daniele Gatti, director de la orquesta desde 2016.

La Reina de Holanda lució para su visita a la Orquesta un conjunto en un primaveral color rojo con el que adelantaba la llegada del buen tiempo. El vestido entallado, con manga francesa y largo hasta la rodilla, era especialmente favorecedor debido a un volante que le cruzaba sobre el pecho desde un hombro hasta el bajo opuesto. A juego iban los pendientes, el bolso de mano y los "traicioneros" salones en dos colores.

VER GALERÍA

El miércoles por la tarde la reina Máxima continuaba con su agenda fiel a su estilo de zapato tipo stiletto, confiando en que el percance del tacón hubiera sido una curiosa (y puntual) anécdota. Formó parte de la conferencia de la Federación Internacional por la Esclerosis Múltiple (MSIF) en el centro especializado en esta enfermedad en Zandvoort, un municipio a 30 kilómetros de Ámsterdam.

Activa las alertas de ¡HOLA! y entérate de todo antes que nadie