No te olvides la fruta cuando vayas a la playa

No te olvides la fruta cuando vayas a la playa

Disfruta de tus vacaciones junto al mar sin olvidarte de mantener tu cuerpo bien nutrido e hidratado gracias a la fruta.

por Cristina Soria

La playa es el destino vacacional por excelencia, el lugar donde nos gusta imaginarnos cuando cerramos los ojos para apartarnos de la rutina y es estrés diario. Es innegable que visualizarnos paseando por la arena o tomando el sol a la orilla del mar está dotado de un componente idílico del que no podemos (ni queremos) desprendernos. 

Pero el acto de ir a la playa puede no resultar tan maravilloso si descuidamos el cuidado de nuestro cuerpo y nos excedemos en la exposición solar, perdemos demasiados líquidos o nos cansamos más de lo debido realizando algún deporte playero.

Las altas temperaturas aumentan la sudoración y es necesario aumentar el consumo de líquidos. Esto se agrava con la exposición al sol, por eso es importante protegernos por dentro y por fuera. Y eso implica que cuidemos el tipo de alimentos que vamos a ingerir cuando vamos a la playa.

VER GALERÍA

Leer: Las frutas y verduras aliadas del verano

No te olvides de la fruta

A la hora de elegir la comida para ir a la playa, hemos de optar por alimentos que sean ligeros y nos ayuden a mantener los niveles de hidratación. La fruta es siempre una excelente opción, que nos aporta líquidos y antioxidantes para proteger nuestras células de la exposición al sol. Estas frutas son perfectas para la playa, aunque puedes llevar las que más te gusten:

  • La sandía es una fruta muy buena para llevar a la playa, ya que nos aporta líquidos (el 95% es agua)y grandes dosis de betacarotenos beneficiosos para la piel. Además incluye sodio, potasio y magnesio.

  • El melón, con 90% de agua, es muy similar a la sandía en cuanto a nutrientes, aunque se distingue de ella por su aporte de ácido fólico y vitamina C.

  • El melocotón aporta mucha agua (88%) y tiene pocas calorías (al igual que el melón y la sandía). Además es rico en fibra, contiene vitamina C, provitamina A y antioxidantes.

  • La ciruela es un 84% de agua y tiene un alto contenido en vitaminas y minerales. Poseen una importante cantidad de fibra y la variedad roja, además, es rica en antocianinas, compuestos con actividad antioxidante.


Leer: Di qué vitamina te falta y sabrás qué fruta debes tomar

Formas de llevar la fruta

En el caso del melocotón y la ciruela, puedes llevar la fruta entera bien lavada, pero el melón y la sandía es conveniente llevarlos partidos desde casa. Utiliza una friambera a la que puedas añadir una placa acumuladora de frío, para que aguante a buena temperatura hasta que necesites comer.

También puedes preparar una macedonia con todas las frutas que te apetezca añadir, preparar un gazpacho frío de sandía (o de melón, de fresas…) o incluirlas en refrescantes ensaladas que incluyan tomates o zanahorias. Si a estas les añades una proteína, como atún, pechuga de pollo o huevo cocido, tendrás un plato fresco, ligero y nutritivo para tu jornada de playa.

Los líquidos son imprescindibles

Es fundamental que llevemos abundantes líquidos para combatir la pérdida de los mismos a causa del calor y mantener un nivel óptimo de hidratación corporal.

Por supuesto la bebida principal es el agua. Si la llevas desde casa, prepárala con tiempo añadiéndole rodajas de fruta que le darán buen sabor y le añadirán nutrientes. Si vas a pedir la bebida en un establecimiento de playa, puedes optar por un zumo recién exprimido con frutas frescas, y verás qué pronto te llenas de vitalidad y energía para seguir disfrutando de la playa.

Leer: Botiquín de viaje, ¿qué debe incluir?

Activa las alertas de ¡HOLA! y entérate de todo antes que nadie