Buenos, bonitos… y facilísimos: nueve ‘snacks’ que saben a calabacín

Buenos, bonitos… y facilísimos: nueve ‘snacks’ que saben a calabacín

Rollitos, bastones, ‘chips’… dale la forma que quieras a este tesoro de nuestra huerta y disfruta de un aperitivo sabroso y diferente

Por

Conocido ya por egipcios, romanos y griegos, el calabacín lleva siglos formando parte de la dieta de la humanidad. Bondades, desde luego, ¡le sobran! Solamente echando un ojo a su perfil nutricional podemos concluir que introducirlo en nuestros menús resulta más que recomedable: aporta vitaminas, fibra y minerales como el potasio; es diurético debido a los altos niveles de agua en su composición, su aporte calórico es realmente bajo (unas 20 calorías por cada 100 gramos de producto), por lo que es ideal para quienes desear perder peso

Más: Ver todas las recetas con calabacín

Otra de las grandes ventajas del calabacín (perteneciente a la familia de las curcubitáceas, donde también encontramos la sandía, el melón, la calabaza, el pepino..) es su gran disponibilidad durante todo el año; es cierto que su mejor época es el verano, pero gracias a su cultivo podemos encontrarlo con facilidad durante otras épocas. Asimismo, resulta muy asequible para prácticamente cualquier bolsillo, algo también a tener en cuenta.

Pero lo que más nos gusta en ¡Hola! Cocina es, sin duda, la gran versatilidad culinaria de este alimento, en cualquiera de sus formas y tamaños: más alargado, más redondeado, de piel amarilla, blanca, verde clara (variedades Grison y Clarita), verde oscura (variedades Sofía y Samara)… Y es que, simplemente, cocinado a la plancha con un poco de aceite, sal y pimiento negra, el calabacín resulta delicioso. Pero es que, además, puede convertirse de ingrediente principal de infinidad de recetas: desde sencillas pero deliciosas cremas, a pasteles salados y quiches, hasta esas recetas tan vistosas de calabacines rellenos al horno que gustan a toda la familia… incluso pueden hacer las veces de pasta adoptando forma de saludables zoodles… Sin olvidarnos, por supuesto, del terreno de los snacks y el tapeo en el que hoy nos vamos a centrar. ¿Nuestro objetivo? Mostraros, a través de nueve recetas deliciosas, cómo el calabacín puede convertirse en el rey absoluto a la hora del aperitivo. Para acceder al modo de elaboración solo tienes que pulsar sobre las imágenes:

Paso a paso: Taquitos de tortilla de calabacín

Las tortillas son ideales para resolver en pocos minutos una cena sabrosa y saludable. Pero también son una opción perfecta a la hora del aperitivo, cortadas en cuadraditos. La más clásica en este sentido suele ser la tortilla de patatas, aunque aquí proponemos una alternativa donde el calabacín es el ingrediente protagonista.

VER RECETA

Paso a paso: Rollitos de calabacín con queso a las finas hierbas

Una de las presentaciones más vistosas para los aperitivos con calabacín es prepararlos en forma de 'rolls' o rollitos. Para el relleno vamos a utilizar aquí queso cremoso a las finas hierbas y unos daditos de tomate.

VER RECETA

Paso a paso: Rollitos de calabacín con queso y jamón serrano

Otra buena muestra de cómo los calabacines presentados en rollitos nos ofrecen resultados no solo muy ricos sino también de los más ‘pintones’ a la hora del aperitivo. En este caso los vamos a rellenar con queso cremoso y jamón. ¡Una combinación de diez!

VER RECETA

Paso a paso: Chips de calabacín

Una alternativa cada vez más común a la hora del aperitivo es sustituir las tradicionales chips de patata por otra verdura u hortaliza, y cocinarlas de forma casera. Puedes hacerlas de berenjena, de remolacha... las opciones son muchas. En este caso, las haremos de calabacín.

VER RECETA

Paso a paos: Bastoncitos de calabacín rebozados con salsa de yogur

Vamos a cortar aquí los calabacines en forma de bastones alargados para después rebozarlos con harina y huevo. Puedes acompañarlos con multitud de salsas, nosotros hemos optado por una de yogur, perfecta para 'dipear'.

VER RECETA

Paso a paso: Mini tartas de calabacín, ricotta y bacon

A partir de placas de hojaldre ya elaborado, que encontramos tanto en la parte de refrigerados como de congelados de las tiendas, podemos preparar una enorme gama de recetas dulces y saladas. Son un aliado especialmente adecuado para elaborar aperitivos o entrantes. Te garantizamos que este a base de calabacín, queso ricotta y bacon crujiente, te encantará.

VER RECETA

Paso a paso: 'Rolls' de calabacín con carne picada

Otro ejemplo de ‘rolls’ de calabacín, en este caso rellenos de carne picada. Si los haces verás que gusta tanto a mayores como a los más 'peques' de la casa. De hecho, puedes involucrarles en la preparación, seguro que pasáis un rato divertido en la cocina.

VER RECETA

Paso a paso: Tortillitas de calabacín

Sabemos que las originales siempre se rellenan de pescado o marisco, como el bacalao y los camarones. Por eso queremos innovar y enseñarte a preparar estas tortillitas de calabacín. Prepararlas es tan fácil que no vas a tardar más de media hora.

VER RECETA

Paso a paso: 'Uramakis' de calabacín y aguacate

Esta receta está especialmente pensada para todos aquellos a los que no les guste el pescado crudo, los vegetarianos, o quienes se están iniciando en la cocina japonesa. Utiliza la técnica nipona para hacer 'makis', pero de una forma un poco diferente donde no interviene el tradicional arroz de sushi. Es un bocado muy fresco y lleno de vitaminas que además es perfecto para un aperitivo o una cena ligera.

VER RECETA

 

Este y muchos más trucos y recetas top, en tu mail cada semana si te suscribes a nuestra newsletter de COCINA aquí.