portada_jennifer_aniston

Del 'corte Rachel' a las ondas surferas

Conseguir la melena de Jennifer Aniston cuesta menos de 15 euros

El estilista de la actriz revela sus trucos para lograr el peinado más demandado del verano

por Gtresonline

Cuando la serie Friends comenzó a emitirse en 1994, Jennifer Aniston se convirtió en un referente de belleza y estilo en todo el mundo. Cada vez que su personaje, Rachel Green, aparecía con algún cambio significativo en su look, ella lo convertía en tendencia. De hecho, uno de los cortes de pelo que lució la actriz durante una de las primeras temporadas de la 'sitcom' estadounidense llegó a ser bautizado como el 'corte Rachel', en su honor. Fue uno de los más demandados de aquella época y, aunque desde entonces han sido pocas las ocasiones en las que la actriz ha apostado por este famoso acabado, lo cierto es que sus peinados, cortes de pelo y sus mechas siguen al alza. Por eso, cuando su estilista ha compartido los 'tips' de belleza que se esconden tras su último cambio de imagen, el revuelo que se ha generado en las redes sociales ha sido enorme. ¡Más cuando los productos que utiliza para conseguir ondas surferas cuestan poco más de 10 euros!

"Me encanta esta imagen. ¡Menudo día y menuda sesión de fotos!", comienza Christian McMillian en su cuenta personal de Instagram. "Para el pelo de Jennifer he utilizado la espuma 'whipped cream' de Sebastian Professional, le he secado el pelo con difusor y he puesto un poco de la cera Murray’s Pomade para definir las ondas. Me encanta su pelo, es una obsesión. Gracias @Justinanderson por el increíble color que has dado al pelo de Jen #trabajoenequipo", añade el peluquero junto a la fotografía de uno de los últimos reportajes fotográficos de Jennifer Aniston para la edición americana de la revista InStyle.

Las ondas surferas vuelven cada verano convirtiéndose en uno de los peinados más populares de la estación estival. Para conseguir un peinado bien definido, con una onda alargada, en forma de S y ligeramente deshecha, lo mejor es recurrir a la plancha; con tenacillas también se puede lograr este acabado, sin embargo, el rizo será demasiado 'redondo' y el resultado no queda tan natural. No obstante, y aunque 'a golpe de plancha' se consigan buenos resultados, para lograr ese efecto playa tan deseado, lo mejor es hacer como el estilista de Jennifer Aniston, espuma rizadora para potenciar el volumen y mejorar el rizo, difusor, para un efecto 'mess, y cera para fijar y dar algo más de forma al pelo. En ese orden.

Las opciones en el mercado son infinitas, sin embargo, conseguir una melena como la que luce la actriz en las instantáneas compartidas por McMillian nunca fue tan fácil. Por un lado, destaca la espuma que el peluquero ha utilizado en el cabello de la intérprete. Se trata de la espuma 'whipped cream' de la línea de productos capilares de Sebastian Proffesional, muy utilizada en centros de belleza de todo el mundo. Con ella, se consigue elevar los rizos y ondas a la vez que los nutre, pues su compuesto actúa también como acondicionador. Aplicándolo después de lavar el cabello y secándolo con difusor conseguiremos unos rizos despeinados muy favorecedores. El precio de este producto varía mucho dependiendo del salón, sin embargo, en la web de Parfumdreams lo venden a tan solo 6,95 euros.

Por otro, la cera de Murray’s, mítica firma estadounidense que lleva en el mercado desde 1925, se convierte en el producto ideal para marcar algunos mechones y conseguir un acabado como el de Aniston. Una pomada, pensada en un principio para hombres y para el pelo del público afroamericano, que comenzó a venderse en barberías. Su capacidad para fijar el cabello y su precio pronto comenzaron a crear una especie de leyenda en torno a este producto, ante el que finalmente también acabó rindiéndose el público femenino. En Estados Unidos es muy fácil encontrarla en farmacias y supermercados. Aquí no tanto, sin embargo, en algunas perfumerías online, como My Style Beauty, se puede adquirir por tan solo 4,34 euros.

Activa las alertas de ¡HOLA! y entérate de todo antes que nadie