Beatriz Montañez

Lleva cinco años viviendo sola en el bosque

Beatriz Montañez denuncia que ha sentido miedo en su propia casa: 'Por favor, que nadie intente venir'

La periodista y escritora ha contado cuáles han sido las consecuencias de su regreso a los medios

por hola.com

Después de estar los últimos cinco años viviendo sola en una casa en pleno bosque, Beatriz Montañez reapareció el pasado mes de marzo. La periodista y escritora, que nació en Almadén (Ciudad Real) hace 44 años, no quería volver a los medios, sin embargo, lo hizo por un motivo muy concreto. "Yo no era partidaria de promocionar el libro. Lo hablé con la editorial en su momento, que prefería hacer una entrevista con un único medio para que la gente conociera mi historia", ha dicho en una entrevista que ha concedido en A vivir que son dos días, de la Cadena SER, asegurando que su decisión le ha traido muchos problemas: "Ha provocado que algunos me insulten, que me digan que estoy loca, que seguramente esté enferma mental, que tengo una depresión...". Sin embargo, las consecuencias han ido más allá y Beatriz ha explicado que durante estas semanas ha recibido la visita de muchas personas que se han acercado hasta su casa.

- Beatriz Montañez: volver a nacer

VER GALERÍA

"Aquí he tenido intrusos, no los llamo fans, los llamo intrusos. Ha tenido que intervenir la Guardia Civil, porque se han dedicado a revolotear por mi casa, a dejarme notas, a observarme con prismáticos... he pasado a sentirme enclaustrada en mi propia libertad", ha contado a la periodista. Para Beatriz no está siendo fácil lidiar con esta situación, por eso, ha querido hacer una petición para que "nadie intente venir a Niadela si no ha sido invitado". "Ha sido muy frustrante sentirme vigilada en mi propia casa y, por primera vez en cinco años, no he sentido miedo de la naturaleza y sí lo he sentido con las personas que me observaban y me vigilaban, y se convertían en intrusos dentro de mi propio hogar. Así que, por favor, pido a aquellos que tengan la intención o que estén buscando dónde está Niadela o que quieran venir, que no lo hagan. Que respeten mi decisión", ha dicho de manera rotunda.

- La rutina que sigue Beatriz Montañez aislada en su casa del bosque

La que fuera copresentadora de El Intermedio ha explicado que: "En general, hoy en día cuesta entender al otro". "Ser capaces de entender al otro implica ponerse en la piel del otro, pensar como el otro, salir de nosotros mismos... y ya el hecho de hacerlo cuesta. Antes de criticar, de insultar y antes de de dar una opinión que parte única y exclusivamente de la corta visión humana, porque es muy corta, y de la corta percepción y la poca utilización y el poco entrenamiento que tenemos de los sentidos, creo que hay que salir de uno mismo para entender las decisiones que toma el otro", ha afirmado haciendo referencia a todas las críticas que ha recibido desde que compartió su historia personal.

VER GALERÍA

Beatriz lo dejó todo porque se dio cuenta de que "había varias cosas que no estaban funcionando en mi vida". "Creo que no es necesario explicar cada una de ellas. Cada uno toma sus decisiones basadas en circunstancias y, en mi caso, había muchas lo suficientemente pesadas para decidir que terminar con todo era la mejor forma de sobrevivir", cuenta. La presentadora de Hable con ellas reconoce que a lo largo de su vida ha tomado muy pocas decisiones: "Ese es uno de los mayores errores que he cometido" y tiene claro que: "Es mucho más natural la vida que estoy llevando ahora, creo que es el estado natural del hombre estar en la naturaleza".

- Beatriz Montañez: de triunfar como presentadora a vivir sola en el bosque

De hecho, aunque reconoce que le resulta imposible vivir sin tecnología, ha explicado que con 150 euros le sirve para comer. "Es el tope que me he impuesto. Ten en cuenta que al ser vegana, los productos que son más caros, como la carne o el pescado, no entran en mi cesta de la compra. Las verduras, hortalizas, semillas, tubérculos... suelen ser más asequibles. A eso hay que sumar suplementos, porque siendo vegana tienes que tomar vitamina B12 y algunas otras cosas. Y también hay que sumar la gasolina que gasto para ir hasta el pueblo. Y que conste que intenté hacerlo en bicicleta, pero tenía muchos problemas... además no podía cargar la cantidad de comida y de botellas de agua que necesito para vivir aquí", explica.

VER GALERÍA

Una nueva vida

Beatriz ya no ha vuelto a ser la misma. Todo ha cambiado para ella y su vida de ahora nada tiene que ver con la de hace unos años. Así, ha contado que en este tiempo ha desarrollado especialmente el oído: "Yo he notado que se ha vuelto muy sagaz y es increíble cómo en mis paseos nocturnos soy capaz de escuchar si un jabalí está pisando la hierba seca o si está bebiendo en un río. Es absolutamente fascinante el desarrollo que ha tenido el oído en los últimos años". También se siente más segura de sí misma que nunca y, según sus propias palabras, tiene una clara explicación: "He sentido seguridad en lo que hago, lo que digo y en las decisiones que tomo... porque las reflexiono y pienso en los pros y los contras. Me doy ese tiempo, que es un tiempo que nunca me he dado. Antes estaba perdidísima y no creo que sea la única. Creo que en algún momento es importante tomar una decisión de examinar parándonos, no se puede examinar la vida en movimiento. Yo me he dedicado estos cinco años a parar, para poder hacerlo". "La escritura me ha servido para entenderme a mí misma, y con ello llega si o sí una reestructuración y un renacimiento, pero para eso hay que parar", ha dicho sobre su libro Niadela, en el que narra cómo fue el primero de los cinco años que ha estado viviendo sola en su casa del bosque.

Para conocer lo más relevante de hola.com y no perderte artículos como este, suscríbete a nuestra newsletter aquí.

Activa las alertas de ¡HOLA! y entérate de todo antes que nadie