La nueva Paloma Cuevas con su imagen más impresionante, felicita a ¡HOLA! por nuestro número 4.000

‘La vida es muy bella y es apasionante el dejar que te sorprenda’

HOLA 4000 Paloma Cuevas
Por Mamen Sánchez

Te quedan x días gratis. Recuerda navegar con tu sesión iniciada.

Te quedan pocas horas gratis. Recuerda navegar con tu sesión iniciada.

Estás en tu periodo de prueba gratuita. Sigue disfrutando de ¡HOLA!+.

HOLA.com, tu revista en internet

Tu período de prueba gratuita en ¡HOLA!+ se ha activado con éxito

Disfruta de todo el contenido totalmente gratis durante 7 días.

Recuerda navegar con tu sesión iniciada.

Ya tienes una suscripción activa.

Recuerda navegar con tu sesión iniciada.

Dijo Napoleón que “una imagen vale más que mil palabras”, aunque no mencionó que también hay imágenes que te dejan sin palabras. Como la fotografía con la que  Paloma Cuevas nos felicita por haber cumplido nuestro número 4.000.

Una mujer de bandera, dueña de una elegancia sexi, atemporal. Con la mirada racial de las bellezas andaluzas que pintaba Romero de Torres y la serenidad de quien, cuando echa la vista atrás, no encuentra más que buenos recuerdos.

Paloma Cuevas©MARIO SIERRA
Ella ha sido siempre una de las mejores embajadoras de ¡HOLA! en el mundo. En la imagen, hace algunos años, en México.

Si alguien la imaginaba diferente, en el respetuoso silencio que guarda desde hace un año, se equivocaba. Es cierto que la vida le ha dado un golpe —ella es una mujer de grandes valores y el matrimonio y la familia están en los primeros lugares de su lista—, pero también le ha abierto una ventana nueva desde la que empieza a ver el futuro con otros ojos: los de la confianza en el porvenir.

“He crecido con ¡HOLA! como un referente del periodismo de interés humano. Siempre me ha gustado su espíritu elegante, positivo, alegre, que deja en el lector la sensación de haber pasado un buen rato, disfrutando con sus noticias amables y sus imágenes bonitas”

Es amiga y embajadora de ¡HOLA! desde antes de nacer, ya que nuestra historia común se remonta al principio de nuestra andadura, en los años cuarenta, en la calle Muntaner, de Barcelona, donde, al tiempo que nacía ¡HOLA!, daba comienzo una simpática amistad entre  Victoriano Valencia y Antonio y Mercedes Sánchez Gómez, una pareja de recién casados instalada en la misma calle donde vivía el diestro, que, con la ilusión y la audacia de la juventud, ponían en marcha  un proyecto al que bautizaron ¡HOLA! porque pretendía ser el saludo amable con el que abrazar al mundo entero.

HOLA 4000 Paloma Cuevas©VALERO RIOJA
Un espectacular primer plano de Paloma Cuevas que habla por sí solo. Esta imagen, muy reciente, es la mejor muestra de que Paloma Cuevas ha pasado página respecto a los acontecimientos recientes de su vida y está más guapa y elegante que nunca.

Victoriano era un habitual en las páginas de aquel ¡HOLA! de los primeros tiempos, por sus éxitos taurinos y también por sus conquistas. En nuestro archivo conservamos las fotografías de sus años de galán junto a bellezas de la época, como la princesa Beatriz de Saboya, la actriz Silvia Pinal o la princesa Antoniette de Mónaco, hermana de Raniero. Pero a partir de  Paloma Díaz, la madre de sus tres hijos —Nano, Paloma y Verónica—, las imágenes cambian y Victoriano se transforma en un hombre de familia, enamorado y padre protector.

Tras toda una vida dando prioridad absoluta a la carrera de su marido, Paloma está descubriendo un espacio propio para desarrollar su profesión y vocación de empresaria. Ahora llega el momento de emprender el vuelo

El día en el que nació Paloma Cuevas, ¡HOLA! acudió al hospital para conocerla y presentarla a nuestros lectores. Desde entonces, la amistad ha pasado de abuelos a padres, a hijos y a nietos. Se ha fortalecido y consolidado.

Paloma Cuevas©GTres
Paloma nos felicita por haber llegado al número 4.000, con una imagen renovada, moderna y elegante.

Hoy, en este aniversario tan impactante de las cuatro mil semanas que celebramos juntos, nos ha dedicado sus palabras más cariñosas: “He crecido con ¡HOLA! como un referente del periodismo de interés humano. Siempre me ha gustado su espíritu elegante, positivo, alegre, que deja en el lector la sensación de haber pasado un buen rato, disfrutando con sus noticias amables y sus imágenes bonitas”.

Paloma ha guardado un respetuoso silencio desde hace un año. Como le cantó una vez Estrella Morente… “¡qué Paloma tan señora!”

“Creo que Antonio y Mercedes, al fundar ¡HOLA!, crearon un nuevo género periodístico, que informa pero no hace juicios de valor, y refuerza valores como el amor, la familia o la superación personal”. “Creo que ellos tenían ese espíritu positivo y consiguieron contagiarlo a millones de personas en todo el mundo. Y que esa misma filosofía continúa hoy día”.

Paloma Cuevas©Foto: delafuentefoto.es
Rodeada siempre de muy buenos amigos, Paloma es una persona alegre y divertida, además de una madre entregada.

Le preguntamos si recuerda de manera especial alguna de las ocasiones en las que ha salido en ¡HOLA!, pero ella dice que todas han sido igual de emotivas, porque “sé que la familia ha puesto siempre el mismo cariño a todos los acontecimientos de mi vida”.

Paloma ha sabido afrontar esta nueva etapa de su vida de la mejor manera: recordando lo positivo y deseando siempre lo mejor al padre de sus hijas

Por nuestras páginas han pasado su boda, el nacimiento de sus hijas, sus momentos de felicidad y también, desafortunadamente, aquellos difíciles por los que pasamos todas las personas: la pérdida de su hermano, Nano, por ejemplo; las numerosas ocasiones en las que temió por la vida de su marido, Enrique Ponce, en los ruedos, y el final de su matrimonio. Sobre esta circunstancia, valga repetir lo que de común acuerdo escribieron Paloma y Enrique en el comunicado de su separación: “Ha sido una decisión muy meditada, tomada de mutuo acuerdo y desde el profundo cariño y respeto mutuo que nos tenemos y que hemos demostrado durante todo nuestro matrimonio”.

Paloma Cuevas en la primera comunión de su hija©Archivo ¡HOLA!
Paloma felicita a su hija Paloma el día de su Primera Comunión. Esta primavera le llegará el turno a Bianca, que ha cumplido ya nueve años.

No hay por su parte resentimiento ni malas palabras, sino la voluntad sincera de afrontar la situación con la mejor de las actitudes: “Hay que seguir creyendo en la vida, el amor y la familia, por encima de todo”.

En esta nueva etapa, en la que Paloma vuela alto y en solitario, van a seguir ocurriendo buenas noticias. Esta primavera, celebrará  la Primera Comunión de su hija Bianca, y en octubre, las bodas de oro de sus padres.

“Hay que seguir creyendo en la vida, el amor y la familia, por encima de todo”

Además, como empresaria de profesión y vocación, Paloma está descubriendo un espacio propio para desarrollarse como “ mujer de negocios”. Después de toda una vida dando prioridad absoluta a su marido, ahora llega el momento de emprender el vuelo. No todos sus planes profesionales tienen pro­yección pública. Sabemos, por ejemplo, que ha creado una colección para Rosa Clará, pero hay muchos otros, que también la apasionan, en los que puede desarrollar esa faceta que tenía en pausa: ser ella misma, sin depender de nadie y con la suerte de tener una gran familia y un numeroso grupo de buenos amigos. Paloma es una persona muy alegre que sabe divertirse y hacer reír a sus amigos con sus bromas, sus famosos chistes y su buen humor, y ha sabido afrontar esta nueva etapa de su vida de la mejor manera: recordando lo positivo y deseando siempre lo mejor al padre de sus hijas.

En los próximos meses van a seguir ocurriendo buenas noticias. Esta primavera celebrará la Primera Comunión de su hija Bianca, y en octubre, las bodas de oro de sus padres
Paloma Cuevas©ARCHIVO ¡HOLA!
En otra imagen de archivo, luciendo su magnífica figura en la finca familiar de ‘Cetrina’.

Todo esto —una imagen vale más que mil palabras— creemos que se demuestra en la fotografía que acompaña estas palabras y que ha sido tomada muy recientemente: mujer valiente y sensible, bella por dentro y por fuera.

Como le cantó una vez Estrella Morente… “¡qué Paloma tan señora!”.


Foto 1: VALERO RIOJA/Maquillaje: Beatriz Matallana/ Realización Naty Abascal

Más sobre