Fani, Jose Antonio, Yiya y Vicky Larraz

Vicky Larraz, Fani, Yiya y Jose Antonio Avilés, primeros nominados de 'Supervivientes'

Hugo Sierra se ha convertido en el 'dios' de la isla mientras que sus compañeros están divididos en 'mortales' y 'siervos'

por Gtresonline

Superviventes 2020 ha comenzado este jueves 20 de febrero encantando a los millones de fans que esperaban ansiosos esta nueva edición. La primera de las sorpresas de la noche ha sido el cambio de look de Jorge Javier Vázquez, que aparecía de rubio platino para asombrar a todos. Aunque muchos han criticado que el casting tiene perfiles más bajos y parecen anónimos, los invitados en plató sí que estaban al nivel que las redes sociales esperaban. Gloria Camila, Antonio David Flores, Ivonne Reyes o Christofer eran algunos de los defensores de los concursantes y protagonizaban los primeros enfrentamientos. La tía de Rocío Flores y Sofía Suescun se veían por primera vez en televisión tras muchas críticas cruzadas y, aunque el presentador ha provocado un acercamiento entre las dos enemigas, la tensión ha estallado entre ellas.

VER GALERÍA

Sofía y Gloria empezaban reprochándose el tema del pijama que la actual novia de Kiko Jiménez usó cuando en realidad era de la hija de Rocío Jurado. "Yo nunca he tenido nada en tu contra", aseguraba Suescun mientras su adversaria contestaba: "Yo a ti te conozco por lo que decía tu novio y no era nada bonito". Pero la ganadora de Supervivientes 2018 no perdía la sonrisa y acusaba a Gloria de estar anclada en el pasado: "Sigues viviendo en el rencor y lo estás demostrando". Ambas dejaban claro que no piensan firmar la paz y la hija de Ortega Cano terminaba la discusión diciendo: "No tengo nada que hablar con ella y el pijama se lo regalo". Otro de los encuentros más esperados de la noche era el de Elena Rodríguez, madre de Adara Molinero, y Hugo Sierra, expareja de esta. Tras su salto del helicóptero, él esperaba en la orilla a la que fuera suegra. "Bueno, esto me está resultado maravilloso...", decía ella iniciando la conversación. Su exyerno la interrumpía bromando con lo de "suegra" y Elena zanjaba rápidamente: "Ya no soy tu suegra, pero sí la abuela de tu hijo. Te deseo lo mejor y que lo disfrutes y pienses, bueno... que utilices la técnica de Adara que era pensar lo menos posible en esa personita y ya está. A vivir la experiencia", acababa intentando limar asperezas. 

VER GALERÍA

Tras enfrentarse al primer desafío, tirarse en helicóptero, los participantes también decidían que Antonio Pavón, Jose Antonio Avilés y Yiya (que protagonizaba un momentazo con su pelo),fueran los "rechazados del grupo". Esta última no ha saltado del helicóptero, pero sí tenía la oportunidad de conectar en directo con Jorge Javier.  La concursante presumía de sus cualidades: "Enfadar a todo el mundo y raparme la cabeza", momento en el que se quitaba la peluca con la que ha estado durante toda su presentación y se ha quedado con la cabeza al aire. "¡Ay por favor! ¡Tira el gato ese!", bromeaba el presentador, sorprendido con lo que estaba sucediendo. Tras la prueba en la que todos se han embarrado, Hugo se convertía en el "dios" de la isla (el equivalente al líder y que disfrutará de comida, esterilla y otros lujos); Jorge, Vicky, Fani, Alejandro, Bea, Cristian, Ivana y Nyno en mortales y Ferre, Jose Antonio, Yiya, Rocío, Elena, Barranco, Antonio y Ana María en siervos. 

Las primeras nominaciones llegaban a la isla mientras Jorge anunciaba que la semana que viene habría doble expulsión. Los concursantes del grupo de los siervos elegían a Yiya y Jose Antonio Avilés como nominados de su grupo y el de los mortales escogía a Vicky Larraz y Fani, de La Isla de las tentacionespara que abandonaran el programa la semana que viene. El presentador despedía así la primera gala de Supervivientes 2020 con estos cuatro nominados hasta el próximo domingo en el debate que conducirá Carlos Sobera. 

Para conocer lo más relevante de hola.com y no perderte artículos como este, suscríbete a nuestra newsletter aquí.

Activa las alertas de ¡HOLA! y entérate de todo antes que nadie