María Pombo y Pablo Castellano se dan el 'sí, quiero' en una boda muy emotiva

La boda de María Pombo y Pablo Castellano: un 'sí, quiero' muy emotivo y lleno de recuerdos

Rodeados de sus familiares y amigos, han contraído matrimonio este sábado en la Colegiata de Santa Cruz de Castañeda (Cantabria)

por hola.com

Se conocieron en el verano de 2015 y, aunque lo suyo no fue un amor a primera vista, María Pombo y Pablo Castellano estaban destinados a volver a encontrarse unos meses después. Desde entonces, nunca más volvieron a separarse y han vivido una bonita historia que les ha llevado a darse el 'sí, quiero' este sábado, 22 de junio, en la Colegiata de Santa Cruz de Castañeda (Cantabria). La suya no ha sido una boda cualquiera, sino que ha convertido la pequeña localidad de Socobio en una cumbre de influercers que han causado un gran revuelo a su llegada a la iglesia. Los novios decidieron que querían estar acompañados por sus familiares y amigos más cercanos, nada de compromisos, por eso no podían faltar rostros tan conocidos como Laura Escanes y Risto Mejide; Aída Domenech, más conocida como Dulceida, y su mujer, Alba Paul; Laura M. Flores y Daniel Illescas, Marta Lozano, María Fernández-Rubíes, Gotzon Mantuliz, Teresa Andrés, Gigi Vives, Ángela Rozas Saiz, más conocida como Madame de Rosa; o sus grandes amigos María García de Jaime y Tomás Páramo, que se casarán también este año. "Va a estar la gente que es importante para nosotros y nadie más. Pablo tiene una familia más grande que la mía. Al final entre las dos familias y amigos somos casi 300, pero ningún compromiso", dijo María Pombo recientemente.

VER GALERÍA

Muy sonriente, Pablo Castellano ha llegado del brazo de su madre, Patricia de la Serna, que se ha decantado por un elegante mono con capa y hombreras de color coral y zapatos turquesa, además de una cartera de mano de inspiración hippy El novio, que para su gran día ha elegido un chaqué azul, ha intercambiado algunas palabras con el párroco Don Luis, que ha sido el encargado de oficiar la misa. Tras él, ha llegado su hermano José junto a la madre de la novia, Teresa Ribó, que llevaba una blusa blanca, falda azul y fajín fucsia. Los minutos de espera hasta que ha llegado su futura mujer han sido eternos para Pablo, que esperaba en el altar muy nervioso y empezaba a derramar alguna lágrima.

- Laura Escanes y Risto, Dulceida, Laura M. Flores... desfile de 'influencers' en la boda

VER GALERÍA

No hay nada de este día que haya sido elegido al azar, sino que los novios han estado muy involucrados y han elegido cada detalle a su gusto. En cuanto a la decoración floral, han predominado los tonos verdes y hemos visto bonitas composiciones inspiradas en el estilo selvático, pero respetando la estructura de la fachada. Para este día tan señalado, el altar se ha convertido en un frondoso bosque que resaltaba aún más la belleza arquitectónica de la Colegiata, que fue declarada como Bien de Interés Cultural el 7 de Noviembre de 1930. Esta construcción de estilo románico gótico está situada en la parte alta de Socobio y, aunque los primeros datos que se tienen de ella corresponden al siglo IX –cuando era un monasterio benedictino–, en el siglo XII se convirtió en colegiata. Con el paso de los siglos, se fue ampliando hasta dar como resultado un enclave en el que conviven diferentes estilos y que es una de las muestras más conocidas de la arquitectura religiosa de Cantabria. 

VER GALERÍA

Por fin, a las 18:15 horas ha llegado la gran protagonista del día. Irradiando felicidad, María ha recorrido la entrada junto a su padre, Víctor Pombo, al que llama cariñosamente ‘papín’, mientras sonaba la misma canción que sonó en la boda de sus padres y sus tíos. Se trata de la banda sonora de la película La Misión, protagonizada por Robert De Niro. Unos pasos por delante iban las damitas, sus primas Paula y Carlota, que son hijas de la hermana pequeña de su padre, su tía Ro. Las niñas, que son mellizas y tienen cinco años, llevaban unos vestidos firmados por La Nonna.

- El vestido de María Pombo al detalle, una novia poco clásica con un look lleno de sorpresas

En innumerables ocasiones María ha demostrado lo importantes que son sus padres para ella. Ver a su hija casarse con el hombre de su vida ha sido un momento inolvidable para ellos y lo han celebrado como los que más, aunque seguramente han sentido un poco de nostalgia al ver que su hija se hace mayor e inicia un nuevo capítulo de su vida. "Desde que somos pequeñas, no para de decirnos que lo único que ha hecho bien en la vida somos nosotras tres, pero yo como hija te digo que las cosas que haces bien son infinitas, eres nuestro ejemplo, papin", es uno de los mensajes que la madrileña le dedicó a su padre en sus redes sociales. La propia María había confesado días antes del 'sí, quiero' que uno de los momentos más especiales para ella iba a ser entrar en la iglesia del brazo de su padre y solo hay que ver la felicidad que derrochan en esta foto para demostrarlo.

VER GALERÍA

Ha sido entonces cuando Pablo no ha podido más de la emoción y ha roto a llorar. La influencer ha causado sensación convertida en una princesa de cuento con un vestido silueta sirena de escote halter y un espectacular abrigo largo con cola de Yolancris, confeccionado con tul bordado, con aplicaciones de pedrería y mangas acampanadas que terminaban en pico. Unos pasos por detrás iban sus hermanas, Lucía y Marta, que también estaban muy emocionadas y que se han decantado por el azul marino y el rojo, respectivamente. Antes de unirse a Pablo, María ha tenido un precioso detalle al darle un beso a su madre y a su abuela, que se han quedado sin palabras al verla. El empresario no podía dejar de llorar, ¡cuánta emoción! Y es que la madrileña estaba guapísima, con un romántico recogido bajo con algunos mechones sueltos que dejaban al descubierto sus pendientes. Se trata de dos piezas únicas diseñadas por la joyería Suárez, en oro blanco con 32 diamantes talla brillante, de las que colgaban dos zafiros azules talla pera. 

VER GALERÍA

Aunque no hay duda de que va a ser uno de los secretos mejor guardados de la boda, hace unos días la propia María dijo a sus seguidores que había viajado a Barcelona para hacer la última prueba. "No puedo estar más feliz y emocionada, ahora ya empiezo a notar los nervios. Me he visto tal cual voy a estar el día de la boda. El vestido está perfecto, estoy superfeliz", comentó. La influencer no ha querido dar muchos detalles pero sí que ha dicho que va a tener un toque de color: "Es el vestido de mis sueños y yo creo que os voy a sorprender". Además, tampoco sabemos quién se encargará de este diseño tan especial "que no es muy clásico ni muy arriesgado, que no tiene grandes escotes ni es palabra de honor... Es muy yo", dijo en las páginas de ¡HOLA!.

La influencer y el empresario están perdidamente enamorados el uno del otro y eso ha quedado reflejado en la ceremonia religiosa, que ha estado llena de momentos muy emotivos que han vivido junto a sus familiares y amigos más íntimos. El coro ha interpretado una versión del Aleluya, antes de que el párroco procediera a la bendición de los anillos cuando se cumplían las 18:45 horas de la tarde. "Recibe esta alianza, en señal de mi amor y fidelidad a ti. En el nombre del Padre y del Hijo y del Espíritu Santo", han repetido los novios siguiendo con la tradición. Pablo quería uno de los modelos clásicos de alianza en oro amarillo de Suárez, mientras que María ha preferido que su alianza, realizada también en oro amarillo, incluyese tres diamantes blancos talla brillante. 

VER GALERÍA

Después ha tomado la palabra su hermana Marta, que ha sido encargada de hacer una breve lectura, seguida de algunos amigos y familiares de los novios, que también ha subido al altar para pedir por su felicidad. Durante toda la ceremonia, María y Pablo han intercambiado palabras al oído, miradas y gestos de cariño. Ella se ha mostrado nerviosa pero serena, mientras que él no ha podido contener las lágrimas en varias ocasiones. Rozando las siete de la tarde ha sonado con fuerza en el interior de la Colegiata de Santa Cruz de Castañeda el Himno de España. Seguidamente, los novios y sus invitados han comulgado mientras volvía a cantar el coro, que está formado por 40 niños del proyecto coral ‘El León de Oro’ de Luanco, capital del municipio de Gozón (Asturias).

"Vamos a terminar con la bendición de Dios, que nos proteja y nos ilumine en todo momento. Quiero dar la enhorabuena a Pablo y a María por su unión matrimonial y por su cariño. También a sus padres y a sus hermanos, por la amistad y el cariño que profesan a este lugar y a este pobre sacerdote", ha dicho el párroco, que también ha ha dado gracias a todo el equipo que periodistas y cámaras que se han encargado de cubrir el enlace, especialmente a nuestros compañeros de ¡HOLA!

VER GALERÍA

Antes de terminar, ha sido el hermano pequeño del novio, José, el que ha hecho un emotivo discurso recordando los momentos más especiales de su infancia y rindiendo un homenaje muy especial a su padre fallecido. "Pablete, podría basar esta carta en recuerdos muy bonitos y graciosos de nuestras vidas, como cuando jugábamos en el cuarto de papá y mamá a Tarzán, que tú siempre te pedías ser el gorila padre. Desde tan pequeños ya querías ser el protector de la familia, el que se encarga de que todo esté en orden. Fue el inicio de lo que te has convertido y lo que hoy en día eres, un padre de familia anticipado, sin pedirlo ni esperarlo", ha dicho con la voz entrecortada. "Pero mírate, lo has superado con demasiadas creces, de la mano de mi admirado hermano mayor Jacobo y, cómo no, de la reina de nuestra pequeña familia, nuestra madre", ha continuado, para referirse a tres cosas que tienen que ver su hermano: el reconocimiento, la admiración y el agradecimiento.

Loading the player...

"Gracias por no soltarme nunca la mano, por no dejar que me vaya por el camino equivocado... Por María, que ha llegado como un regalo para cambiarte la vida y, como consecuencia, la nuestra. Por lo bien que os complementáis. Porque creo que no se trata de quererse mucho, sino de saber quererse bien. Vamos a ser una familia muy feliz juntos. Os quiero", ha dicho antes de recordar a los ángeles de la guarda que ya no están con ellos. "A papá. Te echamos tanto de menos... Disfruta desde donde estés de la boda de tu hijo Pablo. No nos dejes nunca, por favor", ha concluido ante el aplauso de todos los presentes, que no han podido evitar las lágrimas. El broche de oro a la ceremonia religiosa lo ha puesto el coro cantando el tema All you need is love, de la película 'Love Actually', en el pasillo de la iglesia, rodeados de todos los invitados.

- El himno de España pone la nota musical en la ceremonia

VER GALERÍA

Ya convertidos en marido y mujer, han abandonado el templo a las 19:37 horas, haciendo el tradicional paseíllo bajo los vítores de sus invitados y una lluvia de confeti, y dándose, por fin, el esperado beso. Estaban muy emocionados y han saludado a amigos y familiares, que no han dejado de darle la enhorabuena. "¡Guapos!", "¡Muchas felicidades!", "María, estás guapísima", gritaba la multitud que se ha acercado hasta allí para vivir junto a ellos este día tan especial. María siempre se ha mostrado muy cercana con sus fans y ha estado compartiendo con ellos el paso a paso de los preparativos del gran día. Sin embargo, de cara a su boda muchos le preguntaron si estaba preocupada porque algunos seguidores intentaran entrar en la ceremonia o acercarse a ella para felicitarla, sin embargo, ella respondió de manera muy clara: "Mis seguidores me quieren mucho y nos van a respetar, de todas formas habrá mucha seguridad por si alguno se olvida". La influencer dijo que se iba a olvidar totalmente del móvil para poder disfrutar al máximo, pero no ha prohibido a sus invitados que usen los suyos, sino todo lo contrario. De hecho, les ha pedido que hagan muchas fotos y vídeos y que las publiquen en sus perfiles para que sus fans puedan ver todos los detalles minuto a minuto. 

Un Range Rover estaba esperando a los recién casados para llevarles a la Finca de San Juan, donde ha tenido lugar el banquete de bodas y la fiesta posterior. La hostería, fundada en 1983 por María Rosa Fernández-Pacheco de Alvear, ganó el Premio Nacional al mérito turístico y está conformado por una casa-palacio llena de historia, además de la ermita de San Juan Bautista, que da nombre a la finca. "No hubo un día en concreto en el que me diera cuenta, simplemente le conocí, vi cómo se preocupaba por mí, que lo importante en su vida soy yo... Para mí él lo es todo y yo soy todo para él", fueron las románticas palabras con las que María se refirió en las páginas de ¡HOLA! a su ahora marido. 

VER GALERÍA

Tras darse el 'sí, quiero', la pareja empezará un nuevo capítulo que, sin duda, estará lleno de emociones y muchas alegrías. Aunque no será de inmediato, tienen previsto mudarse a la nueva casa que están construyendo a las afueras de Madrid, para empezar a disfrutar su vida como marido y mujer. "Ya tendríamos que tenerla, pero al final por diferentes temas nos vamos en septiembre. Y nada, genial, porque así nos centramos en la casa después del verano", explicó María hace unos días. A pesar de que todavía son muy jóvenes, en su casa nueva no faltan un par de habitaciones para los niños que vendrán. "Queremos esperar un tiempo, pero que vengan cuando tenga que venir. Siempre será bien recibido", aseguró la influencer en una ocasión. De hecho, a María le encantan los niños y, tal y como confesó en las páginas de ¡HOLA! Fashion, podrían tener mucho que ver con un proyecto que tiene en mente: "Nunca me ha preocupado mucho en el futuro, vivo muy al día. Pero no descarto tener una guardería, porque me encantan los niños pequeños".

Para conocer lo más relevante de hola.com y no perderte artículos como este, suscríbete a nuestra newsletter aquí.

Activa las alertas de ¡HOLA! y entérate de todo antes que nadie