El Camino de Santiago por Galicia, de Parador en Parador

Además de recorrer un mágico y siempre verde territorio y de la espiritualidad que envuelve a muchos de los peregrinos que transitan por él, embarcarse en el itinerario jacobeo por tierras gallegas es disfrutar también de alojamientos con mucho encanto y de la gastronomía más alabada de nuestro país. Tui, Baiona, Cambados, Pontevedra y Santiago son las paradas de este camino con el que despedirte del Año Santo Xacobeo.

Por HOLA.COM PARA PARADORES

Tiene encanto el paseo por las rúas, costanillas y pasadizos medievales del casco antiguo de Tui, esa histórica y bonita ciudad bañada por el Miño. Como lo tiene alojarse en el edificio de piedra que acoge el Parador (parador.es) y reproduce fielmente un pazo tradicional gallego. Desde sus acogedoras habitaciones o sus preciosos jardines se admira una de las mejores panorámicas del río que hace de frontera con Portugal. El mejor complemento a la estancia será disfrutar de la cocina de la tierra en su restaurante, en cuya carta no faltan platos de influencia portuguesa: empanada de bacalao, vieiras al horno, pulpo a feira con cachelos, bacalao…

VER GALERÍA

No te pierdas en Tui:

  • La fortificada catedral de Santa María, que parece un castillo
  • El Parque Natural Monte Aloia, a 700 metros de altitud, con unas espectaculares vistas sobre el río Miño
  • Una visita a la portuguesa Valença do Minho, una preciosa ciudad fortaleza con forma de estrella que se encuentra a apenas 2 kilómetros cruzando el río

VER GALERÍA

BAIONA

El Camino de Santiago por Galicia tiene otra importante parada a 35 kilómetros de Tui, en Baiona, una bonita villa costera medieval, que es conjunto histórico, y un lugar para alojarse muy especial, el Parador, ubicado en la imponente fortaleza que domina la península de Monterreal y rodeado de jardines con excelentes panorámicas. Es un alojamiento elegante y señorial, con escaleras de piedra y habitaciones con vistas al mar en el que podrás disfrutar de los mejores atardeceres con las islas Cíes de fondo. De lo que también se disfruta es de la cocina gallega de calidad en sus dos restaurantes: Torre del Príncipe y el Enxebre A Pinta.

VER GALERÍA

No te pierdas en Baiona:

  • Caminar por sus 2 kilómetros de paseo marítimo viendo batir las olas y su fachada marítima
  • Visitar el Museo de la Carabela Pinta, ya que fue el puerto de Baiona fue el primero de Europa que recibió la noticia del descubrimiento de América
  • Coger un barco para llegar a las islas Cíes

VER GALERÍA

PONTEVEDRA

Seguimos hacia el norte para hacer la siguiente parada en Pontevedra, una ciudad llena de encanto, con un casco antiguo de postal, callejones de granito, momumentos tapizados de verdín y plazas recoletas animadas con terrazas: la de la Leña, la de la Verdura, la de Ferrería... En un palacio renacentista del centro histórico -la que fuera residencia de los Condes de Maceda– se encuentra el Parador de Pontevedra, el lugar perfecto para hacer un alto en el Camino. Además de su señorial escalinata de piedra labrada, sus confortables habitaciones, sus estancias decoradas con antigüedades y muebles clásicos y su bonito jardín, en su restaurante Casa do Barón se come de lujo, por supuesto la auténtica cocina regional gallega.

VER GALERÍA

No te pierdas en Pontevedra:

  • La capilla de la Virgen Peregrina, la que visitan todos los peregrinos que hacen el Camino de Santiago, y la basílica de Santa María la Mayor
  • El Museo de Pontevedra, repartido en varios pazos y en diferentes edificios de la ciudad, alguno de ellos de moderna arquitectura
  • Los jardines del pazo de Lourizán, uno de los mejores arboretos de España, adornados de camelias

VER GALERÍA

CAMBADOS

Un pueblo precioso es Cambados, una antigua parroquia marinera adornada de casonas señoriales que la nobleza gallega habitó en su día, pero también de iglesias, torres, capillas... Además, es la capital del albariño, parada imprescindible para los amantes del vino, en la que se impone una visita por sus bodegas, algunas de las más emblemáticas en el centro histórico. Para disfrutar de todo ello con calma ningún lugar mejor que reservar una habitación en el antiguo pazo de Bazán, hoy Parador de Cambados, una elegante mansión solariega de luminosas habitaciones y un coqueto patio interior, que parece un museo al aire libre. Para reponer fuerzas, están las empanadas, el caldo gallego y otras recetas típicas que se saborean a la mesa de su restaurante.

VER GALERÍA

No te pierdas en Cambados:

  • Las bodegas del pazo de Fefiñáns, la primera que embotelló vino de la zona, y la de Gil Armada, que ocupan dos soberbias construcciones
  • El Museo del Vino, donde aprender todo lo relacionado con el albariño
  • Las ruinas de Santa Mariña Dozo

VER GALERÍA

SANTIAGO DE COMPOSTELA

El final del Camino no podía tener un destino mejor que el Hostal dos Reis Católicos. En la imponente plaza del Obradoiro, junto a la catedral, se levanta el Parador de Santiago, considerado el hotel más antiguo de España, pues nació como Hospital Real en 1499 para acoger a los peregrinos que llegaban hasta Compostela. Es un lugar único y exclusivo en el que se vive en primera persona la historia, el arte y la tradición de la meta jacobea. Su impresionante fachada-retablo, la capilla y sus cuatro magníficos claustros son algunas de las maravillas que esconde. Y para disfrutar de la mejor gastronomía gallega, el Parador ofrece platos modernos y creativos en el restaurante Dos Reis y comida tradicional en el Enxebre.

VER GALERÍA

No te pierdas en Santiago:

  • La restauración de la catedral compostelana y del Pórtico de la Gloria, la gran obra del Maestro Mateo
  • Recorrer la rúa do Franco degustando ribeiros y exquisitas recetas gallegas
  • El Museo do Pobo Gallego, en el antiguo convento de San Domingos, y la arquitectura vanguardista del Centro Galego de Arte Contemporánea, de Álvaro Siza