Los 99 años de Felipe de Edimburgo contados en 99 apuntes

Repasamos la apasionante vida del duque de Edimburgo, esposo y apoyo de la reina Isabel durante más de 73 años

DUQUE EDIMBURGO
Por P.R.

Felipe de Edimburgo ha fallecido este viernes, 9 de abril, a los 99 años de edad, a poco más de tres meses de cumplir el centenario (habría completado el siglo el próximo 10 de junio), y dejando un gran vacío en la Casa Real británica. El duque de Edimburgo, el ‘duque de Hierro’ ha acompañado, durante más de 73 años, a su esposa, la reina Isabel II, convirtiéndose en su fuerza y apoyo.

Sin embargo, más allá de ser el consorte real más longevo de la historia y cumplir con su papel al lado de la Soberana, la de Felipe de Edimburgo ha sido una apasionante vida de casi un siglo, que repasamos en 99 imprescindibles apuntes.

DUQUE EDIMBURGO©GettyImages
El duque de Edimburgo ha sido el consorte más longevo en la historia de la monarquía británica.

1.- Felipe, príncipe de Grecia y Dinamarca, nació el 10 de junio de 1921, en la mesa del comedor de Mon Repos, la villa familiar, en Corfú.

2.- Sus padres eran el Príncipe Andrés de Grecia y Dinamarca y Alicia de Battenberg, biznieta de la Reina Victoria.

4.- Fue un bebé muy bien recibido. Era el primer varón después cuatro niñas. Fue bautizado con el nombre de Philipos en una ceremonia ortodoxa.

5.- Pocos meses después, estalla un golpe militar en Grecia que derroca a su tío el rey Constantino y condena a muerte a su padre, el príncipe Andrés.

DUQUE EDIMBURGO©GettyImages
Felipe de Edimburgo nació en la mesa del comedor de Mon Repos, la villa familiar, en Corfú.

6.- Gracias a la intervención del rey Jorge V de Inglaterra, primo de Constantino, la familia pudo salir de Grecia en un buque de la Royal Navy. Felipe viajó a bordo del buque en una cuna hecha con una caja de naranjas.

7.- La familia se instaló en París, donde su madre, la princesa Alicia, tenía una tienda llamada Hellas que vendía productos s griegos.

8.- Cumplidos los ocho años, en 1929, sus padres lo enviaron a Cheam, la escuela preparatoria más antigua de Inglaterra.

9.- La separación de sus padres marcó un nuevo rumbo en su vida, cuando aún no había cumplido diez años. Su padre se fue a vivir a Montecarlo con su nueva pareja, la condesa Andrée de la Vigne. Su madre sufrió una grave crisis nerviosa y fue internada en un sanatorio psiquiátrico en 1931. No la volvería a ver hasta cinco años después.

10.- Ante la ausencia de sus padres, la responsabilidad de cuidar al joven Felipe fue compartida por sus hermanas ya casadas, Sofía y Teodora, y su abuela materna, Victoria, y sus dos hijos George, marqués de Milford Haven y Louis Mountbatten.

DUQUE EDIMBURGO©GettyImages
La separación de sus padres marcó un nuevo rumbo en su vida.

11.- En 1933, Felipe ingresa en la Schule Schloss Salem en Alemania, una escuela de élite pionera fundada por el padre de Berthold Margrave de Baden, esposo de su hermana Teodora. Felipe siempre recordaría a su cuñado con cariño: “Me enseñó a conducir y a pescar trucha y tuvo una gran influencia en mi carácter”.

12.-Con el ascenso de Hitler y el nazismo, sus hermanas decidieron enviar a Felipe de nuevo a Inglaterra.

13.- El 29 de noviembre de 1934, con 13 años, coincidió por primera vez con Isabel de ocho, en la boda de Marina de Grecia, prima de Felipe, con el príncipe Jorge, duque de Kent, tío de Isabel, celebrada en la abadía de Westminster.

14.- En la escuela Gordonstoun, fue capitán de los equipos de hockey y cricquet, practicó vela y al finalizar cada curso pasaba los veranos con sus hermanas y familias

15.- En 1937, cuando tenía 16 años, Felipe recibió la terrible noticia de que su querida hermana Cécile, embarazada de su cuarto hijo; su marido y sus dos hijos mayores habían fallecido en un accidente de avión.

Duque de Edimburgo adolescente©GettyImages
En 1933, Felipe ingresó en la Schule Schloss Salem en Alemania, una escuela de élite pionera fundada por el padre de Berthold Margrave de Baden, esposo de su hermana Teodora.

16.- En los funerales, Felipe coincidió con sus padres, pero fue su tío George, el marqués de Mildford Haven, el que asumió el papel de figura paterna y mentor. Aunque, menos de un año después del accidente, George fallecía de cáncer. “De niño, el príncipe Felipe perdió a todo el mundo” escribía su biógrafo Gyles Brandreth “Se volvió muy autosuficiente”.

17.-En 1939, con 18 años, y con una Europa preparándose para la Segunda Guerra Mundial, Felipe no tenía demasiado tiempo para pensar en sus pérdidas y, con el apoyo de su tío Lord Mountbatten, un segundo padre para él, ingresó como cadete en el Royal Naval College en Dartmouth.

18.- En el mes de agosto de ese mismo año la familia real visitó la escuela naval y Felipe fue el encargado de acompañar a sus dos primas lejanas, Isabel, de trece años, y su hermana Margarita. Para Isabel fue amor a primera vista: “Es como un dios vikingo”. Daba comienzo una larga historia de amor.

DUQUE EDIMBURGO©GettyImages
Para Isabel, el duque de Edimburgo fue un amor a primera vista: “Es como un dios vikingo”.

19.- En 1940 Felipe se graduó en la escuela naval como el mejor de su promoción, al principio de la guerra estuvo destinado en el océano Índico y más tarde a la flota del Mediterráneo. Fue ascendido a alférez de navío.

20.- En esa época, Felipe asistió, invitado por Isabel, a la representación de Aladino, en el castillo de Windsor en la que Isabel era la protagonista. Su institutriz Elisabeth Marion ‘Crawfie’, recordaría que: “Nunca la vi más animada. Había una chispa en ella que ninguno de nosotros había conocido”.

21.- Incorporado a filas de nuevo, fue destinado en junio de 1942 al destructor HMS Wallace. En julio fue ascendido a teniente de navío y en octubre primer teniente del buque con 21 años, siendo uno de los más jóvenes de la Royal Navy.

22.-Héroe naval a los 22 años. Durante el conflicto, sirviendo en el HMS Wallace, gracias a una maniobra de distracción ideada por Felipe, evitó que un bombardero enemigo atacara al buque salvando a toda la tripulación.

Portada Hola©Hola
En unas vacaciones en Escocia, Felipe le propondría matrimonio a Isabel.

23.- En 1944, fue destinado de nuevo al Pacífico a bordo del HMS Whelp donde, tras varias misiones, estuvo presente en la Bahía de Tokio cuando se firmó la rendición japonesa.

24.- Finalizada la guerra, en enero de 1946, Felipe regresa al Reino Unido, siendo destinado como instructor en la Escuela de Suboficiales en Corsham, Wiltshire.

25.- A partir de entonces, Felipe e Isabel se veían todos los fines de semana, y cuando la escuela cerró por vacaciones, Felipe pasó seis semanas en Balmoral. Sería en esas vacaciones en Escocia cuando le propuso matrimonio, después de haberse carteado también durante años.

26.- En julio de 1947 el palacio de Buckingham emitía el comunicado oficial. El Rey “Había dado su consentimiento, con mucho gusto”, mientras Isabel mostraba su anillo de compromiso de diamantes y platino diseñado por el propio Felipe.

Duque de Edimburgo Isabel II©GettyImages
En julio de 1947 el palacio de Buckingham emitía el comunicado oficial del compromiso.

27.- Ese mismo día, los dos hacían su primera aparición pública en el balcón del palacio de Buckingham, dónde miles de personas les aclamaban y felicitaban. La boda se fijó para el 20 de noviembre de 1947.

28.- La despedida de soltero privada de Felipe se celebró en el hotel Dorchester de Londres, acompañado por sus compañeros oficiales del HMS Whelp y su tío Lord Mountbatten. El novio se retiró a las 12.15 y dijo: “Lo siento, debo irme. ¡Tengo una cita a primera hora de la mañana!”

29.- Para que la boda pudiera celebrarse, Felipe tuvo que renunciar a su religión, a sus títulos de Grecia y Dinamarca y a su ciudadanía, al convertirse en ciudadano británico.

30.- Por la mañana del día de la boda, antes de la ceremonia, el rey lo nombró Duque de Edimburgo, Conde de Merioneth y Barón de Greenwich, con tratamiento de Alteza Real, y también Caballero de la Orden de la Jarretera.

Portada Hola©Hola
Su boda fue todo un acontecimiento mundial.

31.- La boda se celebró el 20 de noviembre de 1947, en la Abadía de Westminster y fue todo un acontecimiento a nivel mundial.

32.- Al finalizar la ceremonia, Felipe se inclinó ante los reyes e Isabel hizo una reverencia y ambos, cogidos de la mano, se dirigieron a la gran puerta oeste bajo los acordes de la marcha nupcial de Mendelshon.

33.- En el Palacio de Buckingham se ofreció un almuerzo austero a los novios y a los 150 invitados consistente en pescado, perdices cazadas en las fincas reales y helado. El pastel nupcial tenía cuatro niveles, 9 pies de alto y pesaba 500 libras.

34.- Entre los 2.583 presentes que recibieron los novios se encontraban 16 pares de medias de seda y más de 100 pares de nylon, una aspiradora, un pelador automático de patatas y un gatito siamés, que regalaron al cocinero.

35.- Tras saludar a la multitud desde el balcón de palacio, los novios partieron hacia su luna de miel en un carruaje que los llevó a la estación de Waterloo, donde les esperaba el tren real. Su primera noche como matrimonio la pasarían en el retiro campestre de Lord Mountbatten.

36.- La joven pareja se instaló en Clarence House, aunque mientras se acometían las obras de restauración, se instalaron en Buckingham.

37.-Tres meses después de la boda, la princesa Isabel se quedó embarazada. El 14 de noviembre de 1948, a las 21:14, nacía Carlos el primogénito de la familia.

Duque de Edimburgo Isabel II príncipe Carlos bebé©GettyImages
El 14 de noviembre de 1948, a las 21:14, nacía Carlos el primogénito de la familia.

38.- Como la mayoría de los hombres en esa época, Felipe no asistió al parto y pasó la espera nadando en la piscina y jugando al squash con su secretario. Cuando fue informado de la buena noticia Felipe se la trasladó a los reyes que estaban esperando en sus aposentos.

39.- Aunque estaba destinado en un trabajo de despacho en el Almirantazgo e impartiendo un curso en el Colegio Naval de Greenwich, esos primeros meses no fueron fáciles para Felipe, acostumbrado a la vida al aire libre surcando los mares a bordo de un buque y deseando seguir con su carrera militar.

40.- Desde el anuncio de su compromiso, fueron la pareja de moda en todo el mundo. Todos estaban fascinados con los príncipes. El guapo y elegante héroe de guerra y su bella princesa.

41.- En un viaje de cuatro días a París, las multitudes llenaron las calles para verlos y aplaudirles. Eran los invitados ‘estrella’ en todos los acontecimientos sociales eclipsando a las estrellas del teatro y cine del momento.

duque de edimburgo isabel ii©GettyImages
Se convirtieron en la pareja de moda.

42.- A Felipe nunca le gustó tanta popularidad. Era muy reservado. Años más tarde diría: “El nivel de adulación... realmente no lo creerías. Podría haberme absorbido... Es más seguro no ser demasiado popular. De la otra forma, no puedes llegar demasiado lejos”

43.- En el verano de 1949, la pareja se trasladó a Clarence House, ya reformada. Isabel había elegido los colores de la casa, mientras que Felipe escogió los cuadros y el diseño de la cocina y los baños.

44.- En el mes de octubre, Felipe fue destinado a Malta, como segundo al mando del destructor HMS Chequers

45.- El 20 de noviembre de 1949, en el 2º aniversario de boda, Isabel voló a Malta para reunirse con Felipe y pasar juntos la navidad, dejando a Carlos al cuidado de sus padres en Sandringham. Regresó a Londres el día 28 y de nuevo a Malta en marzo. Isabel estaba de nuevo embarazada.

46.- Durante los dos años siguientes, Isabel visitaba con regularidad a su marido cuando llegaba a puerto, alojándose en Villa Guardamangia, la casa del tío de Felipe, Lord Mountbatten.

47.- Fue la época en la que la vida de la pareja discurrió de la forma más ‘normal’ y seguramente la más feliz. Isabel era, a todos los efectos, la esposa de un oficial de la Royal Navy.

DUQUE EDIMBURGO©GettyImages
duque de edimburgo royal navy©GettyImages
Felipe fue destinado a Malta, y allí Isabel era, a todos los efectos, la esposa de un oficial de la Royal Navy.

48.- Su estancia en Malta dejó tan buenos recuerdos que, en noviembre de 2007, celebraron sus bodas de diamante en la isla, como una segunda luna de miel, disfrutando de una cena romántica que volvieron a repetir en 2015, en su 68º aniversario de boda, con motivo de la celebración de la cumbre de jefes de gobierno de la Commonwealth.

49.- En la fotografía de la pareja en 2007, la reina aparece con las mismas joyas con las que fue fotografiada en 1947: collar de perlas regalo de sus padres y un broche en la solapa; Felipe llevaba con una corbata del mismo color.

50.- El 15 de agosto de 1950, nacía la princesa Ana Isabel Alicia Luisa, en Clarence House.

51.- Poco tiempo duraron las buenas noticias para la pareja. La salud del rey empezaba a empeorar y la esperanza de la pareja de vivir ocupando un lugar secundario empezaba a difuminarse. En julio de 1951, el rey fue diagnosticado con un tumor en el pulmón izquierdo.

52.- Se iniciaron los preparativos para que Isabel sustituyera a su padre y Felipe fue reclamado a palacio desde Malta. Como dijo lady Mountbatten refiriéndose a Felipe: “Están poniendo de nuevo al pájaro en su jaula”.

Portada Hola©Hola
Con el fallecimiento del rey Jorge VI, el peso de la Corona recayó en Isabel.

53.-Felipe estaba destrozado. Era el final de su carrera, pero en público mantuvo una actitud firme: “Sucedió antes de lo que cabía esperar, pero era inevitable. Hay que aceptarlo. Así es la vida”.

54.- En la madrugada del 6 de febrero de 1952, la vida de Felipe y la de Isabel cambiaron para siempre. El rey Jorge VI fallecía mientras dormía de una trombosis coronaria.

55.- En aquellos momentos Felipe e Isabel se encontraban de safari, en un alojamiento de caza, en el Parque Nacional de Aberdare, en Kenia, en la primera etapa de su gira por la Commonwealth.

56.-La noticia no llegó a la pareja hasta horas después. El ayudante de Felipe, Michael Parker, fue quién despertó al duque de su siesta, quien diría: “Nunca sentí tanta pena por nadie en mi vida”. Al recibir la noticia, Felipe no dijo nada: “Sólo respiraba inhalando y exhalando, como si estuviera en shock”.

Isabel II duque de edimburgo©GettyImages
Tres meses después de la muerte del rey Jorge, fue nombrado presidente de la Comisión de Coronación.

57.- La muerte fue inesperada. Felipe le dio la noticia a Isabel en el jardín. Isabel tenía 25 años, Felipe 30.

58.- Para Felipe, su futuro era una incógnita. Sobre Isabel recaía la enorme responsabilidad de ser la Reina del Reino Unido, pero había sido educada para ello y tenía un modelo a seguir. Felipe no. El último consorte masculino había muerto un siglo antes y en tiempos muy distintos.

59.- Cuando tiempo después, fue preguntado sobre si había sabido que hacer cuando Isabel accedió al trono, Felipe respondió: “No. Tuve que tratar de apoyar a la Reina lo mejor que pude sin interponerme en su camino. La dificultad fue encontrar que hacer y ser útil”.

60.- Tres meses después de la muerte del rey Jorge, fue nombrado presidente de la Comisión de Coronación. Un papel fundamental para los complejos preparativos para el histórico día. “Hay mucho que hacer, así que cuanto antes nos pongamos manos a la obra, mejor”.

Portada Hola©Hola
Tuve que tratar de apoyar a la Reina lo mejor que pude sin interponerme en su camino”, diría tiempo después.

61.- El 2 de junio de 1953, con las calles abarrotadas de público, la reina y Felipe en la Carroza Dorada del Estado, se dirigieron a la Abadía de Westminster, presidiendo el mayor desfile de posguerra de la nación. Por primera vez, se retransmitía a escala global por televisión. Asistieron la mayoría de las cabezas coronadas de todo el mundo.

62.-Durante la ceremonia, Felipe ocupó un lugar secundario. No fue coronado consorte, como lo habían sido la madre de Isabel y su abuela. Tras el arzobispo de Canterbury, el príncipe Felipe fue el segundo en rendir homenaje a la reina.

63.- Arrodillado y poniendo sus manos sobre las de ella juró: “Yo, Felipe de Edimburgo, me convierto en vuestro vasallo. Y la fe y la verdad me guiarán hacia ti, en la vida y en la muerte. Que Dios me ayude”. Se puso en pie, tocó la corona de San Eduardo y besó a la recién coronada en la mejilla. Ahora no sólo era su marido, también su súbdito.

Portada Hola©Hola
La Reina modificó su decreto para anunciar que sus descendientes, podrían llamarse Mountbatten-Windsor.

65.- Cuando la Reina subió trono, el tío del Príncipe Felipe se jactó de que “la Casa de Mountbatten ahora reinaba”. Perola reina María, temiendo que el nombre de la dinastía Windsor estaba amenazada, persuadió al primer ministro, Winston Churchill, para que planteara la cuestión con la Reina. La reina firmó un decreto por el que ella y sus descendientes “serán llamados y conocidos como la Casa de Windsor”, con el consiguiente enfado de Felipe: ”Soy el único hombre del país que no puede dar su nombre a sus hijos. No soy más que una maldita ameba”.

66.- Ocho años después, la Reina modificó su decreto para anunciar que sus descendientes, podrían llamarse Mountbatten-Windsor.

67.- Aunque tuvo que conformarse con un papel secundario en su vida pública, en privado Felipe fue mucho más. Él fue quien influyó en sus hijos y quien determinó su futuro en términos de educación y capacitación para sus vidas como miembros de la realeza. Si bien recibió algunas críticas, especialmente del Príncipe Carlos, otros miembros de la familia han defendido su papel como padre.

68.- La Reina no era una madre dura y prefirió dejar en las manos del príncipe Felipe la disciplina de sus hijos

69.- La princesa Ana ha recordado cómo dedicaba parte de su tiempo para leerles cuentos y llevarlos a pescar. El Duque también les enseñó a nadar, navegar, montar a caballo y pintar. El propio Felipe recordaba “buenos tiempos, días felices” llevando a los jóvenes Carlos y Ana a navegar en su yate Bloodhound.

Duque de Edimburgo con sus hijos©GettyImages
La princesa Ana ha recordado cómo su padre dedicaba parte de su tiempo para leerles cuentos y llevarlos a pescar.

70.- Al preguntarle en qué se diferenciaba de su hijo mayor, Felipe dijo una vez: “Él es un romántico y yo soy pragmático. Eso significa que vemos las cosas de forma diferente”.

71.- La Reina y Felipe completaron su familia con el nacimiento de Andrés en 1960, el primero de un soberano reinante desde 1857 y por el de Eduardo en 1964.

72.- Con el paso de los años, las relaciones con sus hijos se volvieron mucho más cercanas que nunca. En 2002, el Príncipe Felipe haciendo referencia a la educación que les habían dado dijo: “Hicimos lo que pudimos”.

73.- El Príncipe Felipe se convirtió en suegro por primera vez a los 52 años, cuando en noviembre de 1973 la princesa Ana se casó con el capitán Mark Phillips; y, posteriormente, cuando el Príncipe de Gales contrajo matrimonio con Lady Diana Spencer el 29 de julio de 1981.

DUQUE EDIMBURGO©GettyImages
El Príncipe Felipe se convirtió en suegro por primera vez a los 52 años, cuando en noviembre de 1973 la princesa Ana se casó con el capitán Mark Phillips.

74.- Cuando Anne y Mark se divorciaron en 1992, después de 19 años y dos hijos. Felipe siempre estuvo agradecido a Mark por la forma en que abandonó tranquilamente la escena real.

76.- Felipe influyó en la pareja hacia el matrimonio. Le dijo a Carlos que era injusto mantener a una chica tan vulnerable a tanta presión y que debía decidir si quería casarse con ella.

77.- Felipe simpatizó mucho con Diana durante los diez años que estuvo con Carlos. Él también sabía lo que era venir de un hogar roto, aunque no compartía su exposición constante a los medios de comunicación.

78.- Cuando el matrimonio se rompió a principios de los 90, la Reina y Felipe les ofrecieron ayuda. El duque demostró que como suegro podía ser comprensivo, compasivo e incluso cariñoso.

duque de edimburgo diana de gales©GettyImages
Felipe simpatizó mucho con Diana durante los diez años que estuvo con Carlos. Él también sabía lo que era venir de un hogar roto, aunque no compartía su exposición constante a los medios de comunicación.

79.- Cartas suyas escritas a Diana durante el ‘annus horribilis’ en el verano de 1992 muestran lo mucho que intentó ayudarla cuando se sentía aislada y vulnerable. En una de ellas bromeó: ”Estoy bastante dispuesto a reconocer que no tengo talento como consejero matrimonial”.

80.- Para completar las malas noticias de ese año, el 20 de noviembre de 1992 - el 45º aniversario de bodas de la Reina y el Duque– se produjo un incendio en el Castillo de Windsor. La catástrofe dio al príncipe Felipe la oportunidad de usar sus habilidades de diseño durante los cinco años que duraron los trabajos de su restauración.

81.- La nuera que le resultó más difícil de tratar fue Sarah Ferguson, quien se convirtió en duquesa de York tras casarse con el príncipe Andrés en 1986.

82.- Alguien con quien nunca tuvo problemas fue con Sophie Rhys Jones, que se casó con el príncipe Eduardo en junio de 1999 en el castillo de Windsor tras seis años de noviazgo. El Duque admiraba la naturaleza deportiva de Sophie.

DUQUE EDIMBURGO©GettyImages
El duque de Edimburgo celebró en junio de 2020 su 99 cumpleaños en el castillo de Windsor junto a la reina. Todavía la hacía reír.

83.- También tuvo una buena relación con la duquesa de Cornualles. Camilla y el duque siempre se han llevado bien, gracias a un amor compartido por los caballos y un sentido del humor parecido.

84.- El Duque también ha sido testigo de las bodas de sus nietos. En mayo de 2008, Autumn Kelly se casó con su nieto mayor, Peter Phillips. Tres años después, la hermana de Peter, Zara, se casó con el jugador de rugby inglés Mike Tindall.

86.- El pariente político que, desde Diana, tuvo más impacto para Felipe fue Kate Middleton, que se casó con el Príncipe William en abril de 2011. Para el Duque, la presencia de una popular y eminentemente adecuada futura Reina, le dio tranquilidad en sus últimos años.

85.- En octubre de 2018, la hija menor del príncipe Andrés, la princesa Eugenia, se casó con Jack Brooksbank en la capilla de San Jorge, en Windsor -meses después de que el príncipe Harry se casara con Meghan Markle en el mismo lugar-, un enlace que el duque aprobó “porque ella era muy atrevida”.

duque de edimburgo©GettyImages
El Duque también ha sido testigo de las bodas de sus nietos.

87.- Fiel y leal a la Reina, el Duque de Edimburgo se ha mantenido en un segundo plano, siempre dos pasos detrás de ella, aunque ha sabido encontrar su lugar dentro del Palacio de Bukingham. En ese sentido, varios biógrafos han coincidido en que la Reina ha sabido compensarlo dentro del hogar. En la familia “ella lleva la corona y él los pantalones”.

88.- En sus bodas de plata, la Reina dijo en un discurso: “Si me preguntan qué pienso de la vida familiar después de 25 años de matrimonio, puedo responder con sencillez y convicción, estoy a favor”. Veinticinco años más tarde, describiría así a su marido: ”él es simplemente mi fuerza y mi apoyo”. En 2011, con motivo del nonagésimo cumpleaños del duque, la reina le concedió un título que ella venía ostentando desde 1964, el de Lord Gran Almirante del Reino Unido.

89.- El duque ha sido un gran lector y pensador, cualidades que ha transmitido a todos sus hijos. El estilo de vida itinerante de su familia y la ausencia del calor de un hogar en su niñez y juventud también lo hicieron resistente y con enorme capacidad de adaptación.

DUQUE EDIMBURGO©GettyImages
El duque ha sido un gran lector y pensador, cualidades que ha transmitido a todos sus hijos.

90.- Felipe a lo largo de su vida ha destacado en muchas facetas. Asumió la responsabilidad de la gestión de los palacios de Sandringham y Balmoral, así como guardián del Gran Parque de Windsor. En el castillo diseñó la disposición de los jardines de la Terraza Este, así como una fuente central en el jardín hundido. También creó el jardín privado a lo largo del muro sur. En Balmoral rediseñó los jardines privados, incluyendo un jardín acuático, que el Duque cavó personalmente con una excavadora.

91.- También fue el primer miembro de la familia real en ser entrevistado en la televisión, en mayo de 1961. Anteriormente, en 1957, presentó un programa para la BBC sobre su gira de cuatro meses por la Commonwealth y en 1967 presentó una serie sobre las Islas Galápagos

92.- Philip también estaba interesado en la fotografía. Le encantaba tomar fotos de aves, desde la cubierta del Britannia. Sus fotografías fueron la base del libro Birds from Britannia (1962). También aprovechó sus cruceros para la pintura al óleo.

93.- Felipe, además publicó libros de sus discursos y conferencias, medio ambiente y el futuro del planeta y su deporte favorito, las carreras de carruajes.

Duque de Edimburgo carruaje©GettyImages
Felipe, además publicó libros de sus discursos y conferencias, medio ambiente y el futuro del planeta y su deporte favorito, las carreras de carruajes.

94.-Otra de sus pasiones fue volar. Dejó de hacerlo en 1997 a los 76 años. Consiguió sus alas de piloto de la RAF en 1953; de helicóptero de la Royal Navy, en 1956; y de piloto privado en 1959. Acumuló 5.986 horas y pilotó 59 tipos de aeronaves durante 44 años.

95.- En su faceta deportiva, Felipe fue un gran jugador de polo, aunque, cuando cumplió 50 años, colgó el mazo para dedicarse a las carreras de carruajes participando en competiciones representando a Gran Bretaña en diferentes países de Europa y también a luchar para que fueran reconocidas como deporte e incluidas en todos los Juegos Ecuestres Mundiales. Su amor por el océano y la vela también marcó su vida.

96.- Después de su accidente de coche el 17 de enero de 2017, el príncipe de 97 años, decidió renunciar al carnet de conducir, pero no a las riendas de su carruaje, aunque ya no participaba en carreras. El 2 de agosto de 2017, pasaba revista a las tropas de la Marina Real por última vez. Fue su último compromiso y anunciaba oficialmente su retirada de la vida pública: “No puedo aguantar mucho más”.

97.- El duque representó oficialmente a la corona por primera vez el 2 de marzo de 1948, cuando asistió a un combate de boxeo en el Royal Albert Hall de Londres. Y su jubilación dejó tras de sí cifras de récord: 22.219 actos oficiales, 5.000 discursos... De cadete a Príncipe consorte, setenta y ocho años de servicio al Reino Unido y a la Corona.

duque de edimburgo deporte©GettyImages
También era un apasionado deportista.

98.- En los últimos años, Felipe de Edimburgo disfrutó mucho de su retiro. Pintaba, cultivaba con éxito trufas negras, leía, cocinaba y, sobre todo, caminaba muchísimo por los campos de Windsor y de Sandringham.

99.- El duque de Edimburgo celebró en junio de 2020 su 99 cumpleaños en el castillo de Windsor junto a la reina. Todavía la hacía reír. Isabel II tenía grandes planes para disfrutar juntos de su centenario, pero no pudo ser. El viernes, 9 de abril, Buckingham anunciaba: “Es con profundo pesar que Su Majestad la Reina anuncia la muerte de su amado esposo, Su Alteza Real el Príncipe Felipe, Duque de Edimburgo. Su Alteza Real falleció pacíficamente esta mañana en el Castillo de Windsor”. Ha sido el consorte más longevo en la historia de la monarquía británica y las cifras son abrumadoras. Un siglo de vida menos tres meses; setenta y tres años de matrimonio y casi setenta de servicio a la corona como príncipe.