Reyes y sus hijas en los premios princesa de asturias

En su primera visita a España desde que comenzó el curso ha sido recibida por el calor de los asturianos

La princesa Leonor entrega los Premios Princesa de Asturias, su primera gran cita institucional desde que se marchó a Gales

Volvió al teatro Campoamor acompañada por la reina Sofía, los reyes Felipe y Letizia y la infanta Sofía para uno de sus compromisos más emblemáticos

por M. J. Somoza

La princesa Leonor no ha faltado a su encuentro con Asturias. La hija de don Felipe y doña Letizia, flanqueada por sus padres, su abuela, la reina Sofía, y su hermana Sofía, ha pisado de nuevo la alfombra azul de los Premios Princesa de Asturias, una edición que regresa al teatro Campoamor recuperando así el espíritu e inspiración de los galardones (el año pasado sufrieron importantes modificaciones debido a la pandemia). El melódico sonido de las gaitas, casi ensordecido por los vítores de decenas de asturianos entusiasmados, ha recibido a la Princesa que un año más (ya van tres) presidió junto a sus padres la entrega de galardones que lleva su nombre. Los Reyes, la reina Sofía y sus hijas se han parado brevemente para saludar a los asturianos, debajo de las mascarillas se adivinaba la emoción que sentían ante tanto cariño. Leonor ha escogido para su esperada reaparición un vestido de corte recto con volante inferior, de estampado geométrico y una lazada en la espalda, que ha completado con unos discretos tacones y el pelo recogido en una coleta. Su hermana Sofía ha lucido un look inspirado en las bailarinas, con falda de tul en rosa pálido, camiseta negra y el pelo recogido en un moño bajo (recordemos cuánto les gusta la danza a las hijas de los Reyes y la zapatilla que lleva la Infanta como llavero en su mochila escolar). Doña Letizia también ha llevado un vestido con falda de vuelo en color negro, mientras que la reina Sofía ha optado por el tono rosa pálido también. 

Loading the player...

La princesa Leonor: 'Vuelvo pronto a mis estudios con el recuerdo de una nueva entrega de premios que nos emociona y nos conmueve'

El desfile de invitados a los Premios Princesa de Asturias

VER GALERÍA

PINCHA SOBRE LA IMAGEN PARA VER LA GALERÍA DE FOTOGRAFÍAS

A su llegada se ha podido ver el cariñoso gesto que ha hecho la princesa Leonor a su hermana Sofía, poniéndole la mano en la espalda mientras esperaban para entrar a la ceremonia. Las hermanas, que están muy unidas, han estado separadas dos meses que les habrán parecido eternos. Igual de entusiasmada que su nieta por volver a ver a Leonor, se ha visto a la reina Sofía, que ha ocupado su tradicional lugar en el palco de honor en medio de una gran ovación del teatro Campoamor. En sus butacas (solo se ha ocupado el 60 % de aforo debido a las restricciones sanitarias) se sentaba la madre de doña Letizia, Paloma Rocasolano, que no suele faltar a esta velada. Lo hacía habitualmente también Menchu Álvarez del Valle, abuela de la Reina, que falleció el pasado 27 de julio, y cuyo recuerdo, seguro, está muy presente en la memoria de su nieta en su regreso a esta tierra donde están sus raíces. 

Doña Letizia se supera con su vestido español de estilo 'New Look' y pendientes con historia

Paloma Rocasolano arropa a su hija y a sus nietas en los primeros Premios Príncipe de Asturias sin la presencia de Menchu Álvarez

VER GALERÍA

Durante la ceremonia, la soltura y madurez que ha vuelto a demostrar la princesa Leonor al pronunciar su discurso, fruto de sus cada vez más frecuentes participaciones en este tipo de eventos, han pintado de nuevo el orgullo en el rostro de sus padres. Mientras ella hablaba, los Reyes se miraban sonriendo y asintiendo, aprobando el aplomo de la Princesa. El teatro Campoamor ha escuchado por tercera vez a Leonor que ha expresado su admiración por los galardonados, de quienes ha dicho que la inspiran para seguir "asumiendo sus responsabilidades y trabajar siempre con el mayor compromiso". "Este mundo tan interconectado en el que vivimos permite que todos podamos acercarnos a las obras de quienes hoy recibís nuestros premios. Y en mi caso, como estudiante de bachillerato, pienso en todos los jóvenes que lo pueden hacer y en lo mucho que podemos aprender de vosotros. Os felicito a todos y os admiro" ha asegurado. En un perfecto inglés además les ha agradecido su trabajo. Al finalizar sus palabras, ha recibido el cariño de su padre, que la ha cogido brevemente de la mano manifestándole su enhorabuena.

VER GALERÍA

Don Felipe, por su parte, ha recordado las dificultades vividas durante la pandemia y a los afectados por el volcán de La Palma. "Hoy, nuestras miradas se dirigen a la isla canaria de La Palma. Me gustaría tener un recuerdo muy especial —necesario, pero sobre todo muy sentido y cariñoso— para los que allí viven, que sufren desde hace un mes la tremenda erupción volcánica, y que han visto golpeadas sus vidas de una manera tan dramática y con tanta impotencia como tristeza". Ha dedicado además, es ya otra de las tradiciones de los premios, unas palabras a cada uno de los homenajeados, destacando su labor, su esfuerzo y sus aportaciones en sus respectivos ámbitos de trabajo. Algunos de ellos pronunciaron también discursos durante la ceremonia (a continuación reproducimos algunos fragmentos), que han provocado intensas reacciones en los asistentes, que no han dejado de aplaudir a los premiados mientras recogían su premio (solo ha faltado a la cita Amartya Sen, premio de Ciencias Sociales, debido a cuestiones de salud). El teatro se ha puesto en pie, al completo, también los Reyes y sus hijas, para aplaudir, por ejemplo, a Katalin Karikó, Drew Weissman, Philip Felgner, Uğur Şahin, Özlem Türeci, Derrick Rossi y Sarah Gilbert, Premio Princesa de Asturias de Investigación Científica y Técnica 2021.

El regreso de la reina Letizia a los Premios Princesa de Asturias, marcado por una significativa ausencia

Los premiados conmueven con sus palabras

Entre quienes han intervenido en la gala estaba Luis Fernández Vega-Sanz, presidente de la Fundación Princesa de Asturias, destacó durante la velada lo que significa regresar al Campoamor tras las dificultades vividas por la crisis del coronavirus. “Volvemos a este teatro, al teatro Campoamor, que tanto significado tiene para todos y simboliza además que estamos consiguiendo superar los muchos obstáculos que la pandemia ha puesto en nuestro camino” explicó. Destacó el compromiso de la fundación con la Corona, dando las gracias a los Reyes, sus hijas y la reina Sofía por su asistencia, siempre fieles a esta cita, y aseguró lo importante que es celebrar este homenajear a los premiados. “Tenemos la seguridad de que compartiendo conocimiento, experiencia, certezas y dudas como hacen los galardonados, nuestra andadura continuará y se reforzará más que nunca”.

VER GALERÍA

Emmanuel Carrère, Premio Princesa de Asturias de las Letras, ha comenzado dando las gracias a sus lectores, editores y a todos los autores que le han inspirado para encontrar su voz en la literatura, como Cervantes, Borges, Cortázar y Robert Louis Stevenson, entre otros. Se refirió asímismo al juicio que se está celebrando en Francia contra los autores del atentado en la sala de conciertos Bataclán, en el que perdieron la vida 61 personas. Habló el autor de las palabras de testigos y supervivientes de la masacre. “Esos testimonios que se suceden semana tras semana, a razón de una quincena al día, son muchas veces extraordinarios ejemplos de humanidad. Esos supervivientes heridos en su cuerpo y en su alma se mantienen de pie”.

Gloria Steinem, Premio Princesa de Asturias de Comunicación y Humanidades, se refirió a las lecciones positivas que se pueden extraer de la pandemia que ha azotado al mundo en estos últimos meses y que ha provocado que las naciones atraviesen, más que nunca, una situación similar a pesar de sus distintas culturas. “Durante el último año y pico de esta pandemia global, ustedes y yo desde lugares distantes del mundo, nos hemos sentido muy conectados, aunque solo fuera por razones espantosas”. Continuó manifestando esperanza: “Espero que en nuestros países respectivos dediquemos tiempo a analizar estas ingentes y profundas lecciones y a pensar en lo que ha cambiado, lo que queremos mantener y lo que queremos renunciar”. 

VER GALERÍA

La nadadora Teresa Perales, Premio Princesa de Asturias de los Deportes, ha dado una lección de fortaleza y valentía, asegurando que siempre contó con el apoyo de los suyos para superarse y perder el miedo. Ha rescatado recuerdos de su niñez y de una trayectoria que la ha llevado al podium del deporte paralímpico español. "Por eso, quiero aprovechar este altavoz, para decir a los niños y a los no tan niños que no hay que esperar a que alguien nos diga lo que va a pasar o lo que debemos hacer. Hay que pensarlo o soñarlo. Decidir tú lo que quieres e ir a por ello. Con decisión. Sin dejar que los obstáculos te impidan, al menos, intentarlo. Y en el camino, rodearnos de gente, de amigos, de personas que nos digan siempre como mi madre 'aquí estoy para ayudarte'. Así, aunque el destino sea distinto al imaginado, el viaje habrá merecido la pena" aseguró, destacando lo mucho que ha avanzado la sociedad en relación a la discapacidad. 

José Andrés, Premio Princesa de Asturias de la Concordia, ha comenzado su intervención con un guiño a Asturias, su tierra natal ("sería más fácil con un culín de sidra"), y dando las gracias a su mujer Patricia, pues sin ella "nada de lo que he logrado habría sido posible". Ha recordado cómo comenzó su camino como chef y la labor de su ONG, con la que ha ayudado a las personas afectadas por las catástrofes naturales en todo el mundo. Reconoció que queda mucho camino por recorrer y que hay que luchar contra el desperdicio de alimentos pues hay muchos necesitados en el mundo. "Hay demasiada hambre a nuestro alrededor y mucho trabajo por hacer. Incluso mientras estamos hoy aquí, mi corazón está con la gente de La Palma que no debe ser olvidada en este momento. Alimentemos al mundo de esperanza. Construyamos mesas más largas". Para los afectados por el voclán destinará el chef los 50.000 euros (doblará el montante con su patrimonio personal) del premio que acaba de recibir.

VER GALERÍA

Katalin Karikó, Premio Princesa de Asturias de Investigación Científica y Técnica, se manifestó aliviada al saber que las vacunas contra el coronavirus, que ella contribuyó a crear, funcionan y están acabando con el virus que ha cambiado la manera de vivir de toda la humanidad. "Es un gran alivio saber que las vacunas ya han protegido con éxito a millones de personas de los graves efectos de la COVID-19. Mientras trabajaba en mi mesa del laboratorio, solo soñaba con conseguir un impacto así". Ha dado las gracias además a aquellos que han luchado en primera línea contra el virus. "También queremos enviar desde aquí nuestro agradecimiento a todos los trabajadores sanitarios de primera línea. Somos conscientes de los increíbles riesgos que estuvieron dispuestos a afrontar para salvar a sus pacientes, algunos incluso haciendo el sacrificio supremo para ayudar a otros".

Todos con paraguas... ¡menos el Rey! La anécdota del final de los Premios Princesa de Asturias

El himno de Asturias, ese "Asturias patria querida" que esta vez se ha coreado de nuevo bajo una mascarilla, ha vuelto a conmover y emocionar, no puede ocurrir lo contrario al escucharlo interpretado por la Real Banda de Gaitas Ciudad de Oviedo. Han puesto estas notas el broche perfecto a una nueva entrega de los Premios Princesa de Asturias, una tarde que de nuevo ha dejado numerosos instantes emotivos para el recuerdo. ¡Y anécdotas! Cómo no sonreir ante un José Andrés que abandonó el teatro Campoamor bailando al son de las gaitas. Entre aplausos, los Reyes y sus hijas, de nuevo Leonor y Sofía se cogieron del brazo, como hicieron ayer durante el concierto -tal parece que Sofía no quiere separarse un segundo de su hermana-, pusieron fin a una fiesta inolvidable. La reina Sofía ha ejercido de abuela cariñosa, abrazando a sus nietas al abandonar el teatro, esta vez bajo la lluvia pues el clima otoñal del norte ha sido el invitado de última hora a esta fiesta.

VER GALERÍA

Intensa agenda en Asturias

Esta ha sido la primera gran cita institucional a la que ha acudido la princesa Leonor desde que, a finales de agosto, comenzó el primer curso de Bachillerato en el internado UWC Atlantic College de Gales. Esta estancia en el extranjero no le ha impedido ser fiel a su compromiso con la fundación Princesa de Asturias, pues además en su escuela tiene unos días de vacaciones (del 22 al 31 de octubre) lo que le ha permitido volver a España y reencontrarse con su familia. Ya antes de iniciar su periplo se puntualizó que la heredera compaginaría esta nueva etapa estudiantil con su vida institucional, algo que ha cumplido. La hemos visto de nuevo además junto a su hermana Sofía, a quien no pudo acompañar en el reciente Día de la Hispanidad. En una charla informal que mantuvieron los Reyes y sus hijas con los periodistas tras el concierto previo a la entrega de premios, doña Letizia y su hija desvelaron algunas pinceladas sobre su estancia en Gales, donde ya lleva dos meses. La Reina apuntó que iba "muy bien", aunque con una salvedad: la comida. Fue entonces cuando el Rey añadió entre risas: "¿Pero dónde va a comer mejor que en España? ¡Es imposible!" (una frase que recoge el rotativo asturiano El Comercio).

VER GALERÍA

Leonor, encantada con su vida en Gales salvo por un gran detalle

La princesa Leonor, centro de todas las miradas en su esperada reaparición en Asturias junto a los Reyes y la infanta Sofía

En esta ocasión la Princesa ha intensificado su agenda asturiana pues el jueves ya asistió al citado concierto que se celebra la víspera, donde la Orquesta Sinfónica del Principado de Asturias interpretó Fantasía para un gentilhombre y Concierto de Aranjuez bajo la dirección de Josep Vicent, con la participación del guitarrista Pablo Sáinz-Villegas. La jornada del viernes comenzó por la mañana con la recepción a los presidentes de los jurados, a los miembros de los patronatos Princesa y Fundación y a los galardonados con los Premios Princesa de Asturias 2021 en el Hotel de la Reconquista. En esta audiencia se pudo ver el tierno abrazo que la reina Sofía dio a su nieta mayor una vez finalizado el encuentro. La madre de don Felipe no ha querido perderse la entrega de galardones, aunque eso suponga faltar a la cena que esta noche celebra su sobrino Philippos de Grecia y Nina Flohr. Sí que viajará doña Sofía después de ser testigo de la entrega de premios a Atenas, donde asistirá mañana al enlace religioso del hijo de su hermano Constantino.

VER GALERÍA

El sábado 23 de octubre, los Reyes y sus hijas recorrerán las calles de Santa María del Puerto (Somiedo) elegido en esta ocasión como Pueblo Ejemplar. Aunque no habrá almuerzo debido a las restricciones sanitarias, la princesa Leonor tendrá oportunidad de dirigirse de nuevo a los asturianos. Es la tercera vez que la princesa heredera asiste a los galardones que llevan su nombre y que fueron escenario en 2019 de su debut. Desde ese estreno, la Heredera ha aumentado su actividad pública con apariciones en las que ha ido adquiriendo soltura y aplomo, iniciando así su camino hacia la posición institucional que la espera en el futuro.

Activa las alertas de ¡HOLA! y entérate de todo antes que nadie