constantine2-facebook

La trágica muerte del príncipe alemán Georg Constantin Sachsen-Weimar a los 41 años

El accidente tuvo lugar mientras montaba a caballo con un amigo en las inmediaciones del Palacio Apethorne, el mismo lugar en el que años atrás había pedido matrimonio a su esposa

por hola.com

Como muchos otros fines de semana, Georg Constantin Sachsen-Weimar-Eisenach se dispuso, el pasado sábado, a disfrutar de unos inolvidables días al aire libre en la casa de campo de un amigo en el Palacio Apethorpe, en Northamptonshire. Allí iba a poder practicar una de sus mayores aficiones: montar a caballo. Lo que no sabía el príncipe alemán era que en esta ocasión lo que parecía una tarde apacible iba a terminar en tragedia, pues Georg Constantin fallecía poco después como consecuencia de un terrible accidente tras caerse del equino. Tenía solo 41 años.

VER GALERÍA

En el momento del suceso, Sachsen-Weimar se encontraba con Jean Christophe Iseux, barón von Pfetten (conocido como el barón rojo), quien trabaja como analista para el gobierno chino en Reino Unido, tal y como recogen medios como Daily Mail y Bunte, que han revelado que el círculo cercano del príncipe alemán todavía no se explica el accidente teniendo en cuenta que se trataba de un jinete experimentado acostumbrado a competir en campeonatos de polo como el de Berkshire o carreas hípicas como la de Cheltenham. Curiosamente, el incidente tuvo lugar en el mismo lugar en el que años antes el príncipe alemán había pedido matrimonio a su esposa, la exmodelo británica Olivia Rachelle Page. Así lo reconocía esta misma semana uno de sus mejores amigos en sus redes sociales, en las que aprovechaba para homenajearle y recordar aquel momento.

"Parece que fue ayer cuando cenamos así a la luz de las velas en la sala del Palacio Apethorpe y cocinaste al fuego y conseguiste que te ayudara en tu plan para poder pedirle a Olivia que se casara contigo y soltaste el diamante casi en la oscuridad, y después, en el jardín, lancé fuegos artificiales para ti, en el mismo lugar en el que ahora has sufrido el accidente. Recuerdo la mayoría de las noches tranquilas, como la siguiente, cuando cenamos los cuatro y el Puligny-Montrachet (una clase de vino) no se acababa nunca. Y todas esas noches de Londres en tu casa cuando éramos vecinos. Este no debería ser el final para un jinete tan bueno", escribía Alexander Fiske-Harrison poco después de conocer el trágico desenlace.

VER GALERÍA

Georg Constantin y Olivia Rachelle se conocieron en el mes de julio de 2011 mientras ella trabajaba en el sector financiero. La boda, en forma de ceremonia civil, llegó en el año 2015. Se celebró en la localidad alemana de Weimar y no estuvo exenta de anécdotas. Para empezar, la novia llegó tarde, ya que viajó desde la capital británica en tren en lugar de hacerlo en avión. Tras su enlace, el príncipe Georg Constantin no dudó en mudarse a Reino Unido por amor. "Fuimos muy buenos amigos. Su esposa y mi exprometida fueron las mejores amigas de Londres. Era un tipo realmente encantador", añadiría Alexander Fiske-Harrison al Daily Mail.

El príncipe alemán era el sucesor de la Casa de Wettin, una dinastía vinculada a varias casas reales europeas. Era el hijo pequeño del príncipe Wilhem Ernst Emich Georg Rudolf de Sachsen-Weimar-Eisenach y su esposa, Eva Kovarcz. El tío del fallecido, Michael, es descendiente de la princesa Augusta, hija del rey Jorge II de Inglaterra, por lo que se figura (en un remoto puesto) en la línea de sucesión al trono británico. Además, Georg Constantin era el heredero del extinto reino de Sajonia. 

Activa las alertas de ¡HOLA! y entérate de todo antes que nadie