Fernando Junco

La Reina recupera su vestido de inspiración oriental con estampado dorado

Doña Letizia ha lucido este diseño de Dries Van Noten, que estrenó en noviembre de 2019, para la cena de Estado en honor al presidente de Corea del Sur

por Elena M.Medina

A primera hora de la tarde de hoy, los Reyes recibían al presidente de la República de Corea, Moon Jae-in, y a su esposa, Kim Jung-sook, en la primera visita de Estado a nuestro país desde el comienzo de la pandemia. En esta primera recepción, Doña Letizia ha querido recuperar su vestido de bailarina, un romántico diseño rosa cuarzo firmado por Felipe Varela que ya habíamos visto en el Día de la Hispanidad de 2018. En la posterior cena de Estado celebrada en el Palacio Real (también la primera que ofrecen los Reyes desde el inicio de la crisis del coronavirus), la Reina ha cambiado el diseño rosado por otra propuesta adecuada al código de vestuario, que este año introducía un cambio en la etiqueta, ya que las mujeres debían vestir de corto.

VER GALERÍA

La Reina ha cambiado el rosa cuarzo por el negro con un elegante vestido de inspiración oriental. Se trata de un modelo sin mangas con un llamativo estampado en dorado. Las líneas depuradas de la prenda, ligeramente ceñida en la cintura, adquieren un aire especial a través de los dibujos de flores que restan sobriedad al vestido gracias a su acabado brillante. Diferentes motivos decoran la parte delantera de la pieza, con una gran rosa como protagonista. Además del estampado floral, hay otro detalle que llama la atención, los sutiles adornos de lentejuelas que rematan las mangas. Como ha ocurrido con el look de Felipe Varela, esta vez la Reina ha vuelto a apostar por una prenda que ya formaba parte de su armario. En esta ocasión, con un espectacular diseño de la firma belga Dries Van Noten, un sello poco presente en su vestidor. Doña Letizia estrenó esta creación en noviembre de 2019, cuando los Reyes presidieron en el Hotel Palace de Madrid el acto de entrega de la XXXVI edición del Premio de Periodismo 'Francisco Cerecedo'.

VER GALERÍA

La Reina ha completado el vestuario con unas elevadas sandalias de tacón, un modelo de Magrit con doble tira metalizada cruzada en el empeine, el mismo diseño que eligió cuando estrenó el Dries Van Noten. Si bien se ha especulado con el tipo de tiara que llevaría la Reina para esta ocasión, finalmente esta joya no ha formado parte del vestuario. Sí ha añadido a la mezcla unos pendientes dorados en forma de flor de Helena Nicolau, un sello por el que ha apostado en varias ocasiones. Durante el recibimiento oficial, Doña Letizia se ha decantado por la naturalidad de la melena suelta, peinada con raya en medio pero para la cena de Honor ha optado por un recogido bajo en forma de moño. 

VER GALERÍA

Igual que ha sucedido con las entregas de premios o celebraciones de alfombra roja, esta cena de Estado también se ha adecuado a la situación actual. Algunos de los cambios más destacados tienen que ver con el aforo, reducido en un 50% con solo 60 invitados. Además, en lugar de reunirse todos los asistentes en la larga Mesa Imperial de 35 metros de largo, se distribuirán en mesas redondas a lo largo de la sala para mantener la distancia de seguridad recomendada. Respecto a la etiqueta, los hombres han vestido de negro y, como hemos mencionado, las mujeres de corto. 

Haz click para ver ‘El Armario de Letizia de España’, un formato que desglosa al detalle las claves de su estilo actual y a lo largo de los años. Puedes ver más en la nueva plataforma de vídeo ¡HOLA! PLAY, donde encontrarás programas de cocina, moda, decoración y documentales biográficos de ‘royals’ y ‘celebrities’. ¡No te lo pierdas!

Loading the player...

 

Activa las alertas de ¡HOLA! y entérate de todo antes que nadie