¿Siempre cocinas igual las pechugas de pollo? ¡Estas ideas te van a encantar!

¿Siempre cocinas igual las pechugas de pollo? ¡Estas ideas te van a encantar!

Socorrida como pocas, esta pieza del pollo cuenta con muchas más posibilidades en cocina de las que, habitualmente, le damos

Por

Es una de las partes del pollo más consumidas y apreciadas por muchos motivos: se trata de una carne económica, ligera, sana, y te soluciona una comida rápida en un abrir y cerrar de ojos. Simplemente cocinada a la plancha, (bien cocinada, eso sí, con cuidado de que no se reseque en su interior), y acompañada de unas verduras, resulta un bocado rico y saludable. ¡Cuántas veces habrán salvado una cena improvisada unas pechugas de pollo, vuelta y vuelta!

Más: Cocina a la plancha: decálogo para obtener los mejores resultados

Sin embargo, a veces olvidamos la infinidad de formas de cocinado que admiten estas piezas de carne. Son, por ejemplo, ideales para cocinar al horno, para preparar rellenas, en guisos…admitiendo prácticamente todo tipo de acompañamientos, salsas y condimentos.

Más: Trucos y recetas para sacarle el máximo partido a tu horno

Si en tu nevera no suele faltar alguna bandeja de pechugas pollo y te apetece descubrir formas algo distintas para cocinarlas, echa un ojo a estas ideas que te proponemos a continuación. Para acceder al paso a paso solo tienes que pulsar sobre las imágenes.

Paso a paso: Ensalada de pechugas pollo a la soja

Esta ensalada templada de pechugas de pollo gustará mucho a los amantes de los sabores asiáticos, entre sus ingredientes encontramos alagas wakame, hojas de sisho y salsa soja, todos ellos muy usados en la gastronomía japonesa. Un plato de cocina-fusión rico y fácil de preparar.

VER RECETA

Paso a paso: Pechugas de pollo con jamón y grosellas

Una forma muy vistosa de cocinar las pechugas de pollo consiste en presentarlas envueltas en otros alimentos. En este caso optamos por el jamón serrano y, además, le damos al conjunto un sabor aún más aromático gracias al uso de ramitas de tomillo. Rico, sencillo y diferente.

VER RECETA

Paso a paso: Pechuga de pollo de corral a la guindilla

Una receta que gustará a quienes disfrutan de la cocina con toques picantes y en la que el uso de pollo de corral como ingrediente principal marcará la diferencia. Y es que este tipo de pollos se alimentan de cereales como el maíz, la cebada o la alfalfa y el espacio donde se crían es mucho mayor. Algo que, lógicamente, tiene una incidencia directa en el sabor de su carne.

VER RECETA

Paso a paso: Pechugas de pollo encebolladas al vino blanco

Encebollamos aquí las pechugas con unas cebollas moradas. Esta variedad, aunque es perfecta para su consumo en crudo, también ofrece muy buenos resultados en la cocina caliente. Además de muy vistosa dado su llamativo color, aporta un interesante contrapunto de dulzor a infinidad de recetas. Esta cazuela es buen ejemplo de ello.

VER RECETA

Paso a paso: Pechugas de pollo con bacon, tomate y queso

En este caso vamos a rellenar las pechugas con bacon y queso cheddar y guarnecer con tomate también asado. ¡No puede tener mejor pinta!

VER RECETA

Paso a paso: Parmentier de pechugas pollo

Antoine-Augustin Parmentier. Así se llamaba el agrónomo, naturalista y nutricionista francés que extendió en Francia el consumo de la patata, de ahí que la palabra 'parmentier' nos lleve a pensar en este tubérculo. En concreto, en nuestra gastronomía asociamos este término con una crema o puré de patatas que se suele acompañar con otros ingredientes, en este caso unas pechugas de pollo.

VER RECETA

Paso a paso: Pechugas de pollo con chimichurri de kale

La salsa chimichurri, con sus especias, hierbas aromáticas y el toque del vinagre aporta un sabor delicioso a la carne y hace que nos quede más jugosa. Si preparas estas pechugas, ¡lo comprobarás!

VER RECETA

Paso a paso: Pechuga de pollo con salsa de ajo y perejil

En esta receta, optamos por una salsa verde hecha con ajo, perejil, aceite y sal para aportar jugosidad a las pechugas de pollo. 

VER RECETA