'Tips' gastro: Esto es lo que (quizá) no estás haciendo bien con la miel

'Tips' gastro: Esto es lo que (quizá) no estás haciendo bien con la miel

¿Cómo debe conservarse correctamente?, ¿tiene caducidad?, ¿se puede congelar?... ¡He aquí todas las respuestas!

Por

“Sustancia viscosa, amarillenta y muy dulce, que producen las abejas transformando en su estómago el néctar de las flores, y devolviéndolo por la boca para llenar con él los panales y que sirva de alimento a las crías”. Esto es lo que nos dice la RAE si en su buscador introducimos la palabra ‘miel’. En definitiva, un verdadero prodigio de la Naturaleza, al que no siempre damos el cuidado que merece cuando llega, ya embotado, a nuestra despensa… Además es un producto que, como indica el Diccionario de Gastronomía: "suele usarse como sustituto del azúcar, especialmente en la elaboración y en el aliño de postres como cuajada, dulce de leche, turrones, pasteles, bizcochos, caramelos, galletas o buñuelos, entre otros; también, para aliñar ensaladas, cocinar platos de carne."

Y es que, aunque es cierto que se trata de un producto de alta durabilidad, lo cierto es que requiere algunos tips de conservación si queremos que su sabor y propiedades se mantengan. Consejos como estos que hoy nos llegan de la mano de los expertos de la Sociedad Cooperativa Apícola Anae:

  • Siempre que sea posible, se debe elegir miel de la mejor calidad, sin pasteurizar. ¿Qué significa eso? El agua es ‘enemiga’ de la miel ya que desempeña un papel importante en el desarrollo de microorganismos y levaduras que pueden degradar el producto. Para no tener que someterse a esa limitación de la tasa de humedad, hay muchas mieles que se pasteurizan, lo que hace que su sabor y beneficios no sean los mismos.
  • En relación a las temperaturas de conservación: Las mieles cristalizadas (sólidificadas a través de un proceso natural) no toleran demasiada temperatura -esto causaría un colapso de su estructura cristalina- de modo de deben conservarse en lugares donde no haya más de 20 grados, siempre con las tapas siempre bien cerradas.
  • En el caso de las mieles líquidas, la temperatura de almacenamiento deseable sería de unos 25 grados para ralentizar su cristalización. ¿El mejor sitio para conservarla? Un armario alejado de la luz y focos fuertes de calor.
  • Respecto a la durabilidad: la miel es un alimento muy estable debido a sus ‘antibióticos naturales’. Es por ello que, si se conserva en las condiciones adecuadas, puede durar hasta dos años. Sin embargo, al contrario de lo que sucede con algunos vinos, no mejora con el tiempo. El paso de las semanas hace que se vaya cristalizando (unas mieles lo hacen más rápido que otras, en función de su relación fructosa/glucosa), y que cambien su apariencia y sabor. Es por ello que, en el caso de las mieles líquidas, se recomienda consumir en un plazo de seis meses.
  • Respecto a su congelación, es preferible evitarla dado que este proceso hace que pierda sus virtudes, especialmente en lo relativo a su contenido en vitaminas y enzimas. Además, dado que se trata de un producto que se conserva por mucho tiempo, no tienen sentido congelarla.

ALGUNAS RECETAS CON MIEL

Simplemente extendida en un poco de pan resulta deliciosa a la hora del desayuno. Sin embargo, la miel puede ser ingrediente de infinidad de recetas (y no solo a la hora del postre). A continuación, os mostramos algunas ideas que así lo demuestran:

Paso a paso: Tostas de pera y cabrales con miel

El queso y la miel siempre han hecho gran 'pareja de baile'. Para la preparación de estas ricas tostas utilizaremos Cabrales (queso asturiano de intenso sabor y aroma), peras, y por supuesto, nuestra protagonista de hoy: la dulce miel. 

VER RECETA

Paso a paso: Manzanas asadas con miel y piñones

Las manzanas asadas son un postre ideal para tomar en otoño y en invierno. Se recomienda utilizar la variedad 'Reineta' aunque valen otras como la 'Golden'. Son perfectas para tomarlas templadas, después de unos minutos salidas del horno. ¡Cuando las hagas, toda la casa olerá a su inconfundible aroma!

VER RECETA

Paso a paso: Alitas de pollo con miel, soja y pimentón

Las alitas de pollo son baratas, sabrosas y fáciles de comer. Se preparan de muchas maneras distintas a cada cual más fácil. Las más famosas son las 'Buffalo Wings', con una salsa picante con mantequilla. En esta receta os presentamos una deliciosa versión con miel.

VER RECETA

Paso a paso: Tortitas de calabaza con canela y miel

La calabaza es una fruta que nos ofrece muchísimo juego en la cocina. Vamos a incorporarla cocida y triturada a la masa de unas tortitas, que serviremos acompañadas con un poco de miel. ¡Deliciosas!

VER RECETA

Paso a paso: Zanahorias confitadas con miel y tomillo

La zanahoria es una hortaliza llena de vitaminas, minerales y antioxidantes. Nos ofrece un amplísimo juego en la cocina. En esta receta, la vamos a preparar confitada con miel y la vamos a aromatizar al tomillo. Podemos tomarla como entrante pero también es perfecta como guarnición de numerosos platos.

VER RECETA

Este y muchos más trucos y recetas top, en tu mail cada semana si te suscribes a nuestra newsletter de COCINA aquí.