Carlota Corredera

Carlota Corredera rompe a llorar en directo por la dura situación de Lely Céspedes

La presentadora de 'Sálvame' no podía contener las lágrimas al escuchar la historia de la expareja de Ernesto Neyra

por Adrián López

Lely Céspedes aparecía en Sálvame para contar la dura situación económica por la que está pasando. "No es complicada, es crítica. Mi ilusión en la vida ahora mismo es tener la nevera llena. Cuando hago la compra, abro el frigorífico 40 veces para mirarlo", revelaba muy emocionada. Además, dejaba claro que por sus hijos haría "lo que fuera" si no tuviera para comer, aunque lo tiene gracias a la gente que le ayuda. "Si tuviera que robar, robaría, pero no lo he hecho", decía mostrando la factura de su compra. Su historia conmovía a Carlota Corredera, que no podía evitar las lágrimas y hacía una reflexión. "Tienes cuatro hijos y no hay que tener vergüenza a decir que se está pasando una situación complicada. Mi director me está pidiendo que hable contigo, pero es que no puedo", relataba entre lágrimas la presentadora. 

VER GALERÍA

Carlota Corredera tras la muerte de su tío por Covid-19: 'Cuando toca en tu familia eres consciente'

Pero la cosa no terminaba ahí, Corredera no podía contener su emoción e intentaba consolar a la invitada: "¿Sabes qué pasa? Que hay mucha gente ahora mismo que está como tú y creo que los que no estamos como tú no somos conscientes de la suerte que tenemos", explicaba mientras se limpiaba las lágrimas. Muchos conocidos escribía mensajes a la presentadora diciendo que se ofrecían a llenarle la nevera a Céspedes, pero ella revelaba que lo que necesita es un trabajo. "Vamos a serenarnos, lo digo sobre todo por mí. Te doy las gracias por tu sinceridad y por no tener vergüenza a hablar de este momento que por desgracia está pasando mucha gente ahora mismo. Te daría un abrazo ahora mismo, pero no se puede", continuaba la presentadora de Sálvame. 

VER GALERÍA

Fotogalería: Carlota Corredera se muda a su nueva casa

Intentado recomponerse de la situación tan dura que vivían en el plató, Carlota pedía un pañuelo para limpiarse las lágrimas y, para intentar relajar el ambiente, pedía disculpas a sus compañeras de maquillaje. "Pobre Rosa que me ha dejado la cara maravillosa y ahora he destrozado su trabajo. Perdóname", comentaba. Pero además, la presentadora continuaba con otra reflexión. "Nos estamos volviendo un poco locos en general. De pronto nos hemos dado cuenta de algo porque hemos traído la realidad al plató porque nosotros no somos la realidad. Vivimos en una burbuja. Es verdad que nos pasan muchas cosas en nuestras vidas, pero somos unos privilegiados. De repente viene alguien y te dice que no se te olvide la suerte que tienes. Los que tenemos hijos pues... Yo no tengo problemas para llenar la nevera y a veces no lo valoro", explicaba en el programa de Mediaset. 

Para conocer lo más relevante de hola.com y no perderte artículos como este, suscríbete a nuestra newsletter aquí.

Activa las alertas de ¡HOLA! y entérate de todo antes que nadie