High School Musical: El Musical: La serie

En Disney+

‘High School Musical: El Musical: La serie’, fantasía 'millennial' protagonizada por la Generación Z

Esta producción prometía ser un 'remake' de la película de 2006 pero ha demostrado ser mucho más que eso y ha reactualizado un clásico con esencia propia

por Marina Ortiz Cortés

En 2006 se estrenó High School Musical en Disney Channel. Una tv movie con actores desconocidos que se inspiraba en clásicos como Grease para crear, sin que nadie se lo esperara, una saga millonaria que cambiaría las carreras de Zac Efron, Vanessa Hudgens y Ashley Tisdale, sus protagonistas. Supuso un movimiento fan internacional que en España se vio potenciado por la llegada de la cadena en abierto con la TDT y sus canciones se han convertido en los himnos de una parte de la población que ha crecido con Hannah Montana o los Jonas Brothers. Casi quince años después, esos adolescentes son adultos, en el límite entre millennials (generación Y) y centennials (generación Z), y se enfrentan a una nueva versión de la famosa franquicia adaptada en formato seriado para la plataforma de Disney+. Se trata de High School Musical: El Musical: La serie, un título de lo más enrevesado que, sin embargo, retrata a la perfección esta ficción que está grabada como un falso documental.

VER GALERÍA

Los personajes no son Troy y Gabriella, aunque sí podrían ser sus sucesores generacionales, pero esto no es ni un remake ni un reboot porque los personajes viven en un universo donde la película existe y es famosa… y ellos son fans. Un aspecto "meta" -es decir, que se autoreferencia- que le da un toque original e irrepetible sin que tenga miedo de beber de otros títulos como The Office o Glee, que incluso se menciona en uno de sus episodios, tal y como nos ha contado su creador, Tim Federle. La trama se centra en Ricky (Joshua Bassett) y Nini (Olivia Rodrigo), dos adolescentes que rompieron su relación en el verano y comienzan el nuevo curso adaptándose a su nueva situación cuando el instituto al que acuden -el mismo en el que se grabó High School Musical- anuncia que su musical semestral será la adaptación teatral de la famosa película. La autenticidad que reflejan los chicos, que en la vida real tienen desde 16 hasta 22 años, es otro de los grandes atractivos de la serie.

Ellos se declaran fans de la saga protagonizada por Zac y Vanessa y, de hecho, en el caso del protagonista masculino fue incluso su primera obra teatral. Tenía solo 8 años cuando se subió por primera vez al escenario y, aunque tenía un papel muy secundario, fue su comienzo en la interpretación y participar ahora en esta ficción es cerrar el círculo. Sin embargo, la fama de estos jóvenes no puede hacer más que crecer, puesto que hablamos de un talento que desborda: actúan, cantan, bailan y escriben sus propias canciones, que se pueden escuchar grabadas en directo en los episodios. Matt Cornett interpreta a E.J. con un aspecto que le podría haber valido el papel de Troy Bolton con la gorra, pero que se convierte en Chad en el musical, y Sofia Wylie da vida a Gina, la versión centennial de Sharpay Evans.

VER GALERÍA

Sin embargo, más allá de quedarse en los estereotipados personajes de la original, la nueva serie consigue darles más capas, más profundidad, para crear adolescentes con los que uno puede identificarse. A diferencia de los siempre perfectos protagonistas, estos dos intentan y luchan por serlo, pero no lo consiguen. Sin embargo, el enfrentamiento entre ellos y Ricky y Nini es mínimo: Disney intenta de esta manera romper con las tradiciones de rivalidad femenina y los dos chicos consiguen mantener una relación cordial, incluso aunque no se caigan bien. En sus propias palabras, llevan preparándose para estos papeles toda su vida, en el caso de Sofia, que es la más joven del reparto a sus 16, bailando desde que tenía solo cinco años. Sin embargo, han sido un apoyo, los unos para los otros, de aquellos pies de los que cojeaban.

Loading the player...

Para Matt lo más complicado fue bailar y recuerda con cariño las horas y horas de ensayos. Joshua casi se emociona al pensar en todos los momentos en los que se ponían a improvisar con el piano o la guitarra en pleno rodaje, llevándose incluso regañinas por distraer a los demás. Olivia agradece el apoyo de su coprotagonista para escribir las canciones que cantan juntos y que tiene medio millón de reproducciones solo en Spotify. Sus amistades son ya irrompibles y se aprecia la buena relación entre ellos, incluso a través de la pantalla. El hecho de rodar en el instituto East High de Salt Lake City, en Utah, donde se grabaron las tres películas de High School Musical -aunque la segunda está centrada en un complejo vacacional que en la vida real se llama Entrada at Snow Canyon Country Club- tiene un enorme efecto en la serie.

¿Por qué Zac Efron ha decepcionado a los fans de High School Musical?

VER GALERÍA

Tal y como explica Matt, cuando les ficharon él y sus compañeros Olivia y Joshua fueron a ver el lugar desde fuera y se quedaron totalmente impactados por su inmensidad y los recuerdos de la película. Para Sofia, que asegura haber visto el filme un millón de veces, el simple hecho de pasear por los mismos pasillos, estar en la cafetería, en la taquilla de Sharpay… todo es una experiencia inolvidable. Y además no faltan los elementos que referencian a los personajes originales y no todos son reconocidos como tales. Algunos, como el famoso micrófono rosa de la diva interpretada por Ashley Tisdale está escondido en la habitación de Nini, otros como las mochilas de Chad y Troy las llevan Ricky y E.J o la ya prehistórica blackberry de Gabriella, que se utiliza como broma durante la serie.

Ashley Tisdale cae rendida a los encantos de Madrid: ‘Mi visita a España ha sido increíble’

VER GALERÍA

Lo cierto es que High School Musical: El Musical: La serie es, pese a todos estos detalles o precisamente por ellos, una producción para todos los públicos. Jóvenes y mayores, hayan visto o no la original, podrán disfrutar de esta historia tan divertida y natural, sobre todo si son fans del género Broadway y similares. La segunda temporada ya está confirmada y, contra todo pronóstico, se alejará aún más de la famosa película interpretando en el musical escolar La bella y la bestia porque "hay un número limitado de bromas sobre Zac Efron que se pueden hacer", tal y como bromeaba Tim Federle. Sin embargo, algunos esperan aún que puedan incluirse nuevas versiones de canciones tan míticas y queridas como Fabulous, Right Here Right Now o I Want it All… Matt Cornett confiesa que hasta a él le gustaría interpretar el sueño en rosa de Ashley Tisdale en la segunda de la saga.

Para conocer lo más relevante de hola.com y no perderte artículos como este, suscríbete a nuestra newsletter aquí.

Activa las alertas de ¡HOLA! y entérate de todo antes que nadie