Irene Rosales recuerda a su madre: 'Dos malditos meses sin ti. Me haces mucha falta'

La mujer de Kiko Rivera le ha dedicado un emotivo mensaje al cumplirse dos meses de su fallecimiento

Por hola.com

Poco a poco, y gracias al cariño de su familia y amigos, Irene Rosales está intentando recuperar la sonrisa. La mujer de Kiko Rivera trata de sacar fuerzas de donde puede, sin embargo, desde que falleció su madre, el pasado 6 de febrero, vive con una gran pena que lleva por dentro. "Dos malditos meses sin ti, pero 24 horas en mi. Te echo mucho de menos y me haces mucha falta, mami", ha escrito la sevillana recordando la figura de Mayte Vázquez, que murió a los 58 años tras varios meses luchando contra una grave enfermedad.

VER GALERÍA

Coincidiendo con una fecha tan triste para ella, la sevillana ha querido dedicarle este emotivo mensaje que concluye: "Siempre serás mi todo. Te quiero tanto... cuídanos". Como siempre, sus seguidores han aprovechado para mandarle todo su cariño a través de mensajes llenos de cariño: "Lo está haciendo, ni lo dudes. Los que nos han querido mucho no nos dejan nunca, son ángeles de la guarda", "Mucho ánimo, Irene. Es muy duro", "Siempre estará en tu corazón", "Fuerza, estamos contigo", "La pérdida de un ser querido duele mucho, y más una madre", "Jamás se olvida, se aprende a vivir sin ellos"...

- Irene Rosales vuelve a sonreír gracias a su hija Ana

El pasado mes de febrero, Irene compartió con sus fans esta foto tan bonita que, sin duda, debe ser una de las más especiales de su álbum familiar. "No me cansaré de decirte lo mucho que te amo y cuánto te echo de menos. Me has dejado tan rota... Siempre en mi", escribió la mujer de Kiko Rivera recordando viejos tiempos, cuando tan solo era un bebé. 

VER GALERÍA

Como decíamos, la sevillana está poniendo todo de su parte para volver a la normalidad y aprender a convivir con su tristeza. Eso es algo que ha reflejado no solo por dentro, sino también por fuera, ya que tal y como ella misma confesó a HOLA.com, su último cambio de look tiene mucho que ver con esta etapa tan complicada en la que se encuentra. "Necesitaba un cambio que me hiciera sentir alegre y viva", nos contó Irene tras renovar su imagen.