HighclereCastle_Dining-Room

¿Un té en Downton Abbey? Visitamos el castillo inglés donde se rodó la serie

No suele estar abierto al público, porque además de la ficticia familia Crawley, allí habitan aristócratas de carne y hueso: los condes de Carnarvon. La popular serie británica ha situado Highclere Castle en el mapa turístico, fabulosa mansión victoriana cerca de Newbury, en el sureste de Inglaterra, que este verano retira temporalmente el cartel de “close to the public”. Pero si lo que quieres es una visita exclusiva, save the date: Milady recibe el próximo 20 de junio.

by MIRIAM QUEROL

“Está diseñado para ser admirado en la distancia”, explica Fiona, octava condesa de Carnarvor. Y es verdad: el castillo de Highclere, en Inglaterra, aparece y desaparece a lo lejos tras ondulantes colinas y centenarios olmos como un espejismo en un desierto verde, enmarcado por la naturaleza que aquí crece a la vez silvestre y domesticada. Un lienzo creado por quien es considerado “el jardinero más grande de Inglaterra”, Lancelot Capability Brown, nacido hace trescientos años y apodado así por ser capaz de llevar a buen puerto cualquiera de sus complejas misiones.

VER GALERÍA

Fue él quien esculpió las espesas arboledas que allí poblaban hasta crear prados alfombrados donde pastan las ovejas entre estanques y riachuelos artificiales. Un escenario perfecto para los romances de los protagonistas de Downton Abbey y, por supuesto, para los pícnics que George Herbert y Fiona organizan. El mismo paisaje que en su momento inspiró las cartas de Elizabeth (cuarta condesa de Carnarvon), refugiada en un bucólico templete y donde hoy Milady trabaja con su tablet.

VER GALERÍA

Estos y otros detalles sobre paisajismo y aristocracia desvelará el próximo 20 de junio la condesa en persona durante una charla informal, con pastas y té, a la que sigue un tour privado por los jardines y una recepción en el salón principal de la mansión, donde no faltará un cóctel de champán.

VER GALERÍA

ARRIBA Y ABAJO
El edificio actual fue diseñado en 1842 por Sir Charles Barry, responsable de construir las Cámaras del Parlamento de la abadía de Westminster. Tiene más de 25 habitaciones, y casi todas (las de los condes se mantienen en privado) las enseña alguno de los empleados del castillo con una generosa retahíla de anécdotas sobre la serie: sí, Maggie Smith es igual de mordaz que su personaje, lady Violet, y tiene un gran sentido del humor.

VER GALERÍA

VER GALERÍA

La lujosa biblioteca (con su correspondiente puerta secreta), el inmenso salón con chimenea, las paredes forradas con seda, los cuadros de antepasados junto a fotografías de la familia real británica (incluida la reina Isabel II), rincones adorables como el Morning room, repleto de estampados de flores, cojines, geranios, jacintos y liliums, los aposentos con mobiliario de época... Estancias archiconocidas por la serie que rodó aquí Julian Fellowes, amigo personal de los condes.

VER GALERÍA

Lady Carnarvon, que se encarga de atraer turistas con distintas acciones, es muy consciente del potencial promocional del cine: “Han grabado aquí hasta una película de Bollywood... ¡No me acuerdo del título!”. La escena de la lujuriosa fiesta de Eyes Wide Shut, rodada en el salón principal, sí que es inolvidable.

VER GALERÍA

Hoy, el número de curiosos que visitan el castillo y sus jardines ha aumentado considerablemente, y sobre todo el de extranjeros. La serie, claro está, es uno de sus alicientes, pero la casa aguarda otros secretos...

PASIÓN POR TUTANKAMÓN
Porque en Highclere, tan exquisitamente british, tan luminoso y adornado, no hay lugar para fantasmas... pero sí ¡para momias! Uno de los antepasados de la familia, el quinto conde de Carnarvon, patrocinó la expedición que desenterró, en 1922, la tumba de Tutankamón. Hay que bajar al sótano y atravesar la zona de servicio, con todos los entresijos que esconde el mantenimiento de semejante mansión, para llegar al pequeño museo de piezas egipcias que atesora la familia. Aunque las más valiosas se hallan hoy en el Metropolitan de Nueva York o en el Británico de Londres, queda una buena colección de objetos que entusiasmarán a los niños y amantes de la arqueología.

VER GALERÍA

Al salir y contemplar la campiña inglesa, despertándose al verano, uno tiene la impresión de estar en otra época, en un mundo que se resiste a desaparecer, donde siempre es vacaciones, donde es fácil preguntarse, como hace lady Violet en Downton Abbey: “¿Qué es un fin de semana?”.

VER GALERÍA

MUY PRÁCTICO

Cómo llegar
A caballo se tardaba tres días desde Londres, pero hoy se llega hasta aquí, a 10 minutos de Newbury, en poco más de una hora en coche o en tren.

Horario
Los jardines y algunas de las estancias estarán abiertos al público desde el 10 de julio hasta el 7 de septiembre. Hay programados eventos especiales: charla sobre Capability Brown, el 20 de junio; fiesta de disfraces de época eduardiana en la Vintage Garden Party, el 10 de septiembre; y tours privados solicitando información, como el que está programado para el 20 de junio, donde la condesa en persona dará una charla informal, con pastas y té, a la que seguirá el tour privado por los jardines y una recepción en el salón principal de la mansión, donde no faltará un cóctel de champán. La visita completa cuesta alrededor de 27 €. Las exclusivas, consulta precios.

Disfruta de todas las imágenes del Highclere Castle en la galería

Más información
Castillo Highclere
(highclerecastleshop.co.uk) y Visit Britain (visitbritain.com)

Más sobre:

Activa las alertas de ¡HOLA! y entérate de todo antes que nadie