El príncipe Felipe mantiene dos audiencias en sustitución del Rey

por hola.com

El príncipe de Asturias, quien ayer por la tarde acudía junto a la princesa Letizia y sus dos hijas, las infantas Leonor y Sofía, al Hospital USP San José de Madrid para ver al Rey, ha mantenido hoy sus dos primeras audiencias en sustitución de su padre, quien permanece ingresado en una clínica madrileña tras ser intervenido quirúrgicamente en la cadera derecha después de una fractura causada por una caída en Botsuana.

El monarca, que se recupera satisfactoriamente de la intervención, tenía previstas este lunes sendas audiencias en el Palacio de la Zarzuela, una con las últimas promociones de abogados del Estado de los años 2008, 2009 y 2011 y otra con una representación de la compañía Bacardí, actos a los que finalmente ha asistido don Felipe.

Ambas han tenido lugar en el salón Magnolia del Palacio de la Zarzuela, donde se celebran habitualmente las audiencias más multitudinarias.


VER GALERÍA


Encabezados por el ministro de Justicia, Alberto Ruiz-Gallardón, y la abogada general del Estado, Marta Silva de Lapuerta, el príncipe de Asturias ha recibido a 57 miembros de las promociones de abogados del Estado de los años 2008, 2009 y 2011. Don Felipe ha saludado a todos y cada uno de los miembros de las tres promociones y después han posado todos juntos para los medios gráficos.

El cuerpo de abogados del Estado se encarga de prestar asistencia jurídica al Estado y a sus organismos autónomos, así como a los órganos constitucionales, y también pueden representar, defender y asesorar a las comunidades autónomas y a las corporaciones locales si se formalizan los correspondientes convenios. Para ingresar en este cuerpo es necesario ser licenciado en Derecho y superar una oposición que, generalmente, se convoca cada año y medio.

Tras esta audiencia, el príncipe ha recibido a una representación de la compañía Bacardí Limited, que cumple 150 años. Fue Facundo Bacardí Massó, un emigrante nacido en la localidad barcelonesa de Sitges, quien en 1862 fundó en Santiago de Cuba esta compañía, que se expandió en 1880 a La Habana y en 1910 a España con la construcción en ese municipio catalán de una planta embotelladora. Bacardí se convirtió así en la primera multinacional de Cuba, que continuó su expansión en los años 30 con la apertura de nuevas destilerías en México y Puerto Rico.

La filial española es la segunda más importante del grupo y en julio del pasado año abrió en Sitges la Casa Bacardí, un museo dedicado a su fundador.

Activa las alertas de ¡HOLA! y entérate de todo antes que nadie