hussein-jordania

Los Reyes hachemitas están de viaje oficial en Estados Unidos durante tres semanas

Abdalá y Rania de Jordania dan protagonismo al príncipe Hussein en un momento clave

Tras el juicio que se saldó con dos condenados por 'incitar contra el rey', el soberano reafirma en Washington el papel de su hijo mayor como heredero

por Sira Acosta

No es habitual que un rey acuda a las citas de máxima relevancia institucional en el extranjero acompañado de su heredero. Normalmente los roles de ambos están bien delimitados e incluso es frecuente que cuando el monarca se ausenta del país, sea el heredero el que se quede representándolo. Sin embargo, los Reyes de Jordania parecen haber valorado que este es el momento clave para que el príncipe Hussein afiance su posición como heredero al trono hachemita. Con 27 años recién cumplidos, el hijo mayor de Abdalá y Rania ya ha puesto un pie en las más altas instancias de poder a nivel mundial, desde la Casa Blanca hasta el Capitolio. Este viaje de tres semanas se produce justo después de que se hayan depurado las responsabilidades por un proceso que se ha conocido en Jordania como el "juicio del siglo". 

Este tema lo tiene todo: intrigas palaciegas, conspiraciones, sedición, luchas de poder y pugnas entre príncipes que llevan la misma sangre. En los últimos días el príncipe Hussein está siempre a la derecha de su padre en las múltiples reuniones al más alto nivel que se están produciendo durante estos días en Washington. Este viaje oficial ha llegado solo semanas después de que un tribunal de Jordania condenara a 15 años de prisión a dos acusados por -según la agencia de noticias, Petra- "incitar contra el rey, tener pensamientos hostiles contra el Estado y tratar de sembrar el caos y la sedición en el país". Los dos condenados (Bassem Awadallah, un antiguo asesor de Abdalá II, y Sharif Hassan bin Zaid, un miembro de la familia real y amigo de infancia del monarca), son, según trascendió en el momento de las detenciones que se realizaron el pasado abril, figuras cercanas al príncipe Hamzah bin Hussein, hijo mayor de Noor de Jordania, hermano por parte de padre del Rey y antiguo príncipe heredero.

Noor de Jordania se pronuncia acerca de la supuesta detención de su hijo mayor

Con estos antecedentes, y después de que el juicio haya aireado las fisuras internas de la Familia Real, el príncipe Hussein da un paso al frente. El Heredero al trono hachemita estuvo en la reunión que su padre tuvo esta semana con Joe Biden, presidente de los Estados Unidos, que una imagen compartida por el propio príncipe le pasa el brazo por encima; y al día siguiente, mientras la reina Rania tomaba el té en otro punto de Washington, padre e hijo desayunaban con Kamala Harris, la vicepresidenta de los Estados Unidos. En citas posteriores acudieron al Capitolio para reunirse con miembros de comités clave del Congreso y el Senado, también se reunieron con el Consejero de Seguridad Nacional, con el Secretario de Estado, con el Secretario de Defensa, con el Secretario del Tesoro, con la Presidenta de la Cámara de Representantes y así un largo etcétera en el que se reafirma un único mensaje que podría ser el siguiente: Por si hubiera alguna duda, aquí está mi heredero y el futuro de Jordania. 

VER GALERÍA

Y de aquellos polvos vienen estos lodos

El príncipe Hussein lleva preparándose para esta posición prácticamente desde que nació, de modo que ha pasado por la Real Academia Militar de Sandhurst en el Reino Unido y por la Universidad de Georgetown en Washington. Fue el miembro más joven en presidir una reunión en el Consejo de Seguridad de las Naciones Unidas, ha ejercido ya la regencia en su país y ha representado a su padre en solitario en numerosos viajes oficiales. Entonces, ¿era necesaria esta consolidación? Conviene recordar que su abuelo, el difunto rey Hussein y fundador de la Jordania moderna, dejó entre sus últimas voluntades que el sucesor del rey Abdalá (el mayor de los hijos que tuvo con Muna, su segunda esposa) sería el príncipe Hamzah bin Huséin (el mayor de los hijos que tuvo con Noor, su cuarta esposa). Abdalá cumplió con esa voluntad y cuando ascendió al trono en 1999 nombró a su medio hermano heredero, pero en el 2004 lo destituyó y en julio de 2009 nombró a Hussein su heredero a través de un Real Decreto.

El siguiente capítulo de esta historia es el que se acaba de producir y que señala al príncipe Hamzah (que no ha sido imputado) como parte de la trama, acusaciones que él ha negado en un video que difundió la BBC y  en el que asegura que lo están silenciando por señalar casos de incompetencia y corrupción. El rey Abdalá, por su parte, señaló lo siguiente en una carta a todos los jordanos: "El desafío de los últimos días no fue el más difícil ni el más peligroso para la estabilidad de nuestra nación, pero para mí fue el más doloroso. La sedición vino desde dentro y fuera de nuestra única casa, y nada se compara con mi conmoción, dolor e ira como hermano y como cabeza de la familia Hachemita, y como líder de este orgulloso pueblo". El asunto se zanjó con cierto secretismo, ya que el gobierno prohibió informar sobre la investigación al exheredero, según The Jordan Times, para proteger la investigación, pero sí se ha confirmado desde la Casa Real que el príncipe Hamzah ha jurado la lealtad al Rey, es más, en esa carta al pueblo de Jordania, es el propio Abdalá el que lo aclara con estas palabras: "Decidí ocuparme del asunto del príncipe Hamzeh dentro de la familia hachemita, y se lo encomendé a mi tío, Su Alteza Real el Príncipe El Hassan bin Talal. Y el príncipe Hamzeh se comprometió ante la familia a seguir los pasos de los antepasados, permanecer fiel a su misión y poner el interés, la Constitución y las leyes de Jordan por encima de todas las consideraciones. Hamzeh hoy está con su familia, en su palacio, bajo mi cuidado". 

VER GALERÍA

VER GALERÍA

El momento idóneo

Y en medio de un clima de inestabilidad (cayó el turismo, subió el desempleo, la crisis de los refugiados sirios es constante y están siendo duramente castigados por la pandemia), ha aflorado en cambio el mejor momento posible para que Abdalá reafirme el papel de Hussein ante el mundo y eso quizá también pasa porque la Casa Blanca tiene un nuevo inquilino que parece tener más en cuenta a la dinastía hachemita que lleva décadas haciendo de interlocutor clave en una de las regiones más complicadas del planeta. Donald Trump recibió al monarca hachemita hasta en dos ocasiones y en ninguna el príncipe Hussein formó parte. 

VER GALERÍA

“Me reuní hoy con su majestad el rey Abdullah II de Jordania para expresar mi gratitud por su firme amistad y consultar con él sobre una serie de desafíos y oportunidades en el Oriente Medio. La asociación estratégica entre Estados Unidos y Jordania es tan importante como siempre”, dijo el Presidente de los Estados Unidos después de describir al soberano hachemita como un buen amigo, digno y leal. Una amistad que parece destinada a pasar de padre a hijo y para ello las bases ya se están sentando.

Haz click para ver el documental de Rania de Jordania, su capítulo monográfico de la serie Royals. Puedes ver más en la nueva plataforma de vídeo ¡HOLA! PLAY, donde encontrarás programas de cocina, moda, decoración y documentales biográficos de ‘royals’ y ‘celebrities’. ¡No te lo pierdas!

Loading the player...

Activa las alertas de ¡HOLA! y entérate de todo antes que nadie