Rocío Crusset

Así es la vida de Rocío Crusset como modelo en Nueva York: ¡nos vamos de 'shooting'!

Posando delante de un semáforo o ¡subida a un buzón!, el divertido posado fotográfico de la andaluza en la Gran Manzana

por Mara Mariño

Desde que se mudó a Nueva York, la carrera de Rocío Crusset ha sido meteórica. Campañas para grandes firmas, el fichaje para Victoria's Secret... Una serie de trabajos que compagina como embajadora de algunas marcas así como con sus estudios de Diseño de Moda en el Parsons School of Design (escuela de la que salieron nombres como Donna Karan, Tom Ford o Marc Jacobs). Pero, ¿cómo es su día a día en la Gran Manzana? Gracias a su perfil, conocemos de cerca la ajetreada agenda de la andaluza. Madrugones que le hacen desplazarse por la ciudad a primera hora de la mañana, cambios de localización para llegar al estudio o al barrio en el que se vaya a hacer la sesión de fotos, maquillaje, peluquería, fittings... Un ritmo de vida que no cambia que la maniquí se considera -como ha declarado varias veces en su cuenta personal- una amante de la capital de la moda.

VER GALERÍA

Rocío Crusset vuelve a su 'segunda casa': 'Cuánto he echado de menos esta ciudad'

Y no es de extrañar, ya que protagoniza shootings que parecen salidos de una película, como uno de los últimos en los que ha participado posando con algunos de los elementos urbanos más conocidos de la Gran Manzana. Con los restos de nieve del temporal que azotó la ciudad todavía derritiéndose en las aceras, Rocío posó con un conjunto en color crema de camisa y bermudas completado por unas botas de cordones y un top corto negro a juego con las gafas de sol.

VER GALERÍA

Nueva York, Rocío y la moda

Por mucho que se acerque el entretiempo, las temperaturas siguen siendo bajas en Nueva York. Una de las inclemencias metereológicas que Rocío y otras modelos deben resistir hasta que el fotógrafo da con la toma perfecta. En otra de las imágenes, la andaluza aparece posando apoyada en un semáforo, delante de uno de los pasos de cebra. Aunque el calzado es el mismo, el look nos parece más casual: pantalones vaqueros anchos, jersey de rayas y otro modelo liso sobre los hombros

VER GALERÍA

El duelo por su abuela

Aunque sin duda, uno de los planos más divertidos de la sesión sería para el que Rocío tuvo que subirse a un buzón de Correos. Una captura para la que se aupó apoyándose en la abertura y sentándose sobre él como si fuera un banco. Por mucho que la modelo adora su trabajo, lo cierto es que sus últimos compromisos laborales estarían siendo algo más difíciles al estar lidiando con el fallecimiento de su abuela. Una triste despedida que la andaluza tuvo que dar a kilómetros de distancia sin poder reunirse con su familia.

Activa las alertas de ¡HOLA! y entérate de todo antes que nadie