Pablo y Jacobo Castellano, ¡manos a la obra!

Los hermanos Castellano -al frente de su empresa de reformas- nos hablan de la rehabilitación perfecta, y de cómo convirtieron una casa en ruinas en el feliz hogar de Pablo y María Pombo

Jacobo y Pablo Castellano LIVING

Te quedan x días gratis. Recuerda navegar con tu sesión iniciada.

Te quedan pocas horas gratis. Recuerda navegar con tu sesión iniciada.

Estás en tu periodo de prueba gratuita. Sigue disfrutando de ¡HOLA!+.

HOLA.com, tu revista en internet

Tu período de prueba gratuita en ¡HOLA!+ se ha activado con éxito

Disfruta de todo el contenido totalmente gratis durante 7 días.

Recuerda navegar con tu sesión iniciada.

Ya tienes una suscripción activa.

Recuerda navegar con tu sesión iniciada.

Cuando el empresario Pablo Castellano entró, hace un par de años, al que sería el futuro hogar en Madrid de la familia que ha formado con la también empresaria María Pombo, el lugar era para echarse a llorar. “Para que te hagas a la idea, la casa estaba okupada y la estructura carcomida”, cuenta. Su hermano y socio, Jacobo, lo secunda. “Decidió comprar la casa estando yo de vacaciones. Si no, hubiera intentado disuadirlo por todos los medios. Pero enseguida tuve que darle la razón; Pablo tenía las cosas muy claras. Ya sabía cómo colocaría la piscina, dónde iría el vestidor de María... Un ejemplo de lo que es tener visión”.

Jacobo y Pablo Castellano LIVING©Javier Alonso
Jacobo y Pablo Castellano LIVING©Javier Alonso
Arriba, el salón de Pablo y María, donde predominan los tonos claros, la madera y las estructuras de hierro. Abajo, derecha, Jacobo y Pablo, en el comedor. Izquierda, detalle de la cocina, cuya celosía abatible permite abrirla al salón.

Los dos la tienen, en realidad. Algo que heredaron de su padre, quien también los introdujo -con las carreras apenas terminadas- en el mundo de las reformas integrales antes de que la crisis de 2008 y su posterior fallecimiento obligaran a echar el cierre al negocio familiar. Apenas dos años después, los hermanos se liaban la manta a la cabeza, convertían el VIPS del paseo de la Habana en su despacho particular y se embarcaban en su propia aventura profesional. El nombre, Grupo Archarray e Hijos, era un homenaje a la empresa de su padre, quien también les legó el conocimiento y un buen equipo de obra. Pero ellos le pusieron las ganas. “Yo tenía 23 años y él 25, imagínate -recuerda Pablo-. Hacíamos presupuestos, facturas, contactos con proveedores y clientes, visitas a locales... Éramos como una navaja multiusos”. Jacobo asiente. “Nuestro primer trabajo fue un baño de 3 m². Pero nuestro valor era la relación comercial; abrir nuevas vías de negocio”. Y vaya si lo hicieron. Diez años después cuentan con 60 personas en su equipo y entre sus clientes se encuentran algunos tan potentes como Aristocrazy o los grupos de restauración RanTanPlan o Larrumba. Y sumando. La casa de Pablo y María es un claro ejemplo de su creciente tirón. Y estas, sus claves maestras.

Jacobo y Pablo Castellano LIVING©Javier Alonso
Jacobo y Pablo Castellano LIVING©Javier Alonso
Arriba, la piscina -o ‘charquita’, como la llaman-, con suelos y superficies de neolith. Abajo, detalle de las escaleras interiores, en microcemento, que engaman con el suelo radiante y refrescante.

Jacobo y Pablo Castellano LIVING©Javier Alonso
Circulación de espacios

“Es necesario un recorrido que dé mucha amplitud y que deje entrar mucho la luz; que todo esté comunicado y respire. Esta casa es un claro ejemplo”.

Iluminación

“Si no la tiene, hay que dársela; si la tiene, hay que realzarla. Siempre necesita su protagonismo”.

Materiales

“Porcelánico, piedra natural, mármol y mucha madera, porque es muy cálida, sobre todo el roble. Y llevamos bastante tiempo utilizando los enlucidos de yeso, dejándolos en bruto”.

Calidez cromática

“Apostamos por tonos claros: tierras, topos, grises, arenas. Ese juego cromático, sumado a los materiales, genera una calidez que hace que las viviendas que reformamos resulten invitadoras y muy acogedoras. Intentamos evitar la frialdad en los espacios ”.



FOTOGRAFÍA: JAVIER ALONSO

TEXTO: LETICIA ECHÁVARRI

PELUQUERÍA Y MAQUILLAJE: OLESYA OLEKSYUK

AYUDANTE DE FOTOGRAFÍA: FERNANDO HUERGO