chicas-cocinando

Medio ambiente

Por qué debemos reducir el consumo de carne, según los expertos

Existen alternativas que, además de ser saludables, son más ecológicas y, además, podemos combinar alimentos para lograr una proteína completa.

por Nuria Safont

Cada vez hay más expertos que apuestan por una reducción e, incluso, eliminación, de la carne en nuestra dieta. Es el caso del dietista y nutricionista Aitor Sánchez, que acaba de publicar su libro Tu dieta puede salvar el planeta (Paidós, 2021). El experto asegura que si comiéramos sin recurrir a productos animales evitaríamos arrojar a la atmósfera 0,8 toneladas de CO2 por individuo cada año. En concreto, indica que la carne de ternera, y en general la del ganado bovino, es, con mucha diferencia, el alimento con más emisiones asociadas.

Aitor Sánchez recuerda que la FAO, en su informe La larga sombra del ganado, ya nos informaba hace tiempo que el 70 % de toda la superficie agrícola del mundo se destina a comida para el ganado. Esto implica deforestación y destrucción de suelo. De hecho, si comparamos la inversión de recursos para obtener un kilogramo de proteína animal y otro de proteína vegetal de la misma calidad nutricional, podemos observar que el primer proceso implica unas emisiones dieciocho veces superiores de equivalentes de CO2. Por tanto, ¿tiene sentido comer menos carne? Nos podemos imaginar la respuesta.

Cambio climático: ¿Nuestros nietos comerán carne?

Comemos demasiada carne 

Según el último informe del Ministerio de Agricultura, el consumo medio por persona y año de carne durante el 2020 fue de 49,86Kg, 4,62kg más que en 2019. "Realmente no es necesario consumir carne, no obstante, sí proteínas, que también podemos encontrar en los vegetales", nos indica la dietista y nutricionista Sara Corredor, del Colegio Oficial de Dietistas y Nutricionistas de la Comunidad Valenciana. (Codinucova). 

La experta opina, al igual que Aitor Sánchez, que si comiéramos menos carne reduciríamos nuestra huella ambiental. "Si comparamos la producción de 1kg de carne de res/vacuno y otro de judías, la primera necesita 18 veces más superficie de tierra, 10 veces más agua, 9 veces más de combustible, se gastan 10 veces más pesticidas y se utilizan 12 veces más fertilizantes para formar 1kg de carne que para 1kg de judías (Sabaté et al., 2015). Por otro lado, numerosos estudios demuestran que un consumo excesivo de carne roja y procesada aumenta la probabilidad de padecer diversos tipos de cánceres como pueden ser los de colon o el gástrico, entre otros".

El consumo de carne roja y sus efectos sobre la salud

¿Qué alimentos pueden sustituir a la carne?

"La carne roja nos proporciona algunos nutrientes de gran interés, como el hierro o el zinc, pero por el contrario suele ser rica en grasas saturadas, y el impacto en el medio ambiente es elevado", añade la directora de nutrición de Unilever España, Diana Roig. Por tanto, los expertos en nutrición animan a sustituirla por otros alimentos. Se puede sustituir por otros alimentos, como hacen los vegetarianos y veganos, "pero es necesario hacerlo bien y tener ciertas nociones de nutrición. Otra opción es simplemente reducir el consumo de carne, como hacen los flexitarianos", recuerda Diana Roig. 

En todos estos casos es preciso asegurar que seguimos obteniendo los nutrientes que nos aportaría la carne, como la proteína de alta calidad, y otros nutrientes como el hierro o la vitamina B12. Roig, que ha participado en la elaboración de hamburguesas vegetales, recuerda que tenemos en el mercado alternativas vegetales a la carne, elaboradas a base de soja, proteína de guisante, etc… "Algunas de ellas están enriquecidas con hierro y vitamina B12, por lo que son una buena opción", asegura. 

También podemos recurrir a las combinaciones de alimentos para lograr una proteína completa. "Combinaciones como las legumbres y los cereales (las clásicas lentejas con arroz) nos aportan una buena proteína, por lo que sería una buena opción para un vegano. Pero, como se ha mencionado anteriormente, es necesario saber que la vitamina B12 - por ejemplo - no se encuentra en ningún producto vegetal, por lo que entonces es preciso recurrir a otras opciones, o bien tomar suplementos de esta vitamina", concluye Diana Roig, de Unilever. 

Estos son los cambios que experimenta tu cuerpo cuando dejas de comer carne

Activa las alertas de ¡HOLA! y entérate de todo antes que nadie