Jugoso por dentro y muy crujiente por fuera: ‘tips’ para un rebozado… ¡diez!

Jugoso por dentro y muy crujiente por fuera: ‘tips’ para un rebozado… ¡diez!

Se trata de una técnica de cocina muy simple, pero que requiere sus pequeños trucos si queremos obtener los mejores resultados. Toma nota de nuestros consejos y cuélgate el delantal para preparar las deliciosas recetas que os proponemos hoy

Por

Rebozar ciertos alimentos con harina y huevo (o empanarlos, si añadimos pan rallado a la ecuación) antes de freírlos en aceite bien caliente, les confiere un sabor y textura deliciosos. Pero más allá de factores puramente gustativos, los cierto es que muchas veces esta técnica se convierte casi en una necesidad: el alto contenido en agua de algunos productos (muy común, por ejemplo, en muchos pescados) hace que, en contacto con el aceite, reaccionen saltando. De esta manera sólo conseguiremos ensuciar la cocina, quemarnos y, además, el alimento quedará reseco, pero sin ese punto dorado y crujiente por fuera tan interesante.

Es por ello que el rebozado se convierte en estos casos en la mejor opción; una técnica sencilla, pero que requiere sus pequeños trucos. ‘Tips’ como estos que os contamos a continuación:

  • Cuando queramos rebozar algún alimento, conviene que, en primer lugar, dispongamos en un plato hondo harina en cantidad suficiente para cubrir todo el fondo y tener al menos un dedo de altura.
  • Además, es recomendable tamizar esta harina para evitar que queden grumos adheridos.
  • El alimento se debe manejar con las manos enharinadas, o con un par de cucharas o tenedores (pero sin pincharlo).
  • Una vez tengamos enharinado el producto, lo sacudiremos suavemente para que se desprenda el exceso de harina que pueda tener.
  • A continuación, debemos sumergirlo en huevo bien batido. Si las piezas a rebozar no son excesivamente grandes, un cuenco puede ser una buena elección, ya que con menos cantidad conseguiremos mayor profundidad. Lo importante es que el alimento quede bien bañado.
  • Una vez pasado por harina y huevo podemos optar por introducir ya los alimentos en aceite bien caliente (no menos de 170º/180ºC) para freírlos o, previamente a esa fritura, podemos pasarlos también por pan rallado si lo que deseamos es empanarlos. Recuerda que el pan rallado ya aportará cierta cantidad de sal, por lo que debemos tener cuidado a la hora de sazonar.

  • Ten en cuenta que los alimentos se deben freír en tandas pequeñas, se cocinarán mucho mejor y además la temperatura del aceite no bajará.
  • Una vez los saques de la sartén coloca los alimentos sobre papel absorbente para evitar el exceso de aceite.
  • Recuerda que en el rebozado puedes poner un poco de ajo, perejil, hierbas aromáticas… las posibilidades a la hora de rebozar o empanar son numerosas. Os mostramos algunos ejemplos de recetas aquí debajo (para acceder al paso a paso solo tienes que pulsar sobre las imágenes).

Paso a paso: Delicias de salmón

El salmón cuenta con una gran versatilidad en cocina, ya sea fresco o ahumado. Aquí lo vamos a cortar en pequeñas porciones que empanaremos y acompañaremos con dos ricas salsas: mayonesa y 'teriyaki'.

VER RECETA  

Paso a paso: Tosta de boquerones rebozados

El boquerón o bocarte es un pescado azul rico en ácidos grasos Omega-3, por lo que su inclusión en la dieta es más que interesante. En esta ocasión los vamos a rebozar y presentar sobre unas tostas de pan. ¡Un bocado irresistible!

VER RECETA

Paso a paso: Escalopes de pollo empanados con ajo y perejil

Una receta sencillísima y deliciosa que gustará por igual a 'peques' y mayores. El empanado de estos filetes de pollo ganará en sabor y textura gracias a la inclusión de piñones picaditos. ¡Riquísimo!

VER RECETA

Paso a paso: Gambitas rebozadas con salsa bearnesa

La bearnesa es una de las salsas clásicas de la cocina francesa. Pertenece a la familia de las mayonesas y sirve para acompañar infinidad de platos como éstas deliciosas y crujientes gambas.

VER RECETA

Paso a paso: Polos de rape empanado con kétchup

Esta receta es perfecta para que los niños coman pescado: damos forma de 'polo' a unos filetitos de rape que empanaremos y acompañaremos con salsa de kétchup.  ¡Prueba y verás cómo les encanta!

VER RECETA

Este y muchos más trucos y recetas top, en tu mail cada semana si te suscribes a nuestra newsletter de COCINA aquí.