/ 

Pimientos rellenos de bacalao: receta fácil

Tanto el pimiento como el bacalao son dos productos que los españoles tenemos muy presentes cuando cocinamos y lo hacemos de mil y una forma diferentes, ya sea juntos o por separado. Profundamente arriagada en nuestra gastronomía, la receta de pimientos rellenos de bacalao puede que donde más se haga sea en el norte, pero en realidad no tiene fronteras. Hubo unos años en que no podían faltar en ningún restaurante y hoy somos muchos los que continuamos preparándolos en casa, claro que también tenemos que decir que no hay una sola manera de cocinarlos.

Los pimientos del piquillo más famosos son de Navarra, se asan con leña, se pelan a mano y en envasan en botes de vidrio o en latas. 

Leer más: Pimientos rojos: conoce todos los que hay y cómo cocinarlos ahora que están de temporada

Hay diferentes variedades de pimiento para utilizar en este plato pero quizás los del piquillo ganan por goleada, eso sí, que siempre sean de buena calidad -los mejores son los de Navarra, sin ninguna duda-. Los rellenamos con una bechamel de bacalao -pescado que hay que desalar muy bien previamente-, pero es solo una opción, y por supuesto que no la única, al igual que sucede con la salsa.

Cómo hacer pimientos rellenos de bacalao

El sabor inconfundible del bacalao desalado, pero suavizado por la cremosidad y untuosidad que la leche y la mantequilla aportan en la bechamel, se equilibra con el dulzor y ligeramente toque ahumado de los pimientos del piquillo asados con leña y en conserva. ¡La combinación no puede ser más rica! 

Leer más: Palabra de experto: esta es la mejor forma de desalar el bacalao

Ingredientes:

  • 15 pimientos del piquillo
  • 400 gramos de bacalao desalado en lomos sin piel ni espinas
  • 1 diente de ajo
  • 2 cebollas
  • 4 cucharadas de harina
  • 4 cucharadas de mantequilla
  • 400 mililitros de leche
  • Sal
  • Pimienta
  • Aceite de oliva
  • Cebollino

Nuestro consejo es servir los pimientos rellenos calientes pero si te gustan fríos, ¡adelante!

Modo de elaboración:

  1. Pelamos los ajos y 1 cebolla y los picamos.
  2. Ponemos una sartén al fuego con aceite y cuando esté caliente, los pochamos.
  3. Añadimos el bacalao y lo confitamos tapado y con el fuego al mínimo durante unos minutos hasta que esté blandito. 
  4. Escurrimos y desmigamos.
  5. En esa misma sartén ponemos la mantequilla y cuando se derrita, rehogamos la harina.
  6. Vamos añadiendo la leche poco a poco sin dejar de remover con una varilla hasta deshacer los grumos.
  7. Salpimentamos y dejamos cocinar a fuego mínimo durante unos minutos. Agregamos el bacalao picado y mezclamos bien.
  8. Para la salsa, pelamos, picamos la otra cebolla y la pochamos en una cazuela con aceite al fuego.
  9. Añadimos 3 pimientos del piquillo, rehogamos 3 minutos, echamos la nata, salpimentamos y cocinamos todo junto unos minutos más. Trituramos.
  10. Rellenamos el resto de los pimientos con la bechamel de bacalao y los servimos con la salsa y cebollino fresco picado.

Hay muchísimas recetas más para hacer pimientos rellenos, con otros pescados, con carne picada, legumbres, verduras, pollo, arroz, quinoa... fritos, sin freír, con otras salsas... ¡Ve probando todas ellas, son igual de fáciles que ésta que hoy te mostramos!