Repollo asado con guindilla fresca
 / 
clock 01:00 | easyFácil | 4 COMENSALES

Repollo asado con guindilla fresca

Asar hortalizas al horno es una buena forma de sacarles partido, pero cuando se trata de piezas de gran tamaño como la coliflor o el repollo, la manera de verlas cambia radicalmente. Este repollo asado con guindilla fresca se cocina en grandes cuñas que se doran y se cortan en filetes ya en el plato. El repollo preparado así resulta suculento y muy sabroso, más aún si se prepara al dente, sin que se ablande demasiado. Si no te gusta el picante, puedes sustituir la guindilla por ajo. Da un golpe a dos dientes de ajo para que se rompan, elimina la piel y embadurna las cuñas de repollo con el ajo. Añade los ajos al horneado para que aporten todo su sabor. Si el ajo tampoco te convence, espolvorea un poco de nuez moscada con cuidado de no pasarte, porque es muy potente. ¡Buen apetito!

¡Gracias por votar! ¡Ya has votado!

Asar hortalizas al horno es una buena forma de sacarles partido, pero cuando se trata de piezas de gran tamaño como la coliflor o el repollo, la manera de verlas cambia radicalmente. Este repollo asado con guindilla fresca se cocina en grandes cuñas que se doran y se cortan en filetes ya en el plato. El repollo preparado así resulta suculento y muy sabroso, más aún si se prepara al dente, sin que se ablande demasiado. Si no te gusta el picante, puedes sustituir la guindilla por ajo. Da un golpe a dos dientes de ajo para que se rompan, elimina la piel y embadurna las cuñas de repollo con el ajo. Añade los ajos al horneado para que aporten todo su sabor. Si el ajo tampoco te convence, espolvorea un poco de nuez moscada con cuidado de no pasarte, porque es muy potente. ¡Buen apetito!

  • 1 kilogramo de Repollo
  • 1 Guindilla roja fresca
  • Tomillo fresco
  • Aceite de oliva virgen extra
  • Sal
  1. 1.

    Precalentar el horno a 180º.

  2. 2.

    Eliminar las hojas más toscas del repollo. Cortar por la mitad y trocear esa mitad en cuartos.

  3. 3.

    Cortar la guindilla por la mitad, eliminar el pedúnculo y las semillas y cortarla en trozos grandes.


  4. 4.

    Embadurnar cada cuña de repollo con aceite, sal al gusto, hojas de tomillo y unos trozos de guindilla.

  5. 5.

    Colocar el repollo en una bandeja de horno y cocinar durante 45 minutos o hasta que el repollo esté tierno y ligeramente dorado. Dar la vuelta a mitad de cocción.

  6. 6.

    Servir recién horneado con unas ramitas de tomillo encima.