/ 
clock 08:00 | easyFácil | 4 COMENSALES

Tiramisú helado

Hoy vamos a enseñarte a preparar el postre italiano por excelencia pero, esta vez, será en versión helada. La única diferencia es que necesitarás más tiempo para conseguir la textura que buscamos, deberás congelar durante una noche. Por tanto, haz hueco en tu congelador ¡y a por ello!

¡Gracias por votar! ¡Ya has votado!

Hoy vamos a enseñarte a preparar el postre italiano por excelencia pero, esta vez, será en versión helada. La única diferencia es que necesitarás más tiempo para conseguir la textura que buscamos, deberás congelar durante una noche. Por tanto, haz hueco en tu congelador ¡y a por ello!

  • 4 Yemas de huevo
  • 100 g de Azúcar
  • 500 g de Queso mascarpone
  • 20 ud de Bizcochos de soletilla
  • 1 taza de Café
  • Aceite de girasol para engrasar
  • 2 cs de Licor de café
  • Chocolate negro para decorar
  1. 1.

    Engrasar con el aceite un molde alargado y forrar la base y los lados con papel para hornear, dejando un sobrante en los extremos.

  2. 2.

    Colocar una base de bizcochos en una fuente y dejar empapar con el café mezclado con el licor. Reservar.

  3. 3.

    Con una batidora eléctrica, batir las yemas y el azúcar durante 5 minutos hasta que quede cremoso. Añadir el mascarpone y seguir batiendo un minuto más a baja velocidad.


  4. 4.

    Extender un tercio de la mezcla de mascarpone sobre la base del molde y colocar una capa de bizcochos encima. Repetir la operación hasta que se acabe la crema de queso y los bizcochos.

  5. 5.

    Cubrir la superficie con film y papel de aluminio. Congelar durante la noche o hasta que esté firme.

  6. 6.

    Sacar del congelador 5 minutos antes de servir. Desmoldar tirando del papel sobrante y cubrir la superficie con el chocolate en polvo.