COCINA  /  RECETAS
Falafel tradicional
 / 
clock 35min | easyFácil

Falafel tradicional

4 COMENSALES
¡Gracias por votar! ¡Ya has votado!

Es la comida rápida de Oriente Medio, una delicia vegana que se vende en los puestos callejeros de Jerusalén y Tel Aviv y en todos los restaurantes, desde Amman a Beirut. Estas pequeñas albóndigas fritas de garbanzos con cebolla, perejil y cilantro están deliciosas, y ahora, podrás prepararlas en casa. ¡Verás qué fácil es hacer este falafel tradicional!

  • 350 g de Garbanzos
  • 2 ud de Cebolla
  • 1 ramillete de Perejil fresco
  • 1 ramillete de Cilantro fresco
  • Sal
  • Pimienta negra
  1. 1.

    Para hacer este falafel tradicional hemos de poner a remojo la noche anterior los garbanzos en abundante agua con una pizquita de bicarbonato.

  2. 2.

    Ya al día siguiente, enjuagamos bien los garbanzos y los escurrimos.

  3. 3.

    Pelamos la cebolla, la partimos en trozos pequeños y la trituramos en la batidora. También la podemos rallar, aunque en este caso… prepárate a llorar. Sea como sea, la cebolla va a soltar a mucha agua, de modo que debemos dejarla escurrir sobre un colador para retirar la máxima cantidad de agua que podamos.

  4. 4.

    Trituramos los garbanzos en el robot de cocina o en la trituradora hasta reducirlos a una pasta espesa y granulada.

  5. 5.

    Añadimos el perejil y el cilantro y seguimos triturando un poco más.

  6. 6.

    Mezclamos en un bol amplio la mezcla de garbanzos, cilantro y perejil triturados con la cebolla y mezclamos todo bien.

  7. 7.

    Pon a punto de sal y pimienta negra.

  8. 8.

    Ve formando bolitas con la masa, como si se tratara de albóndigas, apretándolas bien. Puedes hacerlas redonditas o bien aplastadas, como si fueran mini hamburguesas, como prefieras.

  9. 9.

    Ve reservando los falafeles hasta que hayas acabado con la masa y les hayas dado forma a todas.

  10. 10.

    Acerca una sartén al fuego con abundante aceite y, cuando esté bien caliente, ve friendo el falafel en pequeñas tandas, para que no baje mucho la temperatura del aceite. A medida que vayan estando doraditos, ve sacándolos a un papel absorbente de cocina.
PRESENTACIÓN:
  1. 1.

    Sirve el falafel recién hecho, calentito… aunque tibio o del tiempo, también está muy rico. Adorna con un poco de cilantro fresco y acompaña con alguna salsa… por ejemplo una salsa de tahina o una salsa de yogur con menta.

Este y muchos más trucos y recetas top, en tu mail cada semana si te suscribes a nuestra newsletter de COCINA aquí.