COCINA  /  RECETAS
Ensalada de remolacha con queso feta, vinagreta de miel y un toque crujiente
 / 
clock 01:15 | easyFácil

Ensalada de remolacha con queso feta, vinagreta de miel y un toque crujiente

4 COMENSALES
¡Gracias por votar! ¡Ya has votado!

Esta ensalada de remolacha con queso feta, vinagreta de miel y un toque crujiente es el mejor ejemplo de cómo una ensalada puede ser un plato saciante y con personalidad propia. Aprovecha las remolachas frescas cuando están en temporada y pruébalas asadas, como en esta ensalada ¡verás qué diferencia de sabor!.

  • 2 ud de Remolacha fresca, grandes
  • 110 g de Queso feta
  • Pan crujiente o croutons
Para la vinagreta:
  • 1 puñado de Nueces
  • Aceite de oliva virgen extra
  • 1 cucharada de Vinagre de Jerez
  • 1 cucharadita de Miel
  • Sal
  • Pimienta negra
  • Tomillo para decorar
  1. 1.

    Para hacer esta ensalada de remolacha con queso feta, vinagreta de miel y un toque crujiente comenzaremos por cocinar la remolacha. En lugar de cocerla, la vamos a asar, lo que le dará un sabor más intenso y complejo, dando lugar a una ensalada mucho más sabrosa. Para ello, envolvemos en papel de aluminio las remolachas sin pelar.

  2. 2.

    Las asamos durante una hora a 180°C. Pasado ese tiempo las sacamos del horno y dejamos reposar un rato, hasta que se puedan manipular.

  3. 3.

    Las sacamos del papel de aluminio y las pelamos. Una vez cocinadas, su piel saldrá muy fácilmente.

  4. 4.

    Partimos la remolacha en trozos y reservamos en un bol, junto a todos los jugos que haya soltado al partirla.

  5. 5.

    Troceamos en dados el queso feta y lo añadimos al bol de la remolacha.

  6. 6.

    Troceamos los crackers o panecillos crujientes de semillas y reservamos aparte. También se pueden emplear croutons.
LA VINAGRETA:
  1. 1.

    Machacamos en el mortero las nueces. No queremos una pasta ni polvo de nueces, sino simplemente las nueces troceadas menudas. Nos interesa que luego se noten en la boca los trocitos de nuez.

  2. 2.

    En un bol, ponemos un chorrito de aceite de oliva virgen extra, una cucharada de vinagre de Jerez, una cucharilla de miel, sal, una pizca de pimienta negra recién molida y los trocitos de nuez.

  3. 3.

    Batimos hasta que la vinagreta emulsione ligeramente.
PRESENTACIÓN:
  1. 1.

    Colocamos la remolacha con el queso feta en una bonita ensaladera, regamos con la vinagreta y adornamos con los trocitos de pan crujiente y un poco de tomillo. ¡Ya está lista nuestra deliciosa ensalada de remolacha con queso feta, vinagreta de miel y un toque crujiente!

Este y muchos más trucos y recetas top, en tu mail cada semana si te suscribes a nuestra newsletter de COCINA aquí.