'Bratkartoffeln': la guarnición con patatas alemana que nos enloquece

'Bratkartoffeln': la guarnición con patatas alemana que nos enloquece

Riquísimas y realmente fáciles de preparar. Así son estas patatas con sabor germano, cuyo 'paso a paso' os mostramos al detalle

Por

Patatas, bacon y cebolla. Son los tres componentes fundamentales que no pueden faltar en ninguna receta de Bratkartoffeln que se precie. Decimos ‘ninguna’ porque, en realidad, no existe un modo único e invariable a la hora de preparar esta delicia típica de Alemania. Tan habitual es en el país germano que no es raro encontrar estas patatas en las cartas de restaurantes, de mercados y, por supuesto, en las mesas de los hogares (donde gozan de gran popularidad).

Lee también: Descubre la tortilla de patatas que, en realidad, no lo es

Su elaboración es realmente sencilla, nosotros os vamos a mostrar el paso a paso un poco más abajo y os animamos a prepararlas porque lo cierto es que quedan realmente ricas. Pero, al igual que en otras recetas de este estilo que os hemos ido ofreciendo en semanas previas (patatas Hasselback, patatas Duquesa, Hachis Parmentier, Patatas a la importancia…) os adelantamos primero algunos tips prácticos a tener en cuenta:

CONSEJOS PARA UNAS BUENAS BRATKARTOFFELN

  • Crudas o cocidas. A la hora de cocinar las Bratkartoffeln podemos partir de patatas en crudo o de patatas previamente cocidas. Esta segunda opción es las más común, ya que así, cuando las pasemos después por la sartén quedarán crujientes por fuera y cremosas en su interior.
  • Variedad. En la mayor parte de recetas de Bratkartoffeln encontramos que la variedad de patata recomendada es alguna de tipología cerosa, esto es, variedades que una vez hervidas, siguen quedando firmes.
  • Corte de la patata. En algunas recetas encontramos las patatas cortadas en cachitos o gajos más o menos grandes, aunque lo más habitual es cortadas en rodajas de un grosor aproximado de medio centímetro.

  • Condimentos. Tampoco aquí hay una pauta fija. Y es que, además de la sal y la pimienta (siempre presentes), estas patatas pueden condimentarse también con perejil picado -muy habitual-, o bien romero, mejorana, semillas de alcaravea…
  • Bacon y cebolla. En algunas recetas de Bratkartoffeln el bacon y la cebolla se añaden picados en crudo directamente a la sartén una vez las patatas están ya cocinándose en ella. Sin embargo, en otras recetas se cocina previamente el bacon y la cebolla, se reservan, y se añaden de forma posterior a las patatas en el último momento. Esto depende un poco del gusto de quien las cocine, pero no altera en exceso el resultado final.
  • Una sartén grande. Es importante que, cuando se están dorando las patatas en la sartén no se amontonen demasiado. Así pues, será preciso utilizar una sartén grande, de manera que podamos disponerlas en un solo piso.
  • Perfecta ‘pareja de baile’. Estas patatas están tan ricas que pueden disfrutarse solas. Pero en la mayor parte de los casos se utilizan como guarnición para infinidad de platos. Funcionan muy bien, por ejemplo, como acompañante de huevos fritos, salchichas y otras carnes (escalopes, roast beef….), así como con ensaladas y encurtidos.

PASO A PASO: BRATKARTOFFELN (PATATAS AL ESTILO ALEMÁN)

Ahora sí, vamos ya con nuestra receta para preparar unas sabrosas Bratkartoffeln. Verás que si las prepararas seguro que en casa ¡no sobra ni una! Para acceder al modo de elaboración pulsa sobre la imagen inferior.

VER RECETA

Lee también: Patatas ‘Pont Neuf’: su curioso origen y los mejores ‘tips’ para hacerlas en casa

Este y muchos más trucos y recetas top, en tu mail cada semana si te suscribes a nuestra newsletter de COCINA aquí.