'We love bacon'

'We love bacon'

Es el rey de los desayunos, sobre todo anglosajones aunque aquí cada vez nos gusta más en todo tipo de platos. ¿Te animas a conocerlo más en profundidad, descubrir algunos de sus 'parientes' y cómo cocinarlo de 4 formas distintas?

Por

Hemos adoptado el beicon como nuestro. Y son muchos los desayunos que lo incluyen en nuestro país al más puro estilo británico o norteamericano pero también es protagonista de otros platos. Seguro que te has preguntado alguna vez ¿es lo mismo que el tocino?, ¿se parece a la tocineta?, ¿es igual que la panceta? Todos tienen que ver con la grasa y/o la carne del cerdo, proceden de las mismas partes del animal y hay que cocinarlos antes de consumirlos, pero cada uno posee sus propias particularidades. Vamos a tratar de explicarte las diferencias.

¿Cuál es la diferencia entre beicon, panceta, tocino y tocineta?

En Estados Unidos o en el Reino Unido, no hay diferencia entre tocino y panceta, pero en España, un país con una gran cultura de cerdo -tanto blanco como ibérico-, sí que la hay.

La panceta es un producto cárnico que comprende la piel del cerdo y las capas que se encuentran debajo de ella, concretamente de la parte de los músculos del vientre (de ahí el nombre de 'panceta'). Por tanto, se compone de la piel y la grasa (que es lo que se conoce como tocino) entreverada de carne magra. Se presenta fresca, en su estado natural o en adobo y en tiras no muy finas. Es ideal para añadir a guisos o para cocinar a la brasa.

El beicon sería la panceta, que sufre un proceso de curado pero también de ahumado, se corta en tiras más finas y se suele cocinar a la plancha.

El tocino, por su parte, se compone, en su mayoría, por capas de grasa y poca carne; es la grasa que recubre el costillar, se suele curar y, en ocasiones, adobar y ahumar y se utiliza en guisos como el cocido.

Y la tocineta, por el contrario, es fresca y más magra aunque también tiene grasa. Se corta en tiras más o menos gruesas y es perfecta para hacer a la plancha o a la brasa.

¿Cómo se escribe: beicon o bacon?

Según Fundeu (Fundación del Español Urgente) que vela por el correcto uso de nuestro idioma, así debemos utilizar estas palabras: "la voz inglesa bacon, que se refiere a un tipo de panceta ahumada, se ha adaptado al español de dos maneras, ambas recogidas en el diccionario académico: beicon, que adapta a la grafía española la pronunciación original, bacón, que conserva la forma original añadiéndole una tilde y que se pronuncia por tanto como aguda".

Por su parte, el Diccionario panhispánico de dudas indica que "beicon es actualmente la adaptación mayoritaria y por tanto preferible y recuerda que existen diversas formas en español de denominar a este producto: tocino en México, Chile o Ecuador; tocineta en Cuba, Colombia y Venezuela, y panceta ahumada en buena parte del ámbito hispanohablante".

¿Qué son el lardo, el guanciale, la pancetta y el torrezno?

Muy asociados a los productos anteriomente mencionados, se encuentran el lardo, el guanciale y el torrezno, que están muy relacionados.

Lardo es una palabra italiana que significa tocino y es famoso el de Colonnata, en Carrara (Toscana). Es una pieza de tocino curada con una mezcla de sal, especias y ajo, que se guarda en unos cofres de mármol entre 6 y 10 meses.

La pancetta suele presentarse forma enrollada, aunque en Italia es frecuente verla también doblada por la mitad, como si de un libro se tratase y donde la corteza sirve como tapas de ese libro. Es más suave, tiene más carne y se sala y se cura menos que la panceta española.

También de origen italiano es el guanciale, que es la papada de cerdo curada con azúcar, sal y especias y oreada durante semanas en determinadas condiciones de temperatura y humedad. Es el ingrediente que lleva la auténtica carbonara y la salsa amatriciana.

Hay un producto que forma parte de la cultura española como pocos y es el torrezno, que no es otra cosa que una tira de tocino entreverado con algo de carne y con la piel del cerdo incluida. Se fríe a fuego suave y el resultado es un bocado crujiente por fuera y jugoso en el interior. Son muy famosos los de Soria.

Todos estos productos han de ser tomados con moderación por su alto contenido en calorías, contienen grasas saturadas y monoinsaturadas, proteínas, hidratos de carbono, minerales como el sodio y el potasio y vitaminas A y D.

4 recetas con beicon

Somos muy fans del beicon y de todos sus 'familiares', pero, esta vez, nos quedamos con el primero para proponerte 4 recetas que lo llevan: desde una quiche hasta unos muslos de pollo rellenos pasandos por una tortilla y unas brochetas de rape.

Paso a paso: quiche de beicon y queso Gruyer

Uno de los usos más populares del beicon es como ingrediente de las quiches, junto al huevo, la nata y el queso.

VER RECETA

Paso a paso: tortilla de romanesco, beicon y queso

Nos gusta mucho también el sabor y la textura que aporta el beicon a las tortillas. A esta, además, le ponemos romanesco, cebolla y queso en lonchas.

VER RECETA

Paso a paso: brochetas de rape y beicon con piñones y limón

Este producto queda delicioso como parte de brochetas tanto de carne como de verdura o pescado, que podemos cocinar a la brasa, al horno o a la plancha.

VER RECETA

Paso a paso: muslos de pollo rellenos de setas y beicon con calabacín

Terminamos añadiendo unas lonchas de beicon junto a unas setas como relleno de unos filetes de muslos de pollo, que servimos con unos bastones de calabacín.

VER RECETA

Este y muchos más trucos y recetas top, en tu mail cada semana si te suscribes a nuestra newsletter de COCINA aquí.