Patatas ‘Pont Neuf’: su curioso origen y los mejores ‘tips’ para hacerlas en casa

Patatas ‘Pont Neuf’: su curioso origen y los mejores ‘tips’ para hacerlas en casa

Os contamos cómo preparar estas míticas patatas, cortadas en bastones rectangulares y presentadas en forma de ‘pisos’ superpuestos

Por

Después de contaros los secretos para preparar unas vistosas patatas Hasselback; las claves para hacer un puré de patatas al estilo Aligot absolutamente irresistible; o los mejores tips para que tus patatas Duquesa queden perfectas, nos centramos hoy en otra variante a la hora de cocinar guarniciones con nuestro tubérculo favorito. Y es que la patata es uno de esos alimentos cuya versatilidad es prácticamente inacabable, asequible además para todos los bolsillos y presente en la mayor parte de países del mundo. ¿Cómo la vamos a preparar esta vez? Dándole forma de una de las guarniciones clásicas del recetario francés: las míticas ‘Patatas Pont Neuf’.

Lee también: Diez buenas razones por las que incluir las patatas en tu dieta

En realidad, este nombre hace referencia a un tipo concreto de patatas fritas; aquellas que están cortadas en bastones rectangulares de unos 6 o 7 cm de largo y 1 cm de grosor y que, además, cuentan con una presentación muy característica en forma de cuadrícula (pisos superpuestos de patatas). Cuentan que su nombre viene dado por el famoso puente parisino ‘Pont Neuf’ donde, al parecer, comenzaron a venderse las patatas fritas a finales del siglo XVIII.

Lo más importante, como en toda patata frita, es obtener un resultado cremoso por dentro y muy crujiente por fuera. En nuestra receta de patatas ‘Pont Neuf’ os mostraremos el ‘paso a paso’ para conseguirlo. Pero vamos antes con unos tips prácticos a tener en cuenta relacionados con esta guarnición que nos encanta:

Lee también: Claves para preparar en casa el puré de patata perfecto

CONSEJOS PARA HACER PATATAS ‘PONT NEUF’

  • Tamaño de las patatas. En este caso es importante elegir patatas bastante grandes para así poder obtener los bastones rectangulares del tamaño deseado (como decíamos, unos 6 o 7 cm de largo y 1 cm de grosor).
  • Variedad. En cuanto al tipo de patata, aunque va un poco en gustos, puedes optar por una Monalisa (patata ‘todoterreno’ que fríe bien), una patata agria, o una tipo Kennebec.
  • El corte. Algo también a tener muy en cuenta a la hora de hacer estas patatas es que los batones sean de un tamaño muy similar. No solo por la estética final (que también) sino porque, además, así se cocinarán de forma homogénea.
  • Aprovechamiento. El sobrante de patata que resulte tras cortar los bastones no tiene por qué ir a la basura. Puedes reaprovecharlo para, por ejemplo, un puré, incluso puedes freírlo aparte.
  • En la sartén. Otro tip fundamental para estas patatas en particular y para todas las patatas fritas en general: freír en tandas. Sí, se tarda más tiempo. Pero el resultado es infinitamente mejor. Si echas muchas patatas a la sartén se pegarán entre sí y no se freirán apropiadamente.
  • Dos frituras mejor que una. Una de las claves fundamentales para que estas patatas ‘Pont Neuf’ nos queden suaves por dentro y muy crujientes por fuera es freírlas dos veces: una primera vez, para conseguir que queden blanditas. Y, una vez sacadas de la sartén y dejadas enfriar, se procede a la segunda fritura, ahora sí, con el objetivo de conseguir esa capita exterior dorada, crujiente y deliciosa.
  • Menaje necesario. Además de una buena sartén de fondo hondo, nos será de gran ayuda una espumadera de metal y un termómetro de cocina para medir la temperatura del aceite.

  • Papel absorbente, imprescindible. Tras las dos frituras mencionadas es importante disponer las patatas en papel de cocina para que absorba en exceso de grasa. ¡Nada peor que unas patatas aceitosas!
  • La sal, al final. Otra de las dudas habituales es en qué momento es preferible salar las patatas. Pues bien, resulta preferible incorporar la sal una vez fritas ya que esto también contribuye a que queden más crujientes.
  • Acompañamiento. Las patatas ‘Pont Neuf’ son ideales para acompañar platos de carne, pero como toda patata frita hace muy buena pareja con muchísimas recetas (aves, pescados, verduras…).

RECETA DE PATATAS ‘PONT NEUF’

Ahora sí, vamos ya con la receta detallada para cocinar unas deliciosas patatas ‘Pont Neuf’. Puedes acceder a su modo de elaboración pulsando sobre la imagen inferior.

VER RECETA

Lee también: Ocho maneras distintas de preparar una tortilla de patatas