¿Tienes que preparar una bechamel o un rebozado y apenas tienes tiempo?

¿Tienes que preparar una bechamel o un rebozado y apenas tienes tiempo?

Bechamel rápida, harinas preparadas para cocinar, panes rallados, ... existen varios productos que nos ayudan en la cocina ahorrando tiempo y haciéndonos más fácil meternos entre fogones

Por

Hay veces que no tenemos demasiado tiempo para preparar, por ejemplo, una buena bechamel, un buen rebozado o un empanado en condiciones: crujiente y delicioso. Y para eso, encontramos en el mercado varias soluciones que nos hacen más fácil y más rápida la tarea de cocinar, algunas que parecen auténticos millagros por la cantidad de posibilidades que nos ofrecen.

Santa Rita Harinas parece haber dado con la solución. Esta empresa familiar, ubicada en la provincia de Guadalajara, desarrolla numerosos productos a base de distintas harinas para hacer todo tipo de platos. Empezaron, en los años 40, moliendo el grano de trigo para la industria panadera, y ahora están centrados en crear productos con valor añadido, harinas y preparados para hostelería, alimentación o cocinas de colectividades.

Elaboran diferentes tipos de harina y otros preparados -en originales envases, resistentes, prácticos, higiénicos y reutilizables- pensados para cada receta -tanto dulce como salada- y con la particularidad de que evitan usar productos que puedan contener derivados de huevo y/o leche, de modo que son aptos para personas con alergia a la albumina y/o lactosa y, en algunos casos, también para celiacos. Nos encanta, sobre todos, el que nos permite tener una bechamel en nada más que 2 minutos, aunque hay más.

VER RECETA

Mix Bechamel & Croquetas, instantáneo y sin usar el fuego (en frío)

Es ideal para ahorrarnos hacer una bechamel casera, sobre todo, como decimos, si no disponemos de mucho tiempo. Podemos elegir entre 3 variedades: con setas -que lleva trozos de este producto deshidratado y aroma de boletus-, natural -al que se puede añadir jamón, queso, gambas y todo tipo de ingredientes- y sin gluten, apto para celiacos. Este producto nos permite hacer bechamel  o salsa velouté en 2 minutos. Es tan fácil como mezclarlo con leche o caldo y con el resultado hacer croquetas u otras elaboraciones como canelones, lasaña, pechugas Villeroy, verduras gratinadas, etc.

Pan rallado y panko

Imprescindibles para un buen rebozado o empanado son tanto el pan rallado -más clásico y fino- como el panko -más grueso y de uso más reciente-, junto a sus harinas especiales para hacer tempuras.

Santa Rita nos ofrece varios tipos de pan rallado: natural, crujiente de pan cracker o de maíz, que no contiene gluten. El natural -fino o más grueso- solo contiene harina de trigo, agua y levadura;  el de pan cracker -ideal para elaboraciones como los nuggets- son trozos de pan natural, con un grano más grueso, y crujiente lo que va a permitir conseguir una textura diferente, mas crujiente en todos los usos y aplicaciones y el de maíz, carente de gluten, tiene un grano ligero y un color amarillo y está destinado a empanar, condimentar, espesar todo tipo de alimentos, fritos, al horno...

Respecto al panko, elaborado con migas de pan en escamas de color blanco, es ideal para empanados, rebozados de pescados, mariscos, verduras, carnes, croquetas... Este producto es una escama de tamaño medio, que da ese aspecto aireado, crujiente y voluminoso, rompiéndose en boca, y consiguiendo unos rebozados de lujo, crujientes y de lo más apetecibles.

Fijarina para fijar el pan rallado

Se mezcla con agua y está pensado para las personas que no pueden tomar huevo, y los derivados de este en todas sus formas. Este producto, que hace las veces del huevo batido, sirve para fijar el pan rallado, o el panko en los alimentos que vayamos a empanar. Es neutro, no altera el sabor, el olor ni el color, es ideal para hacer preparaciones como las croquetas, ya que sella la masa, fija mejor el pan rallado y crea una película que refuerza las paredes de la croqueta pudiendo hacerlas más liquidas y evitando que se rompan o exploten al freírlas. Sus ingredientes son cien por cien naturales: harina de trigo, fécula de patata y sal, no contiene números E, colorantes, o gomas alimentarias.

Diferentes tipos de harina

Además de las clásicas harinas de trigo, Santa Rita nos ofrece otras de centeno, arroz, maíz, garbanzo y castaña, así como diferentes preparados para repostería -bizcochos, magdalenas y tortitas y crepes-, para hacer pizzas y algunos aderezos como el de ajo y perejil o el de harina y sémola de maíz, pimentón molido, pimienta blanca, pimienta negra, sal y especias, perfectos para darles un toque de aroma y sabor a nuestros rebozados.

Puedes ver todos sus productos en su web santaritaharinas.com

Este y muchos más trucos y recetas top, en tu mail cada semana si te suscribes a nuestra newsletter de COCINA aquí.