7 recetas para cocinar una tarde, congelar, y tener solucionada la comida de 14 días

7 recetas para cocinar una tarde, congelar, y tener solucionada la comida de 14 días

Organizar el menú semanal muchas veces nos quita el sueño. No te preocupes que aquí tienes ideas no solo para una semana, sino ¡para dos!

Por

Bastante complejo era ya preparar los menús semanales con el trabajo y ritmos de vida habituales, que nos ha obligado a poner en práctica el denominado batch cooking o cocinar en una tarde los platos de toda la semana.

QUÉ ES EL BATCH COOKING

Literalmente batch cooking significa ‘cocinar por lotes’ de esta manera puedes organizarte para cocinar un día y tener disponible comida muchos otros más. La clave de este sistema es la organización y la planificación, está claro que en algún momento puedes improvisar pero, no te lo recomendamos. 

Si te planificas bien, verás la luz al final del túnel: te organizarás mejor para ir a la compra, comerás mejor porque como te hemos dicho, es mejor no improvisar, lo que siempre nos lleva a tirar de algún producto procesado. Y además, y no menos importante, cocinar de esta manera hará que desperdiciemos menos en la cocina, tiraremos menos alimentos, ayudaremos al planeta y nos sentiremos mejor con nosotros mismos. 

Así que coge lápiz y papel porque aquí tienes 7 recetas para cocinar una tarde, congelar, y tener solucionada la comida de 14 días.

Hemos seleccionado cuidadosamente estas recetas para que cumplan las siguientes 5 condiciones:

  • Que no sean complicadas de elaborar ni precisen de demasiado tiempo. Ahora mismo, no es el momento de lucirse en la cocina ni de darse caprichos… sino de ser resolutivos y comer bien.
  • Que se puedan congelar: así, hemos preferido guisos con salsa que son más sencillos de congelar y que queden perfectos al volver a calentar y hemos evitado algunos ingredientes, como por ejemplo la patata, que no queda demasiado bien una vez descongelada
  • En todos los casos ofrecemos dos versiones de terminación o dos guarniciones diferentes… para no tener la sensación de que comemos lo mismo en poco tiempo.
  • Son platos completos que pueden servir perfectamente como plato único.
  • En general, son elaboraciones que gustan a los niños, así no tendremos quebraderos de cabeza adicionales ni luchas a la hora de comer.

Paso a paso: Albóndigas en salsa

Hacer estas albóndigas en salsa te entretendrá un rato, pero cuando esté guisando, al fuego, ya solo tendrás que remover de vez en cuando y quedarás libre para seguir cocinando otras cosas. El resultado de este plato no puede ser mejor. Te proponemos que un día las comas con un arroz blanco, para aprovechar bien esa salsa tan rica que tienen. El segundo día, cuece una pasta y sirve unos deliciosos espaguetis con albóndigas… ¡igual que en El Padrino!

VER RECETA

Paso a paso: Bonito con tomate

Este bonito con tomate es una elaboración muy fácil y rápida que da un resultado excelente y que a los niños les encantará. El primer día tómalo recién hecho y acompaña el plato con una buena ración de patatas fritas partidas en daditos (y también con una buena cantidad de pan, porque mojarás hasta la última gota de salsa). El segundo día, puedes desmenuzar el bonito en lascas con la salsa y hacer una empanada. Tan solo tendrás que pintar con huevo la superficie y hornear durante 20 minutos.

VER RECETA

Paso a paso: Pollo al limón con aceitunas

Inspirado en los tajines marroquíes, esta versión express te puede sacar de muchos apuros. El primer día sírvelo tal cual, con unas patatas fritas. El segundo día puedes preparar un cuscús rápido y preparar un majado de avellanas para servirlo por encima.

VER RECETA

Paso a paso: Guiso de calamares con tomate y aceite de menta

Fácil y original, así es esta receta con el toque fresco de la menta. El primer día lo puedes servir con un arroz blanco o unas patatas cocidas al microondas. El segundo día, prueba a añadir una habitas baby al guiso (puede ser una lata de habitas fritas)… ¡funciona de maravilla!

VER RECETA

Paso a paso: Salchichas al vino con pisto

Un as en la manga, un plato saludable, fácil y rápido de hacer, que funciona a la perfección como plato único y que a los niños les encanta. El primer día sírvelo tal cual, y el segundo día, prepara unos huevos fritos para servirlos por encima.

VER RECETA

Paso a paso: Merluza a la sidra con almejas y huevo duro

Un clásico atemporal que nunca falla… que se puede hacer con pescado congelado y da un resultado excelente y que se prepara en un ‘pis pas’. El primer día puedes servirlo tal cual, con la guarnición de huevo que te proponemos. Y el segundo día puedes saltear unas gulas y añadirlas al guiso, junto a unos espárragos blancos en lugar del huevo duro.

VER RECETA

Paso a paso: Lentejas estofadas

A partir de la receta básica de estas sencillas lentejas estofadas con verduras (que ya de por sí están ricas), el primer día las puedes comer con chorizo y panceta, previamente salteados. El segundo día, saltea una manzana picada en brunoise con curry y añádela las lentejas… ¡verás cómo cambia el plato!

VER RECETA

Este y muchos más trucos y recetas top, en tu mail cada semana si te suscribes a nuestra newsletter de COCINA aquí.