¿Un bronceado envidiable? ¡Con estas recetas será más fácil!

¿Un bronceado envidiable? ¡Con estas recetas será más fácil!

Siempre hemos escuchado que, además de la cosmética solar, determinados alimentos pueden ayudarnos a conseguir un bonito tono moreno. Te contamos lo que hay de mito y de realidad en esta afirmación

Por

“Comer muchas zanahorias ayuda a lograr un buen bronceado”. Seguro que has oído esto en infinidad de ocasiones. Sin embargo, ¿es realmente así? Digamos que la repuesta sería ‘No... pero sí’. Para entenderlo tenemos que comenzar hablando de la vitamina A, fundamental para la buena salud de nuestra dermis. Esta vitamina abunda en los alimentos de origen animal, mientras que en los de origen vegetal se encuentra en forma de betacaroteno (siendo más exactos, los betacarotenos son un precursor de vitamina A, y es nuestro hígado el encargado de transformarlos en esta vitamina).

Dentro del mundo de las verduras y frutas encontrarmos muchos alimentos ricos en esos betacarotenos, especialmente los de color naranja, rojo y amarillo. Zanahorias, sí. Pero también pimientos, tomates, mangos, fresas, frutos rojos, papayas, calabaza, naranjas, limones…

Y, aunque es cierto que una alta ingesta de estos productos puede cambiar ligeramente el tono de la piel (más hacia tonos anaranjados que al moreno que imaginamos como envidiable), su relación con un bronceado bonito tienen más que ver con ese binomio ‘Vitamina A – Piel saludable’ y con la capacidad antioxidante de los betacarotenos. Partiendo de una piel sana y, por supuesto, utilizando la cosmética solar adecuada de protección, será más sencillo conseguir ese moreno tan bonito que perseguimos.

También son interesantes en este sentido las verduras de hoja verde (berros, espinacas, lechuga, acelgas…) ricas en vitamina A, así como en otras vitaminas del grupo E, C y K.

Dentro de los nutrientes, también hay ciertos minerales que nos ayudan con el cuidado de la dermis. Por ejemplo, el selenio es una gran ‘socio’, presente en alimentos muy diversos como los frutos secos (como curiosidad, las nueces de Brasil son pura inyección de este mineral), los cereales integrales, las legumbres

Por su parte, los alimentos ricos en agua también ayudarán a tener bien hidratada la piel  (frutas típicamente veraniegas como el melón, la sandía, las ciruelas, el pepino, etc).

Si a todos estos alimentos de los que estamos hablando le sumamos, además, el resto de propiedades saludables con las que cuentan (su aporte de fibra, su ausencia de grasas insanas, etc), nos sobran los motivos para meterlos en la cesta de la compra. Con ellos podemos preparar infinidad de recetas, aunque ahora en verano, resultan especialmente ricos y refrescantes en preparaciones como ensaladas, sopas y cremas frías, macedonias, batidos… A continuación os proponemos algunos ejemplos para llevar a la mesa de la forma más sabrosa todos estos aliados de nuestra piel (pulsa sobre las imágenes para acceder al 'paso a paso').

Paso a paso: Ensalada de zanahorias

Las zanahorias (como veíamos, uno de los alimentos más famosos por su contenido en betacarotenos) son el ingrediente estrella de esta ensalada que, a su vez, puede funcionar como guarnición para otros platos.

VER RECETA

Paso a paso: Ensalada de tomates con albahaca y pistachos

Aprovechamos la temporada de tomate para preparar una rica ensalada con distintas variedades: kumato, cherry, raf, corazón de buey... son algunas de las que vamos a utilizar en esta receta pero puedes optar por las que más te gusten. Como acompañamiento: albahaca, queso manchego y unos pistachos. ¡Una combinación irresistible!

VER RECETA

Paso a paso: Salmorejo cordobés

El tomate es también aquí producto principal para la preparación del clásico salmorejo cordobés. Una magnífica forma de introducir en nuestros menús de verano este alimento 'amigo' de la dermis… ¡y del paladar!

VER RECETA

Paso a paso: Gazpacho de tomate y fresas

Y si eres más de gazpacho que de salmorejo, te proponemos éste que, además de tomate y pimiento, incluye fresas (todos ellos, alimentos ricos en betacarotenos).

VER RECETA

Paso a paso: Ensalada de acelgas con almendras y naranja

Verduras de hoja verde, frutos secos, cítricos… esta rica ensalada es una bomba de esas vitaminas y minerales que tanto ayudan a mantener nuestra piel en buen estado. Y además, está riquísima.

VER RECETA

Paso a paso: Macedonia de fresas y mango

Las frutas más coloridas suelen presentar mayores cantidades de betacarotenos. El mango y las fresas (ingredientes de esta macedonia) son buen ejemplo de ello.

VER RECETA

Paso a paso: Espinacas salteadas

Simplemente salteadas con un poquito de aceite, ajo y cebolla resultan muy ricas. Aquí les damos también un toque picante con guindilla y jengibre. Una receta tan fácil como sabrosa para beneficiarnos de las grandes propiedades de las verduras de hoja verde.

VER RECETA

Paso a paso: Pimientos rellenos de arroz integral

A los betacarotenos presentes en los pimientos, se suma aquí el selenio presente en los cereales integrales (en este caso, el arroz que utilizaremos para el relleno). Ambos nos ayudan a conseguir una piel sana y mucho mejor preparada para lograr un bronceado bonito.  

VER RECETA

Paso a paso: Ensalada de lechuga y aguacate

La lechuga es otra magnífica fuente de vitamina A. La convertimos en ingrediente principal de esta ensalada, en la que también incluiremos aguacate y rabanitos.

VER RECETA

 

Este y muchos más trucos y recetas top, en tu mail cada semana si te suscribes a nuestra newsletter de COCINA aquí.