Si pruebas a hacer estas recetas con calabacín, ¡querrás repetir!

Si pruebas a hacer estas recetas con calabacín, ¡querrás repetir!

Rellenos, al horno, sobre una tosta de pan, como ingrediente para pasteles y tartas saladas… elige tu forma favorita de disfrutar del calabacín, ¡y cuélgate el delantal!

Por

Son buena fuente de vitaminas, también de fibra vegetal, y además cuentan con un aporte calórico muy reducido (apenas 20 calorías por cada 100 gramos de producto). Hablamos de los calabacines, una fruta –sí, técnicamente es fruta, aunque la tratemos en cocina como verdura- que ahora encuentra un momento estupendo para el consumo.

Pero es que además de todos estos beneficios, los amantes del calabacín cuentan con infinidad de sabrosas posibilidades a la hora de cocinarlo (desde las opciones menos calóricas a otras más contundentes de las que deberemos disfrutar con moderación). A continuación os ofrecemos un buen puñado de recetas que dan buena muestra de esa versatilidad del calabacín. Para acceder al modo de elaboración, tan sencillo como pulsar sobre las imágenes.. Pero antes, algunos consejos rápidos sobre esta delicia de la cesta de la compra:

  • A la hora de comprarlos, elige siempre los que tengan la piel bien brillante y sin manchas y con el pedúnculo firme. Y mejor de un tamaño no especialmente grande.
  • De modo general conviene pelarlos, pero si es fresco y muy tierno, no es necesario.
  • Si los vas a rellenar córtalos a lo largo. Puedes servirte de una cucharita para extraer la carne, no te resultará difícil.
  • Simplemente cortados en rodajas y cocinados a la plancha con un poquito de sal, pimienta negra y un buen aceite de oliva virgen extra resultan deliciosos y perfectos para quienes buscar perder peso (foto superior).
  • Una pista ‘estética’: cuando quieras que resulten más decorativos (ya sabemos que la comida entra también por los ojos) puedes probar a pelarlos ‘a bandas’ alternas (una banda sí y otra no).

RECETAS CON CALABACÍN

Paso a paso: Pastel de pescado y calabacín

El término pastel nos lleva irremediablemente al mundo dulce. Sin embargo, el recetario de pasteles salados es muy amplio y variado. Estos de pescado y calabacín son un buen ejemplo. Primero los freiremos y después los terminaremos en el horno.

VER RECETA

Paso a paso: Pan rústico con calabacín, tomate y ‘mozzarella’

Calabacín, tomate y mozzarella. Una combinación deliciosa, que se hace aún más irresistible si colocamos estos ingredientes sobre un buen pan y lo introducimos unos minutos en el horno. Fácil y riquísimo.

VER RECETA

Paso a paso: Tarta de calabacín amarillo y cebolla

Para esta tarta salada y vegana vamos a emplear calabacín amarillo, una variedad menos común de calabacín pero igualmente interesante a nivel nutricional. No obstante, si no lo encuentras puedes utilizar el verde tradicional. Sea como sea... ¡el resultado será delicioso!

VER RECETA

Paso a paso: Calabacines rellenos de pollo con pimientos y arroz

Estos calabacines rellenos gustarán tanto a niños como a mayores. Son muy sencillos de preparar y resultan perfectos como plato único (en una misma receta tenemos verdura, cereales, y la proteína de alto valor biológico que aporta el pollo).

VER RECETA

Paso a paso: Calabacines ilustrados

No te asustes, que no es que estos calabacines te vayan a 'ilustrar' sobre nada. Le ponemos este sobrenombre, 'Ilustrados', porque los vamos a acompañar con unos taquitos de chorizo. Esta receta puedes servirla como aperitivo para ir abriendo boca. Y si prefieres, puedes cambiarlo por taquitos de jamón cocido, jamón serrano... o incuso añadirle alguna otra verdura más.

VER RECETA

Paso a paso: Milhojas de calabacín con queso

Con tan sólo 2 ingredientes principales, calabacín y queso para gratinar, os proponemos preparar una receta que podéis servir tanto como entrante, o primer plato, o como guarnición para acompañar a cualquier carne o pescado. ¡Se hace de una forma muy rápida!

VER RECETA

Este y muchos más trucos y recetas top, en tu mail cada semana si te suscribes a nuestra newsletter de COCINA aquí.