¿Quién dijo que un flan siempre tiene que ser dulce?

¿Quién dijo que un flan siempre tiene que ser dulce?

Sí, flanes salados. La fórmula más extendida para un flan es, sin duda, dulce, pero no exclusivamente. Con esta técnica podemos hacer las versiones saladas más deliciosas. Si las preparas en flaneras o moldes individuales, tendrás un aperitivo o entrante de lo más vistoso ¡disfruta de estos riquísimos flanes salados!

Por

Reivindicamos los flanes salados. Es cierto que el término 'flan' nos lleva automáticamente al terreno de lo dulce. Un postre con siglos de historia, elaborado a base de huevos, leche y/o nata y azúcar, que gusta tanto a niños como a mayores y que, también, puede llevar frutas, chocolate, café, queso, etc. No hay recetario que se precie -nuestro y de otros países- que no incluya varias recetas de flanes dulces, desde las más tradicionales hasta las más innovadoras.

Es uno de esos postres que no faltan en los menús de muchísimos restaurantes, junto a otros como las natillas, el arroz con leche o las torrijas, y que también puedes comprar ya preparado -cierto que hay algunos de magnífica calidad, muy artesanos-, aunque nosotros siempre abogamos por las versiones hechas en casa.

Ingredientes para flanes salados

Pero, ¿por qué no trasladar la fórmula al universo salado? Hay una enorme variedad de flanes para tomar como aperitivo o entrante sin una pizca de azúcar y con otros ingredientes como verduras, carnes, conservas, pescados o mariscos. Siguen siendo flanes, sí -pese a no llevar todos los elementos clásicos de las versiones dulces-, por su aspecto estético y presentación (conseguida normalmente gracias a las clásicas flaneras, moldes de cerámica o silicona, aros de acero inoxidable, etc). Pero también a que para cuajarlos -en el horno convencional o en el microondas, al baño maría o en frío-, incluyen huevos, nata o leche y/o diferentes tipos de gelatina. Estos elementos son los que le aportan su textura gelatinosa inconfundible.

A la mezcla base de huevo, leche o nata, y/o gelatina, puedes incluir el ingrediente elegido entero -mejor cocinado que en crudo- o triturado. En este formato, también te recomendamos que pongas en marcha tu creatividad porque los flanes salados admiten todo tipo de elementos. E igual que las opciones dulces pueden llevar de acompañamiento caramelo, nata montada, purés de fruta, toffee, dulce de leche, coulís, etc), las versiones saladas se toman tal cual pero, en ocasiones, se enriquecen con salsas y guarniciones varias.

Atrévete con nuestras recetas de flanes salados

¿Te atreves con nuestras propuestas de flanes salados? Rompemos una lanza a su favor por varias razones: están deliciosos, son vistosos y resultan súper sencillos de preparar -y algunos muy rápidos-, amén de sus cualidades nutritivas. Sí te sugerimos que en muchas de estas recetas, puedes sustituir los ingredientes por otros que te gusten más, usar la misma base e, incluso, cambiar los acompañamientos.

Pincha en cada imagen y descubre cómo preparar estos 7 flanes salados, tanto en moldes grandes como individuales. Así que, ve a por una/s flanera/s y ¡ponte en marcha!

Paso a paso: flan ligero de calabacín con salmón ahumado

Nos encanta la versatilidad, la textura y el sabor del calabacín. En esta receta, lo convertimos en un flan salado que aromatizamos con albahaca y acompañamos con un poco de salmón ahumado.

VER RECETA

Paso a paso: flanes de zanahoria al comino

Con zanahoria cocida, huevo, nata, queso crema y comino preparamos esta opción de flanes salados. Un aperitivo delicioso y súper vistoso.

VER RECETA

Paso a paso: flan de brócoli y kale al microondas con huevas

Además del precioso color que tiene este flan a base de brócoli y huevas, te sorprenderá su sabor y su cremosa textura. Es muy rápido de preparar porque lo cuajamos en el microondas.

VER RECETA

Paso a paso: flan de arroz a la riojana

El arroz cocido le da una textura muy apropiada a un flan salado que, en este caso, más que por los ingredientes que lleva, conseguimos con un molde de acero.

VER RECETA

Paso a paso: flan de espinacas

Para servir como entrante y también para poner en formato individual en un cóctel o en un bufé, este flan de espinacas es perfecto. Lo acompañamos con una salsa de tomate.

VER RECETA

Paso a paso: flan de tirabeques con corona de vieiras

Los tirabeques son una variedad entre guisante y judía verde que constan de una vaina alargada y pequeñas semillas en el interior. Los trituramos con mantequilla para conseguir nuestro flan salado y acompañamos con vieiras a la plancha.

VER RECETA

Paso a paso: flan de puerros con queso azul

Este flan de puerros es similar al relleno de una quiche lorraine pero sin el hojaldre de la base y con leche en lugar de nata. El queso azul le da un toque único, pero si no te gusta el sabor, cambiálo por otra variedad de tu agrado.

VER RECETA

Este y muchos más trucos y recetas top, en tu mail cada semana si te suscribes a nuestra newsletter de COCINA aquí.