¿Insípido el tofu?, ¿acaso no te gusta la pasta o el arroz?...

¿Insípido el tofu?, ¿acaso no te gusta la pasta o el arroz?...

Al igual que ocurre con otros alimentos, lo que da sabor a este saludable producto es la manera de cocinarlo (que, por cierto, es muchísimo más amplia y versátil de lo que quizá imaginas). Os contamos algunos ejemplos

Por

“Es que no me gusta su textura”, “es que no me sabe a nada”, “es que no sé muy bien cómo cocinarlo”… Son algunas de las frases más habituales relacionadas con el tofu, alimento elaborado a partir de agua y granos de soja que tantas virtudes presenta a nivel nutricional: es rico en minerales, bajo en grasa y una magnífica fuente de proteína vegetal por lo que resulta perfecto como sustituto de la carne. Pero volviendo a esas ‘excusas comunes’ para no incluirlo en la dieta… lo cierto es que muchas veces no están del todo justificadas: por supuesto, se trata de un alimento que en su estado ‘básico’ (también los hay saborizados) resulta un tanto insípido, pero si lo pensamos bien, lo mismo ocurre con una pasta o un arroz recién hervidos, o una simple pechuga de pollo a la plancha: lo importante es cómo lo condimentamos para darles sabor. Y es justo esa falta de intensidad gustativa la que hace del tofu un alimento realmente versátil, más allá del típico salteado.

Precisamente para dar buena muestra de dicha versatilidad, acaba de publicarse el libro ‘Increíble Tofu’ (Ed. Lunwerg) en cuyas páginas se ofrecen hasta 67 maneras diferentes de cocinarlo, ya sean en desayunos, aperitivos, platos principales, postres… Además en él también se cuentan tips para sacar el máximo partido al tofu. He aquí algunos de ellos, a modo ejemplo:

  • Si tomamos el tofu en crudo, podemos rallarlo para así conferirle una consistencia menos gomosa. De esta forma, resulta ideal, por ejemplo, para añadirlo a una ensalada.
  • Si lo prefieres al horno, prueba a añadirlo a unas verduras, cocinándolo todo junto.
  • Podemos también cocinarlo a la parrilla o plancha a modo de ‘bistec’ de tofu marinado (si lo vamos a marinar, es preferible elegir un tofu medianamente firme).
  • Recuerda que puede congelarse (el bloque entero o cortardo en trozos para que esté listo para su consumo). Antes de congelarlo debe prensarse cuidadosamente para no encontrarse después con un bloque de hielo.

Algunas recetas con tofu

Nosotros también queremos mostraros el gran abanico de posibilidades culinarias que tiene el tofu, enseñándoos a preparar recetas tan ricas y saludables como éstas (pulsa sobre las imágenes para acceder a su modo de elaboración).

Paso a paso: Crema de batata con lentejas y tofu

Dados de tofu a la plancha, lentejas caviar y batata. Tres ingredientes para un receta deliciosa que, sobre todo, amarán veganos y vegetarianos.

VER RECETA

Ensalada templada de 'soba' y tofu frito

'Soba' es la palabra japonesa que se emplea para designar para el trigo sarraceno (alforfón). Sin embargo, se utiliza más comunmente para referirse a los fideos finos usados en la cocina japonesa que están elaborados con harina de dicho grano. En este caso los incorporamos a una ensalada templada con tofu.

VER RECETA

Ensalada de quinoa con aguacate, mango y tofu

Como decíamos, el tofu funciona especialmente bien en ensaladas. Aquí otro ejemplo, con otros ingredientes como quinoa, aguacate y mango. ¡Una propuesta de lo más nutritiva y deliciosa!

VER RECETA

Sopa de coco, jengibre y tofu

Aquí damos al tofu forma de original sopa, con un exótico toque de coco y jengibre. Si te aburren las sopas ‘de siempre’ prueba con esta alternativa.

VER RECETA

Hamburguesa de tofu ahumado y nueces

También es habitual utilizar el tofu como sustituto de la carne a la hora de preparar hamburguesas vegetarianas.

VER RECETA

Lasaña de berenjena y tofu

La berenjena sustituye las láminas de pasta tradicional en esta receta. Como relleno utilizaremos tofu, y haremos además una salsa de mostaza y miel.

VER RECETA

Este y muchos más trucos y recetas top, en tu mail cada semana si te suscribes a nuestra newsletter de COCINA aquí.