¿En qué casos no es aconsejable consumir cúrcuma?

¿En qué casos no es aconsejable consumir cúrcuma?

Cuenta con una gran cantidad de propiedades para paliar los efectos de algunas dolencias, pero es necesario conocer que su consumo puede estar contraindicado en algunas ocasiones

Por

A pesar de que a todos nos gusta darnos un capricho de vez en cuando, el cuidado de la salud se ha convertido en una prioridad en casi todos los hogares y en una de las tendencias gastronómicas de este año, a base de una alimentación sana y equilibrada. Una dieta que incluya todos los alimentos siguiendo la pirámide alimentaria debe ser una máxima para garantizar que el organismo recibe todos los nutrientes garantizando, así, su buen funcionamiento. Aunque no hay que olvidar otras rutinas indispensables para mejorar la calidad de vida, como el ejercicio.

Seguir una buena alimentación y realizar algo de deporte todos los días será sinónimo de salud, pero tendrá como efecto añadido poder presumir de un físico envidiable, sin necesidad de tener que llevar a cabo la temida operación bikini de cara al verano. Existen múltiples alimentos e ingredientes que se pueden incluir en la dieta para conseguir un plus de salud a través de la comida, y entre ellos los denominados superalimetos, como la cúrcuma. Esta especia milenaria lleva de moda en nuestro país desde hace algunos años y realmente es un ingrediente que debería convertirse en un indispensable en nuestra dieta por sus multiples propiedades benificiosas para nuestro organismo. Conozcamos un poco más esta singular especia, sus propiedades, beneficios, contraindicaciones y cómo utilizarla en la cocina para añadir color y salud a nuestros platos. 

¿Qué es y para qué sirve la cúrcuma?

La cúrcuma es un condimento o especia muy usada en la gastronomía del Sudeste Asiático, de donde es originaria la planta de la que proviene: curcuma longa, de la familia de las zingiberáceas. En realidad, es de su raíz de la que extraemos el polvo con el que condimentamos nuestros platos. Sus múltiples beneficios han propiciado que su consumo se haya extendido prácticamente por todo el mundo, pero también deberíamos tener en cuenta que pueden existir contraindicaciones que quizás desconocíamos y no sea un ingrediente muy apropiado para la dieta de algunas personas.

La cúrcuma es un ingrediente ancestral que se ha empleado desde siempre, tanto en gastronomía como en la medicina. Su uso es muy beneficioso para ciertos problemas de salud, entre los que se encuentran:

  • Problemas de estómago y flatulencia.
  • Protege el hígado y reduce el colesterol.
  • Favorece la digestión y dispone de componentes anti-oxidantes y anti-envejecimiento.
  • Artritis reumatoide y síndrome del túnel carpiano.
  • Tratamiento contra la depresión.
  • Protege el corazón y aumenta la respuesta del sistema inmune.
  • Problemas respiratorios.
  • Protege el organismo de los radicales libres.
  • Problemas de la piel.
  • Regula los ciclos menstruales.

Contraindicaciones de la cúrcuma

Sin embargo, a pesar de los múltiples beneficios citados, nos encontramos con un conjunto de contraindicaciones que deberíamos conocer, por si es necesario, en estos casos, reducir su consumo.

  • En primer lugar, se recomienda consumir cúrcuma siempre en cantidades moderadas; no solo porque su sabor es muy penetrante, sino porque, además, es una de las especias que mayor contenido en micotoxinas presenta. Por ello, su inclusión en nuestra dieta debe ser controlado y razonable.
  • En segundo lugar, se aconseja evitar su consumo en todas aquellas personas que tengan problemas con la vesícula biliar y durante el embarazo. Y es que, en el primero de los casos, si se tienen cálculos biliares o piedras, aderezar con ella tus platos puede derivar o producir un doloroso cólico. Es más, en ningún caso se debe utilizar en tratamientos para expulsar piedras y, en el caso de hacerlo, lo mejor es consultar previamente a un médico. La consulta con el especialista también debe producirse si padeces enfermedades en el hígado -como ictericia, hígado graso, cirrosis, etc-, porque aunque uno de los beneficios de esta raíz es tratar los problemas hepáticos, no es compatible con todas las dolencias de este órgano.

¿Cómo se debe tomar la cúrcuma?

  • No tomarla nunca antes de una intervención quirúrgica, ya que puede afectar a la coagulación sanguínea.
  • Si tomas medicamentos para tratar problemas de circulación, de corazón o de varices, es mejor que previamente consultes a tu médico.
  • No es una raíz adecuada para los niños menores de tres años.
  • Por último, si se emplea la cúrcuma como remedio cosmético, hay que tener en cuenta que dejará la piel algo amarillenta durante varios días.

¿Cómo utilizar la cúrcuma en la cocina?

La cúrcuma es una especia que se puede emplear en multitud de recetas. Además es un ingrediente muy versátil, ya que puede combinarse con facilidad y se adapta a cualquier plato. No en vano, aparece en arroces, platos de pasta, verduras, rebozados y fritos, carnes y pescados, e incluso combinada con tés e infusiones. De todas maneras, por lo general suele prepararse con platos de pescado, huevos y arroz. También es un componente del curry, apareciendo en todas las recetas que puedan llevar este elemento.

La parte que se utiliza de la planta son los rizomas que, al ser molidos, se emplean como especia y colorante. Por esta última razón, precisamente, la cúrcuma casi no tiene sabor. Aunque si se utiliza en grandes cantidades dotará a los alimentos de un toque picante, algo amargo, pero suave y que tanto éxito tiene en las cocinas orientales.

Y lo mejor de todo es que es un ingrediente muy sencillo de incorporar a nuestra dieta, ya que aunque tiene un toque amargo, al añadirlo a las recetas resulta apenas imperceptible.

Siempre se ha creído que la cúrcuma es un simple colorante que sirve para sustituir al azafrán. Pero nada más lejos de la realidad. Es un ingrediente que se ha vuelto imprescindible en cualquier cocina por sus propiedades y beneficios y por poder emplearse en infinidad de recetas para darle un toque de sabor, color y salud a tus alimentos.

Leer más: Cúrcuma en polvo, en infusión o concentrada, ¿cuál es la mejor opción para tu alimentación?

Recetas con cúrcuma

Paso a paso: cúrcuma latte

Es un tentempié delicioso que se toma en caliente para entrar en calor los días de otoño e invierno y en el que los dos protagonistas principales son la leche de almendras y la cúrcuma. Es decir, es una bebida ligera de un bonito color amarillo intenso, rozando el dorado. ¿Te animas?

VER RECETA

Paso a paso: Arroz con cúrcuma

La incluimos como ingrediente estrella en esta receta de arroz y verduras. Nada más tradicional y nutritivo que un plato como éste. Pero, si le añadimos un aporte de cúrcuma, el resultado será mucho más interesante. No solo por el exótico sabor que le infiere esta especia oriental, sino también por los enormes beneficios para la salud con los que cuenta.

VER RECETA

Paso a paso: bundt cake de manzana y cúrcuma

El 'Bundt Cake' es un bizcocho horneado en un molde denominado 'bundt', tiene forma de corona y por su hueco vacío central hace pasar el aire durante el proceso de horneado. La cúrcuma le dará un precioso color a tu bizcocho con el triunfarás seguro. Si tú también buscas impresionar a tus invitados con algo diferente... ¡esta es la propuesta perfecta!

VER RECETA