quinoa garbanzos cúrcuma

Quinoa con garbanzos y cúrcuma: sabor y salud, de la mano

La quinoa no contiene gluten, cuenta con proteínas completas y es rica en aminoácidos esenciales y la cúrcuma posee propiedades antioxidantes y actúa como antiinflamatorio

por hola.com

La quinoa y la cúrcuma son dos ingredientes que poseen múltiples beneficios para el organismo. Lograr hacer una receta de buen sabor en la que se combinen ambos quizás parezca un poco complicado, pero no es así. La solución se encuentra precisamente en este plato de quinoa con garbanzos y cúrcuma. Una opción que además se puede elaborar en pocos minutos.

La quinoa tiene unas cualidades nutritivas y digestivas muy interesantes. No contiene gluten, cuenta con proteínas completas y es rica en aminoácidos esenciales, hierro, calcio y vitaminas B y E. Un complemento especialmente indicado para los deportistas, las personas con digestiones débiles y difíciles, personas mayores y niños.

La cúrcuma, por su parte, tiene propiedades antioxidantes y actúa como antiinflamatorio, refuerza el organismo y favorece la eliminación de carcinógenos a nivel hepático. Es una especia originaria de la India y que se consume y se utiliza en medicina desde hace más de 4.000 años.

La combinación de ambos ingredientes con los garbanzos da lugar a un plato en en el que se combinan el sabor y la salud.

Ingredientes
 

  • 5 cucharadas de aceite de oliva virgen extra.
  • 2 zanahorias.
  • 1 cebolla mediana-grande.
  • 3 tazas de quinoa cocida.
  • 400 gramos de garbanzos cocidos.
  • 1 cucharadita y media de cúrcuma.
  • Media cucharadita de pimienta negra.
  • 1 cucharadita de comino molido.
  • Sal al gusto.

La pimienta negra es muy recomendable en este plato, ya que es capaz de aumentar 20 veces la curcumina (su principio activo). Asimismo el aceite también es muy importante para que el plato se absorba bien a nivel intestinal y se aprovechen mejor sus propiedades.

VER GALERÍA

Preparación, paso a paso
 

-Echa el aceite en una sartén grande.

-Cuando esté caliente, añade la cebolla picada en juliana y remuévela de vez en cuando hasta que esté transparente.

-Pica igual la zanahoria y añádela a la sartén.

-Remueve todo hasta que la zanahoria empiece a estar tierna (si se pega echa unas gotitas de agua hasta que esté hecha).

-Añade la cúrcuma y el resto de especias y remueve bien.

-Mientras remueves, añade la quinoa y los garbanzos cocidos, añadiendo sal al gusto y removiendo bien mientras todo se integra y se acaba de cocer.

-Rectifica de sal o de especias y sirve caliente.

-Para cocer la quinoa, es necesario en primer lugar lavarla muy bien varias veces hasta que el agua salga limpia. A continuación hay que poner a cocer 1 medida de quinoa en una medida y media de agua hasta que se consuma. Luego se tapa, se apaga el fuego y se deja que con el vapor se acabe de hacer.

Activa las alertas de ¡HOLA! y entérate de todo antes que nadie