teletrabajo

Pequeños cambios con los que adelgazarás (de verdad) si sigues teletrabajando

La organización es el secreto con el que pasar todo el día en casa no es sinónimo de picar entre horas

por Mariana Chacón

Si hace un par de días te revelábamos el método con el que salir a comer fuera de casa sin engordar, esta vez las protagonistas son las comidas caseras. Con la inminente llegada del verano ya son muchas las que confían en recetas específicas para eliminar líquidos, como la cena détox de Paula Echevarría, o para quemar grasas desde primera hora de la mañana con el desayuno que se prepara Tamara Falcó, por ejemplo. Como talón de Aquiles de las que siguen teletrabajando y quieren perder peso mientras lo hacen está el hecho de que a pocos pasos del ordenador existe una nevera permanentemente accesible. La respuesta frente a la posibilidad de picar a todas horas es la organización, además de otros trucos revelados por expertos con los que controlar el hambre emocional y mantenerse en forma durante la jornada laboral es posible.  

VER GALERÍA

-'Fitness' en tiempos de teletrabajo: el entrenamiento de 10 minutos que puedes hacer sentada

Es un hecho que este último año ha tenido un impacto directo en el peso y todo debido a la falta de ejercicio y la relajación de las buenas costumbres: "El teletrabajo puede alterar significativamente los hábitos saludables del trabajo presencial y disparar los factores metabólicos de este colectivo que, en muchos casos, ya tiene un perfil de riesgo asociado al sedentarismo y la edad", explica el el doctor Nicolás Romero, especialista en nutrición.

"Al trabajar en casa es fácil que no se respeten las pausas reglamentarias de descanso, que se salte la hora de la comida, que fume, que se coma a deshoras o que se beba alcohol mientras se teletrabaja", apunta el Dr. Romero. Además, el experto añade que "detrás de la epidemia de obesidad y otras enfermedades crónicas de las sociedades más avanzadas se esconden los malos hábitos, los comportamientos poco saludables, especialmente los relacionados con la calidad de la alimentación, el aporte calórico y la actividad física, y el teletrabajo los puede alterar aun más". Una realidad que se combate a través de los 3 trucos que rompen el círculo vicioso de malas costumbres fácilmente y, de paso, se ahorra en el supermercado. 

VER GALERÍA

-Cómo transformar tu dieta fácilmente para adaptarte mejor a la llegada del calor

1. Recupera el control

Mantener una rutina organizada no solo es bueno a nivel físico, cuando se consigue un orden libre de obsesiones también llegan los beneficios en un plano mental. Para lograrlo, los especialistas de la plataforma de comida sana y equilibrada a domicilio Cocopi, recomiendan que se planifique con antelación el menú semanal: "La mejor manera de evitar comer cualquier cosa rápida o precocinada, es que decidas que vas a comer durante toda la semana. Crea un menú equilibrado que combine la cantidad necesaria de proteínas, verduras e hidratos y así, además de llevar una alimentación saludable conseguirás un ahorro en la cesta de la compra". Este organización de las comidas está de máxima tendencia y tiene nombre: se llama batch cooking y ayuda a combatir el hambre emocional, es decir, aquella que no responde a una sensación de apetito real. 

Este orden saludable no solo influye a la planificación y elaboración de cada receta, sino también a los horarios: "Estando en casa es más fácil comer a cualquier hora pero, esto puede llevar a saltarse comidas, darse atracones o comer poco y hacer varias visitas a la nevera a lo largo del día", avisan desde Cocopi. Una advertencia en la que profundiza el Dr. Nicolás Romero: "Cuando nos alimentamos sin saber qué comer, ni a qué hora, la dopamina cerebral actúa para resolver las incertidumbres. Nos habituamos a comer mediante pequeñas recompensas inmediatas, perdemos el control de nuestra alimentación, y propiciamos las relaciones adictivas con los productos ultraprocesados que están diseñados para actuar como recompensa". 

2. Hidratación óptima

¿Sabías que a veces la sed se confunde con hambre? Si te entra apetito entre horas y no te has saltado ninguna comida, puede que lo que el cerebro te está pidiendo sea hidratación: "Bebe agua constantemente y combínalo con zumos naturales, te dará mucha energía y nutrientes. También puedes beber un café o té al día, pero no abuses de las bebidas con cafeína", avisan los especialistas en nutrición de Cocopi. Además, el Dr. Romero también recomienda que se aumente el contenido hídrico de las recetas diarias: "Puedes reducir la densidad energética de los platos haciéndolos más saciantes. Incorporar alimentos ricos en agua, como cremas caseras y vegetales crudos. O aumentar el contenido de fibra con más fruta, verdura, y cereales integrales". 

VER GALERÍA

-¿Quieres adelgazar más y envejecer menos? Deja de usar el móvil una hora al día

3. Sencillez en la cocina

Por muy inspiradoras que resulten las recetas ultra elaboradas en las que el tiempo extra en la cocina se traduce en una presentación y sabor espectaculares, a diario lo mejor es centrarse en la practicidad como apuntan desde la plataforma de alimentación a domicilio: "Cuanto menos tiempo te lleve realizar la comida, más tiempo tendrás entre jornadas para hacer la digestión de forma pausada. Otra opción es cocinar por la noche, en días de descanso o los fines de semana así con los platos preparados no te verás en la obligación de perder tiempo en la cocina". Como consejo extra, saltarse el desayuno es tan común como poco efectivo a la hora de adelgazar, pero la excusa comprensible de la mayoría es la falta de tiempo a primera hora de la mañana. 

La solución al problema llega de la mano del prestigioso cirujano plástico Marc Ronert, quien propone la proteína vegana en polvo Plant your Day, uno de los productos especializados de su marca Hush & Hush, recién llegada a España. Esta concentración de superalimentos ricos en prebióticos, probióticos y antioxidantes entre los que destacan las plantas de hoja verde, la fibra, las semillas de calabaza orgánica, la granada, el brócoli, el diente de león o el alga Kelp, mezclado con café, leche o yogur, funciona como el aporte de nutrientes a medida con el que saciar el estómago hasta la siguiente comida y mantener la energía y la concentración en el trabajo. Lo mejor es que además de rápido y fácil de preparar, esta poderosa fuente de nutrientes tan solo aporta unas 110 calorías por ración y también los nutrientes necesarios para alimentar al organismo en esas mañanas sin posibilidad de descanso. 

Activa las alertas de ¡HOLA! y entérate de todo antes que nadie