dieta

Cómo transformar tu dieta fácilmente para adaptarte mejor a la llegada del calor

Aliméntate así para combatir la astenia primaveral y sentirte más ligera cuando sea verano

por Mariana Chacón

Como alimentos a tener en cuenta cuando el sol brilla con más fuerza, los expertos señalan a la vitamina C como una suerte de elixir a medida que embellece la piel y fortalece la melena. Un imprescindible en la cocina cuando suben las temperaturas que está presente en materias primas que también te ayudan a perder peso. Y si tu objetivo es el de adelgazar los 3 kilos de media que casi todos los españoles han cogido tras los meses de teletrabajo, quizás te interesen estos 3 hábitos saludables con los que sentirte más ligera cuando llegue el verano. Una puesta a punto para recibir al calor como se merece y que se completa a través de 5 pequeños cambios con los que tu organismo se adaptará mejor a la ola de calor veraniega y que además combaten el cansancio que produce la temida astenia primaveral. 

VER GALERÍA

-¿Quieres adelgazar más y envejecer menos? Deja de usar el móvil una hora al día

1. Evita las bebidas más calóricas

El error de subestimar la carga de calorías que aporta el tipo de líquido que eliges para hidratarte es muchas veces culpable de que engordes sin darte cuenta. Desde la empresa de comidas caseras a domicilio Cocopí, explican las consecuencias de no darle importancia a lo que bebes: "Los meses de primavera y según se va acercando el verano, apetecen mucho más esas bebidas refrescantes llenas de azúcar pero cuyo efecto real es el contrario", aseguran sus expertos. De hecho, Paula Rosso, especialista en nutrición del Centro Médico Lajo Plaza, habla así de los azúcares añadidos: "Son los que se utilizan en la manufacturación de alimentos y bebidas. Pero tampoco son recomendables, ya que suponen un aporte extra de azúcares que en su gran mayoría no necesitamos y aumentan nuestro consumo calórico. No deberían representar nunca más del 5% de nuestras calorías". 

2. Bebe agua

Como alternativa a las opciones menos recomendables, el agua sola o saborizada con trozos de fruta te ayudará a mantenerte hidratada: "Es una de las partes más importantes de la rutina. Es fundamental una buena hidratación para poder sobrellevar los cambios bruscos de temperaturas y por ello, se debe incrementar la ingesta de agua así como de frutas y verduras", aconsejan desde Cocopí. 

3. Controla las cantidades

Entre los 3 trucos revelados por Harvard para comer menos y sentirte mejor al mismo tiempo, servirte una porción razonable en el plato es clave para mantener un peso ideal sin necesidad de hacer dieta. Un enfoque del que también se hacen eco los especialistas de la empresa de alimentación hogareña a domicilio: "Hay que intentar no excederse con las cantidades de comida y huir de las comidas copiosas, para que nuestro organismo no tenga que trabajar en exceso a la hora de las digestiones". 

VER GALERÍA

-Perder peso con el 'batch cooking' es posible: copia la receta de las cenas saludables

4. Apuesta por alimentos de temporada

"En esta época hay muchas frutas y verduras que son ricas en antioxidantes (vitaminas A, C, E) y nos ayudarán a protegernos de los rayos del sol. Alimentos como el ajo, las fresas, los kiwis o las verduras de hoja verde son propios de la temporada de primavera y aportarán ese extra para cuidarnos por dentro y por fuera", apuntan desde Cocopí. La buena noticia es que esta es también la época ideal para comprar aguacates, el protagonista de los desayunos favoritos de las celebrities por motivos de sobra conocidos: es un fruto saciante, por lo que te ayudará a evitar picoteos entre horas, también rico en ácidos grasos monoinsaturados, vitaminas C, B6 y E, minerales como el magnesio, el hierro o el potasio, además de ofrecer beneficios antioxidantes que retrasan el envejecimiento prematuro de los tejidos.  

5. Aprovecha la dieta mediterránea

No solo lidera los ránkings en cuanto al método de alimentación más saludable, también es el último consejo de esta lista para que tu organismo se adapte mejor a los meses cálidos. La suerte es que en España es la dieta por antonomasia y por ello no te costará hacerte con las materias primas necesarias para seguirla: "Utiliza el aceite de oliva como una de las principales grasas, consume diariamente fruta, verdura, proteína y alimentos procedentes de los cereales no refinados, modera la ingesta de carnes rojas, aumenta el consumo de pescados y huevos, come muchas legumbres y evita los alimentos procesados, los dulces y los pasteles", resumen desde Cocopí. 

Activa las alertas de ¡HOLA! y entérate de todo antes que nadie