Pelo détox

¿Sabías que los excesos de Navidad también afectan a tu cabello?

Dos expertas nos resumen todo lo que debes hacer si tu objetivo es una purificación capilar

por hola.com

Navidades y excesos. Dos palabras que suelen ir, irremediablemente, unidas. Comemos más, dormimos y descansamos menos… Excesos que nota nuestra piel, nuestra figura y, tal vez no lo sabías, pero también nuestro cabello. “Cuando llegan las fiestas, siempre descuidamos más de la cuenta nuestra dieta. Cenas o comidas varias, trasnochar, consumir alcohol con una mayor frecuencia... todos estos excesos afectan a nuestra piel y también a nuestro cabello”, nos confirma Claudia di Paolo, experta beauty hunter. Pero nos surge la duda de cuáles son los principales efectos, los más visibles, que podemos notar en nuestro pelo. “En el caso del consumo de alcohol o de tabaco, el pelo perderá su brillo y también se presentará más seco. Los excesos en estas fechas afectarán más acusadamente a la gente que tenga un cabello con más tendencia a quebrarse, lacio o débil. Por eso, notaremos que nuestro cabello está deshidratado, opaco y sin movimiento. Pero igualmente estos días son para disfrutar, y seguramente sea muy difícil que puedas controlar lo que comes o lo que bebes en beneficio de tu cabello, aunque siempre existe una solución”, nos cuenta la experta. 

"Los excesos en Navidad van a ocasionar estrés y este en consecuencia va a afectar al cabello, de forma que puede debilitarse. No solo se trata de estrés que puede ser simplemente emocional, sino también de un trastorno en las horas de sueño. Se sabe que la falta de descanso, por ejemplo, se traduce en una menor producción de melatonina y ello afecta directamente al brillo del cabello", nos cuenta por su parte Meritxell Martí, propietaria de la Farmacia Meritxell de Andorra. 

Pelo más apagado

La farmacéutica añade que en las vacaciones de Navidad también comemos una dieta más desequilibrada y, por ello, esta falta de frutas y verduras naturales y una ingesta de más contenido de azúcares y grasas va a apagar el cabello. "Las carencias nutricionales pueden llegar a afectar, además, a la caída del cabello", cuenta Meritxell Martí, quien apunta también a otro factor que influye en la salud de nuestro pelo. "Durante las fiestas, aumentamos el uso de secador, plancha, tratamientos capilares e, incluso, el uso de peinados muy tirantes, lo que puede debilitar el cabello. También el uso de productos como siliconas y glitter pueden ser nocivos y dejarlo estropeado no solo a nivel de brillo o flexibilidad, sino también a nivel queratina de la cutícula, debilitándola", nos dice.  

¿Cuál es la solución? "Un aporte extra de nutrientes, como pueden ser vitaminas y minerales para equilibrar la carencia de estos en la dieta", nos cuenta Meritxell Martí. "Necesitamos además una limpieza extra del cabello de forma interna. Lo ideal sería añadir antioxidantes, como puede ser el resveratrol o el picnogenol, y suplementos naturales que sean depurativos, como puede ser el cardo mariano", recomienda la experta. 

La opción de un détox capilar

La solución pasa también por un détox capilar, en opinión de ambas expertas. Meritxell Martí recomienda empezar con una exfoliación suave del cuero cabelludo para poder eliminar los restos de siliconas u otras sustancias, seguida de un lavado más profundidad del cabello y un tratamiento que aporte los nutrientes para recuperar la cutícula del cabello, como pueden ser mascarillas o baños nutritivos. Claudia di Paolo sugiere su Tratamiento Detox (Purificante), ya que precisamente los excesos de estas fechas, unidos a los agentes químicos, las toxinas y la contaminación no sólo afectan a nuestro interior y sistema inmunológico, sino también a nuestro cabello y cuero cabelludo, dejándolo apagado, sin vida, seco y encrespado. 

"De la misma manera que nos hacemos un détox interno, tenemos que realizarlo externamente. Se ha demostrado que no se puede mantener un cabello sano durante un largo periodo de tiempo sin realizar regularmente un tratamiento détox. Este tratamiento elimina las toxinas, regula las glándulas sebáceas gracias a su mezcla de aceites orgánicos que estimulan el riego sanguíneo y promueven así un cuero cabelludo sano", nos cuenta. Y es que tal y como nos cuenta también Meritxell Martí, propietaria de Farmacia Meritxell en Andorra, los tratamientos exfoliantes van a retirar profundamente células muertas mejorando la circulación sanguínea capilar, eliminando todas las sustancias artificiales que han podido ir acumulándose. Así, conseguimos “que el poro se quede libre y, en consecuencia, el cabello se verá más suelto, brillante y con volumen, a la vez que mucho más perceptivo a cualquier tratamiento”. 

Activa las alertas de ¡HOLA! y entérate de todo antes que nadie