kate-winslet

Kate Winslet habla sobre las críticas a su peso que sufrió antes del éxito de 'Titanic'

La actriz revela cómo se enfrentó al 'body shaming' durante sus primeros años de carrera

por Mariana Chacón

En una época como la que vivimos en la que las celebrities exigen su derecho a no estar siempre perfectas, a no proyectar a todas horas la imagen de alfombra roja a la que acostumbraban a sus fans, la actriz Kate Winslet recuerda unos años en los que la historia era muy diferente. Eva Longoria, Jaydy Michel e incluso Gisele Bündchen son algunos de los nombres que protagonizan el movimiento de la nueva belleza en el que la máxima de normalizar la naturalidad se hace tangible a través de selfies sin maquillaje en las que las imperfecciones no son motivo de vergüenza. Sin embargo, la protagonista de Titanic acaba de conceder una entrevista en la que ha revelado que hubo un tiempo en el que su peso era el tema de conversación al que tenía que enfrentarse a diario y se defiende contra aquellos que percibían sus respuestas como "valientes" o "francas". 

VER GALERÍA

-Adiós a los filtros: así son las 'celebrities' sin maquillaje

El 8 de enero de 1998 se estrenaba en España Titanic, un largometraje dirigido por James Cameron que revivió la tragedia del choque del transatlántico británico, RMS Titanic, contra un iceberg en 1912. Las dos estrellas protagonistas eran Leonardo Di Caprio y Kate Winslet, quienes vieron cómo sus carreras llegaban a la cumbre del éxito mundial de la noche a la mañana. Aunque la atención y la admiración por ambos no cesaba, Kate ha recordado el lado menos dulce de los años previos a conseguir el papel en una entrevista que acaba de conceder a The Guardian: "Cuando tenía 20, la gente hablaba mucho sobre mi peso. Y me llamaban para hacer comentarios sobre mi propio físico. Al final me gané la etiqueta de ser valiente y franca. No, solo me estaba defendiendo", explica la actriz. Y es que, antes de meterse en la piel de Rose DeWitt Bukater, la intérprete ya había trabajado en otros rodajes, como en el de Sentido y Sensibilidad junto a Emma Thompson, por ejemplo. 

La intérprete profundiza sobre el tipo de opiniones que tuvo que leer sobre su apariencia: "Era casi cómico lo impactantes, críticos y directamente crueles que los tabloides eran conmigo. ¡Todavía estaba intentando descubrir quien era! Hacían comentarios sobre mi talla, hacían estimaciones sobre lo que pesaría, publicaban la supuesta dieta que seguiría. Era crítico y horrible y me enfadaba cuando lo leía. Pero... También me hizo sentir muy conmovida. Por lo diferente que es a día de hoy", confiesa Winslet a The Guardian, emocionada porque la belleza real e individual comience a ser el cánon que se impone en la sociedad. 

VER GALERÍA

-Danna Paola, sobre las críticas que recibió por su físico: 'Empezaron a crear una inseguridad en mí que yo no tenía'

Veintitrés años han pasado tras el estreno de Titanic y, desde entonces, Kate ha ganado un Oscar, cuatro Globos de Oro, tres premios Bafta, un Emmy... y otros galardones con los que público y crítica la han distinguido como una de las actrices con más talento de su generación. Y la británica no deja de superarse, como dato, durante el rodaje de la segunda parte de Avatar, la secuela del conocido largometraje dirigido por James Cameron, Winslet ha superado el récord de Tom Cruise de mantener la respiración bajo el agua, el protagonista aguantó 6 minutos en Misión imposible 5 y la intérprete lo ha superado por más de uno al permanecer 7 minutos y 14 segundos sin salir a la superficie durante una escena acuática. Todo un logro que demuestra la fortaleza de la superestrella del condado de Berkshire.

Activa las alertas de ¡HOLA! y entérate de todo antes que nadie