Britney Spears y sus hijos

Reflexiona sobre lo rápido que pasa el tiempo

Britney Spears sorprende con el impresionante cambio de sus hijos: 'Algo he debido hacer bien'

La cantante comparte la custodia de Sean, de 15 años, y Jayden, de 14 con su exmarido Kevin Federline

por M. J. Somoza

En medio de la batalla legal que la enfrenta a su padre, Britney Spears encuentra sus mejores apoyos en casa. La intérprete no suele prodigarse ya en eventos públicos ni tampoco fotografía a menudo a sus dos hijos, por lo que en la última imagen que ha compartido con ellos se puede comprobar el impactante cambio físico de ambos. Sean, de 15 años, y Jayden, de 14, han dado el típico estirón y ya superan en altura a su madre, que ha hecho una reflexión muy personal sobre la maternidad. “Es una locura cómo vuela el tiempo” comienza. “Es muy difícil para cualquier madre, especialmente una madre con chicos verles crecer tan rápido (…) Tengo mucha suerte porque mis hijos son muy caballerosos y amables así que algo he debido hacer bien” asegura.

Britney Spears, la princesa del pop que resurge de sus cenizas pidiendo libertad

Los trece años de lucha de Britney Spears por su libertad protagonizan un documental

VER GALERÍA

La intérprete explica que no ha compartido muchas fotografías con sus hijos porque ya tienen una edad en la que quieren expresar su propia identidad, algo que ella comprende. Asegura que fue una sorpresa que la dejaran compartir esta instantánea y bromea diciendo que “ya no siente que la dejan al margen”, algo que tiene que celebrar. El tiempo que pasa con sus hijos para la intérprete de Ups! I did it again es precioso. Compartía la custodia con su exmarido Kevin Federline al 50% pero un incidente de su hijo Sean con su padre Jamie, provocó que el bailarín pidiera un cambio en las condiciones en perjuicio de la artista.

Un cambio en la custodia

Desde hace cerca de un año y medio, Britney pasa menos tiempo con los niños, un 30% exactamente, lo que causó un nuevo conflicto con su padre. Fue una pelea entre abuelo y nieto la causante del enfado de Federline, que acusó a Jamie de agredir a su hijo. Su reacción fue cambiar la custodia de los todavía menores, algo que disgustó mucho a Britney, víctima colateral de lo ocurrido. La pelea judicial que mantiene la cantante para librarse de la tutela que su padre ejerce sobre ella desde hace trece años sumaba así un nuevo punto de fricción.

VER GALERÍA

El reciente documental que se ha emitido sobre la vida de Britney Spears, Framing Britney Spears, ahonda en su situación personal y en los acontecimientos que la llevaron al punto en que se encuentra, analizando las consecuencias de la fama y la exposición pública que ha tenido desde que era una adolescente. A sus 39 años, su padre sigue teniendo el control sobre la gestión económica de su patrimonio y, aunque trató de ejercerlo en solitario, el tribunal le ha obligado a seguir compartiendo esta labor con un equipo de asesores. El objetivo final de la artista es lograr su independencia demostrando que ya está capacitada para manejar su vida.

Para conocer lo más relevante de hola.com y no perderte artículos como este, suscríbete a nuestra newsletter aquí.

Activa las alertas de ¡HOLA! y entérate de todo antes que nadie