Britney Spears

Tiene que consultar sus decisiones con un asesor, escogido por la cantante

El padre de Britney Spears sufre un varapalo en los juzgados

Jamie Spears había solicitado el control único de la fortuna de su hija, algo que le ha negado el juez

por M. J. Somoza

El padre de Britney Spears ha sufrido una derrota en los tribunales y, aunque todavía no es la que esperan la artista y sus fans, es un paso importante. La justicia ha rechazado que Jamie Spears sea el único que ejerza la tutela leal sobre la intérprete como había pedido este, así que tendrá que seguir compartiéndola. La Corte Superior de Los Ángeles rechazó la petición de Jamie y señaló que, aunque continuará siendo el tutor legal de su hija, deberá consultar todas sus decisiones referentes a las finanzas con el fondo privado Bessemer Trust, una firma de asesoría de inversiones y gestión patrimonial elegida por la intérprete. En noviembre del pasado año, la jueza Brenda Penny accedió a nombrar a Bessemer co-conservadora de su patrimonio junto con Jamie Spears, decisión que fue rebatida por el padre con el argumento de que reducía su poder sobre los bienes de su hija. La justicia ha desestimado ahora sus objeciones.

Britney Spears no quiere volver a cantar hasta librarse de la tutela de su padre

La antigua mansión de Britney Spears en Beverly Hills sale a la venta

VER GALERÍA

Esta resolución suma un punto a favor de la tesis de Britney, que lleva meses tratando de librarse de este control paterno que dura ya 13 años. En próximas sesiones judiciales sus abogados tratarán de convencer al juez para que retire esta tutela y lograr así que la princesa del pop recupere la libertad para tomar decisiones sobre su vida. “No es ningún secreto que mi cliente no quiere a su padre como cotutor, pero reconocemos que es un tema aparte”, indicó el abogado de la cantante, Samuel Ingham, sobre esta resolución que si bien les beneficia, no satisface de momento su petición principal. Las próximas audiencias en las que se verá precisamente este tema se celebrarán el 17 de marzo y el 27 de abril.

Un control que se remonta a 2008

Britney, de 39 años, están librando una intensa batalla legal con su progenitor para acabar con la tutela por la que este supervisa todos los aspectos de la vida pública de su hija desde 2008. Es precisamente esta vigilancia la protagonista del documental Framing Britney Spears, que repasa el ascenso y la caída de la artista poniendo en el punto de mira la figura de su padre (se insinúa que Jamie fue una figura abusiva para la artista).

VER GALERÍA

Las actuaciones de la artista se suspendieron en 2018 y ella asegura que no está dispuesta a subirse de nuevo a un escenario porque tiene miedo a este control.  Miles de seguidores luchan junto a la intérprete de Ups! I did it again para que pueda cambiar su vida y, como ha dicho ella misma, “ser una persona normal” a través de la campaña en redes sociales que tiene como lema #FreeBritney (Libertad para Britney), que ha dado ya la vuelta al mundo.

Para conocer lo más relevante de hola.com y no perderte artículos como este, suscríbete a nuestra newsletter aquí.

Activa las alertas de ¡HOLA! y entérate de todo antes que nadie