EXCLUSIVA

Alejandra, Eugenia y Claudia, las hijas de Bertín nos hablan por primera vez de la separación de su padre y posan con su hermana pequeña Ana Cristina

Un excepcional reportaje de las cuatro hermanas, que han heredado la belleza y elegancia de su madre, Sandra Domecq

Hermanas Osborne Domecq

Te quedan x días gratis. Recuerda navegar con tu sesión iniciada.

Te quedan pocas horas gratis. Recuerda navegar con tu sesión iniciada.

Estás en tu periodo de prueba gratuita. Sigue disfrutando de ¡HOLA!+.

HOLA.com, tu revista en internet

Tu período de prueba gratuita en ¡HOLA!+ se ha activado con éxito

Disfruta de todo el contenido totalmente gratis durante 7 días.

Recuerda navegar con tu sesión iniciada.

Ya tienes una suscripción activa.

Recuerda navegar con tu sesión iniciada.

Cualquier cosa que nos propongan hacer a las cuatro juntas siempre nos apetece. Ahora mismo, cada una ya vamos haciendo nuestra vida, trabajo, ciudad, parejas, familias, etcétera, así que cualquier motivo para reunirnos siempre será bienvenido con mucha alegría”, nos dice Eugenia. A su lado, Alejandra, Claudia y Ana Cristina, la pequeña de estas cuatro fantásticas bellezas de rompe y rasga y elegancia heredada de su madre, la recordada Sandra Domecq. Son las nuevas embajadoras de Hoss Intropia en el regreso de la firma, que nos trae de nuevo los diseños románticos y ultrafemeninos con los que posan en este excepcional reportaje. Nos revelan sus retos, proyectos y los giros y cambios en los que están inmersas todas ellas, cada una en sus respectivas vivencias personales y profesionales, y las tres mayores, Alejandra, Eugenia y Claudia, hablan por primera vez tras la separación de su padre, Bertín Osborne, y Fabiola, mientras Ana Cristina, nacida de la unión de Sandra Domecq con Fernando Portillo, nos confirma que son ‘las cuatro mosqueteras’, unidas en lo bueno y en lo malo. ‘Una para todas y todas para una’.

“Me dio mucha pena. A mi padre lo veo bien y tranquilo y a Fabiola claro que la veremos, nuestra relación es independiente de lo que pase entre ellos”, dice Eugenia
Hermanas Osborne Domecq©Chesco López
Espectaculares, de izquierda a derecha, Ana Cristina, Alejandra, Eugenia y Claudia, con los nuevos diseños de Hoss Intropia. Las cuatro hermanas, embajadoras de la firma en su regreso, representan el espíritu que quiere transmitir: femeninas, seguras de sí mismas, con fuerte personalidad, creativas y con estilo propio.

Habla Alejandra

—Alejandra, cada una os dedicáis a profesiones diferentes, ¿es esta la primera vez que las cuatro hermanas trabajáis juntas?

—Sí, es la primera vez que hacemos algo juntas y ¡me encanta! Sobre todo, para Hoss Intropia, que siempre me encantó y que me hace mucha ilusión que vuelva.

—¿Y cómo ha sido la experiencia?

—¡Pues muy buena! Nos lo hemos pasado genial, me encanta estar con mis hermanas. Y todo el equipo es maravilloso. ¡Ha sido un gustazo conocer a tanta buena gente!

—Hace tiempo que decidiste dar un cambio de rumbo en el aspecto profesional.

—Tuve la oportunidad de dedicarme a lo que más me gusta, el mundo de la decoración… ¡y no lo dudé ni un segundo!

—¿Qué rasgos de tu personalidad, Alejandra, crees que son los que mejor te definen?

—Soy una persona con las ideas claras, sincera, paciente, creativa, alegre y creo que buena persona... ¡Pregúntale a mis hermanas!

“Seguimos siendo una familia unida, pase lo que pase —comenta Claudia—. Tenemos pendiente con Fabiola una comida en las próximas semanas”

—¿En qué dirías que os parecéis las cuatro?

—No nos parecemos nada entre nosotras. Jajaja...

—¿Soléis veros a menudo o no tanto como os gustaría?

—En mi caso, no tanto como me gustaría porque vivo en Sevilla. Pero hago lo que puedo para verlas lo más posible. Tenemos un chat de hermanas y, cuando entre ellas se escriben, porque han quedado, yo lo leo desde Sevilla ¡y me subo por las paredes de la envidia!

—Vuestra relación, entonces, es tan buena como transmitís.

—¡Pues sí! Yo, como me río con mis hermanas, ¡no me río con nadie! Por supuesto, tenemos nuestras peleíllas, pero como cualquiera.

Hermanas Osborne Domecq©Chesco López
Claudia y Ana Cristina, de veintisiete años, la menor de las cuatro, nacida de la unión de Sandra Domecq con Fernando Portillo.

—Unidas en los buenos y en los malos momentos.

—¡En los buenos y en los malos más! Mis hermanas son mi gran apoyo.

—¿Cómo estás viviendo este difícil momento que atraviesa la familia con la separación de tu padre y Fabiola?

—Pues lo estamos llevando muy bien porque ellos así lo están haciendo. Creo que lo están haciendo estupendamente y con muchísimo respeto y cariño.

“Físicamente, Claudia y yo somos las que más nos parecemos a mi madre… En cuanto a forma de ser, todas tenemos algo de ella que sale a relucir en diferentes momentos”, nos cuenta Ana Cristina

—¿Cómo ves a tu padre?, ¿cómo está?

Mi padre está bien, él siempre ha sido una persona muy positiva y que transmite mucha tranquilidad en momentos difíciles.

—¿Lo has visto a menudo todo este tiempo?

—Sí, lo he visto mucho. Cada vez que podemos.

—¿Lo apoyas siempre en todo lo que hace?

—¡Claro! Igual que él a nosotras.

Hermanas Osborne Domecq©Chesco López
“Es la primera vez que hacemos algo juntas y ¡me encanta! Sobre todo, para Hoss Intropia, que siempre me encantó y que me hace mucha ilusión que vuelva”, asegura Alejandra, que posa en esta imagen junto a sus hermanas.

—Siempre has dicho que mantienes una relación excelente con Fabiola, ¿sigue siendo así?

—Así es, de hecho, hemos quedado la semana que viene, ¡estoy deseando verla!

—¿Sigues considerándola parte de la familia? ¿Os vais a seguir viendo?

—¡Pues claro! Es la madre de mis hermanos y ha sido una persona importante en nuestras vidas, y lo seguirá siendo.

“Algún consejo de ‘coaching’ le he dado a mi padre, pero eso se queda entre él y yo —ríe Claudia—. Estamos intentando hacer piña a su alrededor todo lo que podemos”

—¿Cómo están tus niños?

—Mis niños, enormes. Impresiona mucho que tu hijo tenga catorce años y te saque una cabeza, ¡madre mía! Los tres están muy bien y sanos, que es lo único importante. Son niños muy buenos, muy inquietos y nobles. Me lo paso pipa con ellos, me río mucho.

Habla Eugenia

—Vuestro lema podría ser ‘una para todas y todas para una’, Eugenia.

—Desde luego, mi madre nos lo inculcó de pequeñas y creo que es la mejor herencia que nos dejó.

—Es decir, que como las cuatro mosqueteras.

—Jajaja..., ¡sí!

—¿A quién de vosotras le gusta más la moda?

—Creo que a todas nos gusta muchísimo, pero la que se dedica más a nivel profesional soy yo.

Hermanas Osborne Domecq©Chesco López
“Creo que a todas nos gusta muchísimo la moda, pero la que se dedica más a nivel profesional soy yo”, nos dice Eugenia, que resalta los gustos diferentes de cada una, “igual que nuestras personalidades y nuestro físico”. Junto a ella, Alejandra, que se define como “la más loca” de todas, entre risas.

—Pero, desde luego, tenéis estilos diferentes.

—Muuuuy diferentes, igual que nuestras personalidades y nuestro físico.

—Aun así, ¿os ‘robáis’ ropa las unas a las otras de vuestros armarios?

—¡Mucho! Jajaja... A mí personalmente me encanta meterme en el armario de Claudia, jajaja...

—¿Sigues en tu proceso de reinvención? ¿Hacia dónde te está llevando?

—Me está llevando al mundo del deporte y de la cocina. Personalmente, creo que van muy de la mano, pero no me olvido de mi pasión, que es la moda.

Eugenia: “Doy consejos a mis hermanas cuando me los piden, aunque a veces no sea lo que quieren escuchar, digo lo que pienso”

—¿En qué crees que te pareces más a tu padre y en qué más a tu madre?

—A mi padre, en lo cabezota que soy, y a mi madre, en que siempre tengo mi casa abierta para todo el mundo y en el sentido del humor.

Alejandra: “¡Como me río con mis hermanas no me río con nadie! Por supuesto, tenemos nuestras peleíllas, pero como cualquiera”

—¿Eres buena consejera de tus hermanas o eres tú la que recibes consejos?

—Los problemas siempre que se ven desde fuera se ven con perspectiva. Yo doy consejos cuando me lo piden, aunque a veces no sea lo que quieren escuchar, digo lo que pienso.

—Hace pocos meses, Claudia lanzó su libro, donde se desnuda emocionalmente y es valiente al contar cosas que le han pasado, ¿os sorprendió?

—Ya sabíamos que lo estaba haciendo y ha tenido siempre nuestro apoyo. Siempre lo tendrá.

—¿Estás contenta de ver a Claudia feliz y enamorada?

—Claro que sí. Si ella es feliz, yo también.

—¿Cómo estás viviendo este difícil momento que atraviesa la familia con la separación de tu padre y Fabiola?

—Bien, ellos lo están haciendo tan bien y fácil que es imposible vivirlo mal.

—¿Te sorprendió la decisión?

—Me dio mucha mucha pena.

Bertín Osborne, Sandra Domecq e hijas©Hola
Imagen familiar de Sandra Domecq y Bertín Osborne con sus tres hijas, Alejandra, Eugenia y Claudia —que entonces contaban con once, cuatro y un año, respectivamente—, tomada la Semana Santa de 1990, durante el primer viaje que Sandra hizo con las niñas a la casa del cantante en Miami, una vez separados.

—¿Cómo ves a tu padre en estos momentos? ¿Lo has visto a menudo todo este tiempo?

—Lo veo bien y tranquilo. Intentamos vernos, pero es que ahora es todo tan difícil.

—¿Habéis hecho piña a su alrededor?

—¡Claro que sí! Nos han educado para estar siempre unidos pase lo que pase.

Claudia: “De mi madre creo que he heredado la faceta reflexiva y espiritual, y de mi padre he heredado las ganas de vivir y experimentar”

—¿Lo apoyas siempre en todo lo que hace?

—Sí, aunque no esté de acuerdo a veces, siempre lo hacemos. Siempre estamos, como él para nosotras.

—Con Fabiola seguís manteniendo la buena relación de siempre.

—Por supuesto, es nuestra familia y siempre lo será. Nos seguiremos viendo, claro, nuestra relación es independiente de lo que pase entre ella y mi padre.

Sandra Domecq©GTres
Abajo, Bertín y Sandra con su hija mayor, Alejandra, el día del bautizo de la segunda, Eugenia. Izquierda, un retrato de Sandra, de quien sus hijas han heredado la elegancia y belleza. Derecha, Bertín abraza a sus hijas.

—¿Crees que una pareja debe luchar hasta el fin, a pesar de los problemas que puedan surgir en la convivencia, para salvar un matrimonio?

—Hasta que no se pueda más, sí. Si ya no se puede más...

—¿Hay algo de lo que te arrepientas y cambiarías de tu vida si pudieras?

—Sí, solo una: pasaría más tiempo con mi madre.

—Tienes tres hijos pequeños, ¿cómo te organizas?

—Tengo niños muy buenos que entienden que trabajo desde casa. Y ayuda tengo, si no, sería imposible.

Habla Claudia

—¿Qué ha sido, Claudia, lo mejor de esta experiencia con tus hermanas?

—Pasar tiempo con ellas, reconectar…

—Trabajaste en el mundo de la moda, ¿sigues vinculada a ella de alguna manera?

—Realmente no, excepto cuando aparecen propuestas con marcas como Hoss Intropia, conscientes y respetuosas con el medio ambiente y con un mensaje necesario para la sociedad.

Eugenia: “Mi momento de reinvención me está llevando al mundo del deporte y de la cocina, pero no me olvido de mi pasión, que es la moda”

—¿Qué está dando hoy en día el mundo del coaching?

—Yo creo que está arrojando luz y esperanza a problemas que atormentan a la sociedad actual.

Hermanas Domecq©Hola
La familia en la boda de Alejandra con Joaquín Buendía, el 25 de octubre de 2003, un momento de especial felicidad para todos. Tras una dura batalla contra la enfermedad, Sandra Domecq fallecía el 13 de agosto de 2004.

—¿Te ha ayudado también en el amor?

—Me ha ayudado a mí y, como resultado, a todas las facetas de mi vida, incluido el amor.

—Dos mil veinte fue un año de giros y cambios que, decías, te han llenado mucho. ¿Cómo está siendo este dos mil veintiuno?

—Dos mil veintiuno está siendo el comienzo de un nuevo ciclo vital para el que me siento muy preparada y, por tanto, muy ilusionada.

Ana Cristina: “Me encantaría ver a Claudia casarse, pero creo que todo llega cuando tiene que llegar. Y también me gustaría casarme a mí, pero, a corto plazo, no entra en mis planes”

—¿Qué rasgos de tu personalidad crees que son los que mejor te definen?

—Empática, divertida, profunda e inquieta.

—¿Crees que os parecéis las hermanas o sois muy distintas entre vosotras?

—Yo creo que, en esencia, nos parecemos todas, pero andamos en un proceso distinto. Hay épocas en las que confluyo con una y otras con otra…

—¿Qué te han dicho de tu libro, Lo mejor de ti?

—Están muy orgullosas.

Hermanas Osborne Domecq©Chesco López
“Me parecen diseños muy actuales, muy femeninos, marcados por un toque ‘vintage’ (años setenta), que es la tendencia de las últimas temporadas. Los estampados tan presentes como antes. Estoy feliz de que haya vuelto y además formar parte de ello”, nos dice de Hoss Intropia Eugenia —que pronto cumplirá treinta y cinco años—, junto a estas líneas, con Ana Cristina.

—¿La experiencia de escribir un libro como este te ayudó a liberarte de miedos e inseguridades del pasado?

—Durante todo el proceso me he sentido ‘en mi elemento’, no sé cómo explicarlo, pero me ha resultado muy natural, como si no fuese la primera vez que lo hacía, tanto que estoy deseando escribir el segundo.

—¿Quizás estés pensándolo ya?

—¡Claro!

—¿Y a tu padre le gustó?

—Le gustó muchísimo y nos ha acercado más aún si cabe.

—¿Qué has heredado de él y qué de tu madre?

—De mi madre creo que he heredado la faceta reflexiva y espiritual y de mi padre he heredado las ganas de vivir y experimentar.

—¿Cómo ves a tu padre en estos momentos?

—Lo veo muy sereno.

—Como coach, ¿le has dado algún consejo en estos momentos emocionalmente más difíciles?

—Alguno le he dado, pero eso se queda entre él y yo, jajaja...

Hermanas Osborne Domecq©Chesco López
“Confío mucho en mi instinto. Ahora mismo, me estoy moviendo mucho en el terreno espiritual porque me siento llamada a ello, así que, de momento, en esas estoy”, nos comenta Claudia, sobre estas líneas, con Alejandra, de cuarenta y un años. “Por supuesto, el amor es importante para mí. Y esta etapa me ha traído muchísimos cambios y estoy inmensamente agradecida”, continúa la ‘coach’, que, a sus treinta y dos años, vive su mejor momento personal junto a José Entrecanales.

—¿Cómo estás viviendo este momento con la separación de tu padre y Fabiola?

—Lo estoy viviendo de manera natural, y he de decir que mi padre y Fabiola están ayudando mucho a ello porque ellos son los primeros que lo están llevando así. Seguimos siendo una familia unida, pase lo que pase.

—Y la relación con Fabiola, según decís todas, es igual de buena.

—Sí, siempre. Es parte de la familia, tenemos pendiente una comida en las próximas semanas.

—¿Es importante el amor para ti, Claudia?

—Por supuesto.

—En esta etapa de tu vida, ¿el amor te ha traído muchos cambios para bien?

—Muchísimos, y estoy inmensamente agradecida.

—¿Te ves formando una familia, te gustaría?

—Llegado el momento, claro que sí.

Habla Ana Cristina

—¿Es la primera vez que posáis así juntas?

—No es la primera vez, pero no solemos tener la oportunidad de trabajar juntas, algo que nos encanta y es un regalo.

—Estás explorando un mundo que te gusta mucho, la pintura, ¿cómo va esta nueva aventura?

—¡Me está encantando! Aunque quiero seguir aprendiendo e ir poco a poco con proyectos interesantes, dedicando el tiempo que se merecen y cuidando los detalles.

Alejandra: “Fabiola es la madre de mis hermanos, ha sido una persona muy importante en nuestras vidas y lo seguirá siendo”

—Pero sigues trabajando como ejecutiva en la misma empresa —la que presta servicios como armadores de buques, agentes de aduana, transporte y almacenaje—.

—Sí, sigo trabajando en la misma empresa y estoy muy contenta, me siento muy afortunada de poder conocer el negocio familiar y aprender sobre algo tan importante. Es un sector muy interesante y muy poco conocido, hace un trabajo que parece invisible y resulta esencial. En los meses más restrictivos del confinamiento, continuábamos trabajando.

—¿Cómo describirías tu momento actual?

—Atravieso un momento muy emocionante y con muchísimas ganas de este año. Quiero dedicarme más tiempo a mí misma, quiero seguir desarrollándome en el trabajo, quiero seguir aprendiendo a hacer cerámica, quiero seguir pintando y continuar con mis primeros encargos de dibujos y acuarelas.

Bertín Osborne y sus hijas©Javier Alonso
Bertín y Fabiola con las tres hijas del artista, que, aseguran, seguirán manteniendo la misma relación con la madre de sus hermanos, Kike y Carlos.

—¿Qué habéis heredado cada una de vuestra madre, Ana Cristina?

—Creo que todas hemos heredado la sensibilidad de mi madre y cada una la ha desarrollado de manera diferente: Alejandra la creatividad, Eugenia el tener sus puertas abiertas para todo el mundo siempre, Claudia la espiritualidad y yo la empatía.

—¿Quién se parece más a ella de las cuatro?

—Pues te diría que, físicamente, Claudia y yo somos las que más nos parecemos a ella… En cuanto a forma de ser, todas tenemos algo de ella que sale a relucir en diferentes momentos.

—¿Quién es la más moderna y quién la más clásica?

—A pesar de ser las mayores, para mí, Alejandra y Eugenia son las más modernas, y Claudia y yo, las más clásicas.

—Parece que todas estáis comenzando proyectos nuevos que también suponen para las cuatro nuevos caminos.

—Sí, creo que esta pandemia nos ha hecho darnos cuenta de muchas cosas y sacar nuestro auténtico yo a la luz. Me parece algo muy emocionante y espero que cuando todo vuelva a la normalidad no se nos olvide lo que hemos aprendido de nosotras mismas.

—¿A Claudia la ves especialmente feliz, profesional y personalmente?

—Sí, puedo afirmar que nos encontramos en una buena época y que, además, somos conscientes de ello, que es lo más importante. Ojalá eso dure. Estoy muy agradecida, aunque el momento no acompañe.

—¿Iréis entonces pronto de boda, Ana Cristina? O al menos… ¿a ti te gustaría ver casarse a Claudia?

—¡Nunca se sabe! Me encantaría ver a Claudia casarse, pero creo que todo llega cuando tiene que llegar.

—Y tú, ¿no te has decidido aún a dar ese paso?

—Me encantaría hacerlo algún día, pero, a corto plazo, no está en mis planes.

Portada HOLA 3996©Hola


Texto: Marta Gordillo

Producción: Inés Domecq

Fotos: Chesco López (X ARTIST MANAGEMENT)

Vestuario y accesorios: Hoss Intropia