Ya sabemos cómo justificarán la ausencia de Kim Catrall en la secuela de 'Sexo en Nueva York'

'And just like that...'

Ya sabemos cómo justificarán la ausencia de Kim Catrall en la secuela de 'Sexo en Nueva York'

La ficción seguirá a sus protagonistas, con excepción de Samantha, dieciséis años después del final de la serie

por Marina Ortiz Cortés

Si bien conocimos a Carrie, Samantha, Charlotte y Miranda cuando tenían treinta años y vivían una vida llena de desequilibrios en Manhattan, la nueva secuela que prepara Sarah Jessica Parker para los personajes de Sexo en Nueva York tendrá una gran ausencia. Cuando HBO anunció la noticia de que una de sus series más populares volvía a cobrar vida ya avisó que el personaje de Samantha, interpretada Kim Catrall, no volvería, aunque sí que lo harían las otras tres mujeres. Una revelación que producía emoción y desilusión a partes iguales entre los seguidores de la ficción, basada en una novela de Candace Bushnell y emitida entre 1998 y 2004.

Conoce todos los detalles de la secuela de 'Sexo en Nueva York'

VER GALERÍA

Samantha Jones, la más polémica de las cuatro protagonistas, no estará en la secuela de la serie, que se llamará And just like that... y seguirá las vidas de Carrie (Sarah Jessica Parker), Charlotte (Kristin Davis) y Miranda (Cynthia Nixon). ¿Cómo justificarán su ausencia? Todo el mundo había especulado con la posibilidad de que fuera algo tan duro como la muerte del personaje, pero los esfuerzos de los guionistas parecen tirar por otro camino: será otro poderoso motivo, uno con el que seguro que se identifican los seguidores de la ficción. 

¡Ya está aquí! Mira las primeras imágenes de la secuela de 'Sexo en Nueva York'

"No queremos rehacer Sexo en Nueva York", ha comentado Casey Bloys, jefe de contenido de HBO Max, en una entrevista con el medio especializado estadounidense TVLine. "No vamos a intentar que estos personajes revivan su treintena. Esto es una historia sobre mujeres de cincuenta años que viven cosas que atraviesa la gente de esa edad", ha compartido. "Igual que en la vida real, la gente viene y va de tu vida. Las amistades se van perdiendo y otras nuevas empiezan", explica el productor. "Creo que es algo muy indicativo de cada etapa de tu vida, intentamos contar la realidad de ser una mujer de 50 años en Nueva York. Así que debería ser natural que los amigos que tienes a los 30 no son los mismos que los que tienes a los 50", finaliza.

VER GALERÍA

Otro cambio que habrá en esta nueva versión de la serie, que retomará la vida de Carrie Bradshaw cuando han pasado diez años desde la última película que desarrolla su trama en Abu Dabi, será para encajar en los estándares de esta nueva década. Tanto el reparto como el equipo tras las cámaras será diverso, para intentar enmendar las críticas que han recibido por parte de las nuevas generaciones respecto a la original, en la que el 99% de los participantes eran caucásicos.

¡Vuelve 'Sexo en Nueva York! Así imaginamos los looks de sus protagonistas 15 años después

Cada una de las actrices recibirá más de un millón de dólares por cada uno de los nuevos diez capítulos. No solo serán protagonistas, sino que serán también productoras ejecutivas y podrán colaborar de manera activa en el producto final. Quizás de esta manera puedan reflejar ese je ne sais quoi que hizo de Sexo en Nueva York una de las series más populares de finales de los 90 y comienzos del nuevo milenio. Desde luego lo tendrán difícil, porque el creador de la ficción original, Darren Star, tampoco estará en el equipo

Haz click para ver ‘El Armario de Sarah Jessica-Parker’, un formato que desglosa al detalle las claves de su estilo actual y a lo largo de los años. Puedes ver más en la nueva plataforma de vídeo ¡HOLA! PLAY, donde encontrarás programas de cocina, moda, decoración y documentales biográficos de ‘royals’ y ‘celebrities’. ¡No te lo pierdas!

Loading the player...

Para conocer lo más relevante de hola.com y no perderte artículos como este, suscríbete a nuestra newsletter aquí.

Activa las alertas de ¡HOLA! y entérate de todo antes que nadie